La planificación de una boda implica tener en cuenta todo tipo de detalles, al igual que organizar la esperada luna de miel. El primer paso es elegir el destino y, después, decidir con vuestra agencia de viajes de confianza cuántos días estaréis, el alojamiento, las posibles excursiones... Pero hay otro aspecto importante que deberéis tener en cuenta en función del lugar al que queráis viajar: el pasaporte. ¿Habéis comprobado que no esté caducado?

¿Cuándo es necesario renovar el pasaporte?

Obviamente cuando esté caducado, pero no será el único supuesto. Y es que hay países en los que es obligatorio que el pasaporte sea válido al menos durante seis meses desde la fecha de regreso. ¡No olvidéis consultar cuáles son por si os afecta! Así que si vuestro pasaporte caduca antes deberéis renovarlo igualmente.

Páginas agotadas o pasaporte en malas condiciones

Del mismo modo, es necesario que en el pasaporte queden páginas en blanco para que se puedan poner los sellos de inmigración de entrada y salida de cada país. En caso contrario, tendréis que solicitar uno nuevo. Si es así, deberéis presentar el pasaporte anterior y, muy importante, la validez del nuevo será la misma que la del anterior, excepto si está en el último año de vigencia, en cuyo caso la validez será la normal. ¿Y qué pasa si el pasaporte está en malas condiciones?  Pues que puede ser rechazado, por lo que también es aconsejable reemplazarlo.

¿Cuál es la validez del pasaporte español?

Dependerá, principalmente, de vuestra edad. ¿No habéis cumplido todavía los 30 años en la fecha de su expedición? La validez legal será de 5 años. ¿Y si ya los habéis cumplido? Os servirá durante 10 años. ¿Por qué esta diferencia? Porque, a priori, los cambios físicos experimentados a partir de esta edad no serán tan notables.

¿Qué trámites son necesarios?

Lo mejor es solicitar cita para renovar el pasaporte. Lo podéis hacer vía telefónica o por internet. El día que queráis renovar el pasaporte español será necesario llevar el pasaporte vencido o próximo a vencer –no más de un año antes de la fecha de caducidad del mismo– y el DNI en vigor, así como abonar el importe correspondiente a las tasas de expedición. Actualmente, el precio del pasaporte ordinario es de 30 euros. ¿Más cosas? También deberéis llevar una fotografía reciente en color –tamaño 32 × 26 mm– con fondo blanco y liso, tomada de frente y sin gafas de vidrios oscuros o cualquier otra prenda que pueda impedir la identificación de la persona. La imagen que se presente debe estar impresa en papel de calidad fotográfica –no en papel común– y con una impresora de alta resolución que evite los píxeles de la digitalización.

¿Qué pasa en caso de robo o pérdida del pasaporte?

En ambos casos se ha de presentar una denuncia en comisaría. Si se realiza un duplicado en sustitución del pasaporte extraviado o robado, la fecha de vigencia será la misma que la del documento original. ¿Y si perdéis el pasaporte en el extranjero o sois víctima de un robo? Recordad que las embajadas y consulados de España os podrán expedir pasaportes o salvoconductos temporales.

¿Y si no lo he renovado o lo he perdido en el último momento?

Lo primero es pedir cita para el pasaporte en alguna de las jefaturas superiores y comisarías de policía habilitadas a tal efecto. Si no conseguís cita para una fecha anterior al vuelo, intentad presentaros con el billete de vuelo en la comisaría pidiendo información e intentando que lo renueven, aunque, en este caso, dependeréis de la buena voluntad del personal. Una última opción son las comisarías de los aeropuertos, como las de Madrid o Barcelona, donde tramitan pasaportes de urgencia.

Una vez hayáis renovado el pasaporte o bien os aseguréis de que está todo en regla, ya podréis hacer las maletas tranquilamente. Eso sí, en función de los destinos de luna de miel por los que hayáis optado, no olvidéis tampoco comprobar previamente si necesitaréis algún tipo de visado, vacuna, etc. ¡Feliz viaje de novios!