X&M
Por X&M

Seguro que el día de tu enlace deseas lucir una imagen radiante, única. Si buscas un vestido de novia sofisticado, pero con un toque moderno, los diseños que incorporan destellos dorados te pueden interesar. Son tonos que dan mucho juego y que van desde los más intensos hasta los cobrizos y suaves. Si al final te decides por alguno de ellos, tendrás que buscar un ramo de novia en tonos neutros, así como unos zapatos de novia sofisticados que completen con éxito tu outfit único. Te encantarán todas nuestras propuestas, así que... ¡prepárate para brillar al máximo!

Creatividad en los diseños

El color oro y los dorados siempre se identifican con la sofisticación y la realeza y son tonos básicos que se pueden combinar perfectamente en un traje de novia, gracias a sus reflejos y destellos. Muchos diseñadores los incorporan a sus nuevas colecciones jugando con distintas siluetas, escotes, tejidos y detalles. Así, los podrás encontrar tanto en vestidos de novia de corte princesa, en A o imperio, como en modelos que destacan la figura de la mujer protagonista del gran día, como espectaculares vestidos de novia de corte sirena y rectos. Propuestas elegantes que no te dejarán indiferente.

Oros y blancos en armonía

Los dorados brillantes combinarán a la perfección tanto con un modelo blanco como con trajes de tonalidades nude, beige, crema, champán, miel, arena o cualquier otro color que evoque suavidad, como los rosas soft.

Si te casas de día...

Como podrás comprobar en los vestidos de novia 2020, los dorados dan un punto de elegancia a los nuevos diseños. Eso sí, si tu boda es de día, evita los oros ultrabrillantes, así como las lentejuelas, aplicaciones de strass y la pedrería dorada, ya que son demasiado radiantes para la luz del sol. En este caso, lo mejor es optar por un diseño liso con pocos y sutiles toques dorados que, preferiblemente, deberán estar en los encajes y en los bordados. El modelo combinará así a la perfección con un ramo de novia vintage con pinceladas de verde oliva, así como con un maquillaje en tonos nude.

¿Y si es una boda de noche?

Una opción es apostar por el total gold. Es decir, ir vestida completamente de color oro, combinando distintas tonalidades como, por ejemplo, dorados más claros y ultrabrillantes con los que tienen matices bronces o cobrizos. Es un estilo que corresponde a un tipo de boda glamuroso y sofisticado, pensado para novias atrevidas y extremadas. Sin embargo, tanto esta temporada como la próxima los diseñadores prefieren combinar el oro con el blanco, matizando su intensidad. Aunque si eres de las que desea ser fiel a su estilo o bien de las que quiere sorprender en su día B, añade el dorado a tu vestido en forma de lentejuelas, bordados o tejidos metalizados, como el lúrex o el glitter. ¡Elijas la opción que elijas, es un color rompedor que siempre sienta bien!

Riqueza en los detalles

Los diseños que incorporan dorados siempre sorprenden por sus detalles. ¿Cómo? En forma de galones o de detalles joya; en mangas de estilo poeta con puños decorados en oro satinado con flecos que también ribetean los escotes; en sobrefaldas de tul con dorados degradés; en velos con estampados florales en oro viejo; en cinturones, hebillas y fajines ultradorados; en corpiños con encajes y arabescos en oro y bronce; en faldas con ricos brocados, o en vestidos de novia cortos con velos festoneados con aplicaciones doradas. ¡Todo un universo de detalles sorprendentes que no te puedes perder!

¿Te atreves con el dorado? ¡Seguro que lucirás espectacular! Y es que, sin lugar a dudas, los trajes de novia que incluyen este color son realmente maravillosos y poseen una gran fuerza visual. Los encontrarás en nuestro catálogo online donde, una vez que des con el modelo de tus sueños, podrás pedir cita para probártelo en el punto de venta más cercano a tu domicilio. Y no te olvides de combinar estas creaciones con elegantes peinados de boda, como un moño alto o un semirrecogido, y con un traje de novio del estilo para que ambos vayáis en perfecta armonía el día B. ¡Va a ser una boda inolvidable! Y vais a brillar como nunca.