*Artículo cedido por Leticia Bidmar, maquilladora profesional de Letybid Make Up & Styling.

 

La clave principal para el maquillaje de la próxima temporada primavera - verano 2011 sigue siendo la piel, pero no una piel ultra pálida como se llevaba en los últimos años, sino una piel saludable. Así que mi principal consejo es cuídate por dentro para asegurarte el mejor lienzo, y así tendrás que invertir menos en correctores y fondos de maquillaje.

 

 

El look “cara lavada” o “nude” sigue estando de moda pero con un poco de bronceador (bien en polvo, bien en crema, pero mejor si es natural). Eso sí, el gran aliado total en cualquiera de los looks será el iluminador.

Los iluminadores vienen en varios formatos: fluidos, cremas o incluso polvos. Algunos son mate (significa que solo dan luz en forma de color más claro) como es el caso del YSL Touche Eclat. Pero los que están más de moda son los que dejan un acabado casi plastificado o satinado en la piel por contener micro pigmentos nacarados. Estos vienen en varias tonalidades y sub-tonalidades. a la hora de elegir el más adecuado debemos tener en cuenta no solo el color de la piel, sino también el tipo.

El iluminador puede aplicarse en cualquier parte de la cara y según tus formas te favorecerá más en unas zonas que en otras. En general a todas nos favorece muchísimo aplicado en la zona del pómulo (justo encima) y dando rodeando al ojo por las sienes hasta llegar a la frente justo encima del arco de la ceja. También queda muy bonito en la esquina interior del ojo y rodeando el lagrimal. Tened en cuenta que allí donde lo apliquéis resaltará la zona, enfocando la atención a esos puntos.

 

 

La otra clave para el maquillaje de la nueva temporada es el color de la barra de labios: rosa fucsia para tonalidades frías (las claves para aplicarlo son las mismas que marcamos en el artículo Tutorial de maquillaje de fiesta con labios rojos). Para las pieles cálidas mejor un naranja bien fluorescente. Imprescindible que los pintalabios sean de acabado mate o apenas satinada, y nada de gloss encima. Completa el look con un poco de mascara de pestañas y listo.

La última de las tendencias es para aquellas que prefieren resaltar los ojos. Hemos visto un ahumado que da la vuelta entera al ojo pero en colores metalizados y de nuevo las grandes apuestas son el rosa fucsia (ideal para los sub tonos frios con ojos azules o negros) y el naranja/bronce (perfecto para los sub tonos cálidos, con ojos miel, verdosos o marrones).

 

 

Para acabar el look, pintamos ligeramente las pestañas pero nada de perfilar el ojo en negro. El marco debe hacerlo la sombra con que hacemos el ahumado, que puede ser en polvo o mejor aún si es en formato crema (más fácil de usar).  La aplicamos dando la vuelta entera al ojo bien concentrada y luego con un pincelito de cerdas blandas difuminamos bien los bordes hasta conseguir el efecto deseado.