Dejad de pensar por un día en vuestro perfecto vestido de novia o en el look maravilloso que lucirán vuestras amigas sacándole el máximo potencial a su belleza enfundadas en un impecable vestido de fiesta. A pocos meses del "sí, quiero", ¡toca pensar en la despedida de soltera!

Desde siempre han existido despedidas de solteros, pero las que se celebran hoy en día son distintas a las que se festejaban hace siglos. Origen incierto. Los historiadores afirman que las despedidas de soltero tienen su origen en la antigüedad. Algunos, las atribuyen a fiestas griegas báquicas o a ritos de fertilidad de Mesopotamia, otros a costumbres de Esparta o a una romántica historia que sucedió en Alemania durante la Edad Media. Lo cierto es que es difícil saber su origen exacto.

En honor del Dios Baco

La primera teoría sitúa su origen en las antiguas fiestas griegas báquicas, que se celebraban en honor del dios del vino. Protagonizadas en su mayoría por hombres festejaban el final de la elaboración del vino con una procesión hasta el Templo de Baco en el que se representaba el misterio de la boda del dios con la joven Koré.

Equinoccio de primavera

La segunda teoría las relacionan con la fiesta de la fertilidad mesopotámica durante el equinoccio de primavera. Durante 12 días se sucedían festejos masculinos que culminaban con el matrimonio sagrado entre el rey y una sacerdotisa. También en Esparta se celebraban algo parecido a despedidas de soltero, en la que el novio decía adiós a su soltería y juraba fidelidad a sus amigos, de los que nunca se separaría.

Historia de amor

Finalmente, otra teoría asegura que tienen su origen en la Alemania de la alta edad media. De esa época nos llega una historia de amor, en la que un joven muy pobre, al no poder pagar la dote de su amada, es rechazado por la familia rica de la novia. Era tan grande el amor que se tenían que sus amigos, al enterarse que querían unirse en matrimonio y no podían comprar nada, celebraron una semana antes de la boda un gran festejo y consiguieron reunir en su humilde casa muebles, enseres y todo lo necesario para poder vivir dignamente. De esta fiesta derivaron las posteriores despedidas de soltero.

¿Y hoy en día?

Las despedidas de soltero ha evolucionado con el paso del tiempo. En la actualidad es una fiesta para estar con los amigos y celebrar una nueva etapa en la vida. Hasta hace apenas cincuenta años se centraba solo en salir con los amigos, acudir a algún espectáculo subido de tono e incluso echar alguna cana al aire. En la última década todo ha cambiado, porque la despedida de soltero no se concibe únicamente como esa última noche de juerga, esa última posibilidad de pasárselo bien. Se trata de reunirse y disfrutar juntos del fin de la soltería. Además, con la igualdad de sexos, también han aparecido las despedidas de soltera.

Ellos con ellos y ellas con ellas

A pesar de las transformaciones experimentadas, la mayoría de las despedidas de solteros se siguen celebrando por sexos separados, aunque cada vez más se dan despedidas mixtas, sobre todo entre los más jóvenes. También existen fiestas organizadas por empresas, algunas de ellas multitudinarias, donde el baile, el alcohol, los espectáculos picantes y otras actividades, como el paintball o los deportes de riesgo son los grandes protagonistas. Una tendencia en alza son las despedidas que incluyen el ocio o el turismo experiencial en el que el novio o la novia acompañados de sus mejores amigos hacen un viaje corto para divertirse juntos y celebrar la próxima boda de un modo muy especial.