Las sesiones postboda, conocidas en Estados Unidos como "trash the dress" (destroza el vestido), se realizan días después de la boda en el lugar que hayáis decidido con vuestro fotógrafo.

Una vez ha pasado el gran día e incluso la luna de miel, ya sin tensiones, os enfundaréis de nuevo en vuestro traje y vestido de novia respectivamente para salir a disfrutar de una sesión de fotos muy distinta.

  • El lugar puede ser el que queráis. La playa, la montaña, un parque, la ciudad... elegid el sitio en el que os podáis relajar con más facilidad.
  • No hace falta que os peinéis ni maquilléis como el día de la boda, de hecho, mejor si tanto una cosa como la otra son más naturales, como lo haríais cualquier día.

Angel Conde

 

  • Mentalizaos de que vais a pasarlo bien, a relajaros y a pasar un rato muy bonito juntos.
  • No os preocupéis por la ropa, esa es la gracia, si el vestido se mancha o si el pelo se alborota, no importa.
  • Para la novia es la ocasión ideal para volver a lucir su vestido de novia que de otra forma acabaría guardado en un armario tras la tintorería.
  • Para el novio es el momento de quitarse la chaqueta, aflojarse la corbata, arremangarse los pantalones y olvidarse del protocolo.

 

A algunos novios los nervios no les dejan disfrutar de las fotos el día de su boda, pero en la sesión postboda, en la que además ya conoceréis mejor a vuestro fotógrafo, no podéis hacer otra cosa que eso, pasarlo bien y ser muy, muy felices. Será un recuerdo inolvidable.


Foto 1: Fotos Linares

Foto 2: Angel Conde

Foto 3: Jesús Figuereo