La diseñadora de moda nupcial Isabel Zapardiez, que lleva la pasión de la confección en su ADN, acaba de trasladar su estudio en San Sebastián para crear un nuevo espacio de alta costura. El local está ubicado en pleno centro de la ciudad, concretamente en la calle San Marcial, muy cerca de su anterior ubicación. La mudanza abre una nueva etapa en la evolución de la marca. "Ahora disponemos de mayor capacidad logística para dar rienda suelta a nuestra imaginación y poner en marcha iniciativas que antes no podíamos llevar a cabo" afirma la modista, quien ha presentado sus nuevas colecciones en las pasarelas más importantes del universo bridal, como la Valmont Barcelona Bridal Fashion Week, la Couture Fashion Week de Nueva York y el World Bridal Show de Londres, entre otras.

Ambientes acogedores

El nuevo espacio mantiene las señas de identidad de la firma, que son la confección de alta costura y el trabajo artesano a medida. Con esas premisas, los ambientes se han diseñado para transmitir singularidad, elegancia y confort. En ellos priman las tonalidades neutras, siempre armónicas y muy luminosas. Además, el nuevo establecimiento cuenta con más metros que el anterior, lo que ha favorecido que la distribución de los espacios sea más acogedora.

Interiores inspirados en la alta costura

Con la inauguración del nuevo estudio, Isabel Zapardiez pretende que se perciba el ambiente de alta costura de principio a fin. Es decir, desde que se traspasa el umbral y uno se adentra en el establecimiento, descubriendo todas sus propuestas en vestidos de novia y trajes de fiesta.

La zona comercial es grande y diáfana, y está presidida por una gran pantalla. En los probadores todo es tranquilidad y sosiego, gracias a una decoración minimalista donde se ha conseguido que reine un ambiente de intimidad, idóneo para las clientas.

Además de los exclusivos diseños nupciales, también se exhiben todo tipo de complementos creados por Zapardiez, como guantes de alta costura, mochilas, originales bolsos convertibles en riñoneras y varios bolsos clutch, además de los ya tradicionales velos, tocados, capas

Un taller más moderno y mejor equipado

En el nuevo establecimiento, el taller de confección ha adquirido mayor protagonismo y cuenta con un moderno equipamiento, lo que ha permitido mejorar y optimizar el sistema de trabajo. Es un espacio en blanco, funcional y dinámico, que favorece la colaboración del equipo. Isabel Zapardiez afirma que "toda esta infraestructura nos va a permitir dar un avance importante y proporcionar todavía una mejor experiencia a quienes nos confían sus diseños".

Con este cambio de ubicación, la diseñadora ha logrado cumplir un sueño. El mismo que año tras año logra lanzando sus nuevas e inspiradas colecciones.