Damerys y Andy, Mª Ángeles y José Manuel y Álvaro y Paloma son tres claros ejemplos de que el amor todo lo puede. Decidieron seguir adelante con sus preparativos a pesar de la inquietud por saber si podrían mantener la fecha fijada en las invitaciones de boda, tener listo a tiempo el vestido de novia y el traje de novio para la ocasión o hacer sonar las canciones de boda que formaban parte del repertorio seleccionado. Unas dudas que se disiparon al ver que podían tener su celebración soñada aunque con pequeñas modificaciones debido a la COVID-19. Descubrid cómo han vivido la planificación del gran día las tres parejas ya convertidas en mujer y marido.

Damerys y Andy

Damerys, venezolana de nacimiento, y Andy, británico, se han dado el "sí, quiero" el pasado 30 de mayo en Málaga. Una fecha que decidieron mantener a pesar de la incertidumbre que trajo el coronavirus. Así nos lo cuenta Damerys en sus propias palabras. "Al principio dijimos que postergábamos la celebración hasta el próximo año, pero luego pensamos que deberíamos estar todo un año con la incertidumbre y decidimos mantener la fecha original". Una boda que organizaron de forma exprés en 2 semanas. "En abril, un mes antes de la boda, fui a la iglesia y el cura me comentó que seguramente había una posibilidad a puerta cerrada. El segundo paso era el vestido, así que dos semanas antes de la boda logré tener una cita en la tienda donde lo había reservado y ver con la modista si me quedaba bien o no. El tercer paso fueron los anillos, que nos los hicieron en un sitio que nos aseguraron que los podían tener en cinco días". ¡Mejor imposible!

Con el espacio aéreo aún cerrado tenían claro que un gran número de seres queridos no podría asistir a la boda, dado que muchos venían del extranjero, por lo que optaron por retransmitirla por streaming para que de alguna forma todos estuvieran presentes y compartieran su felicidad. "Estaban 80 personas conectadas entre amigos y familiares alrededor del mundo: en Estados unidos, en Venezuela, en Colombia, en Argentina, en Australia, en Inglaterra…". ¿Ventajas de casarse durante el coronavirus? "La sala del restaurante fue solo para nosotros. Lo pasamos super bien". Y es que al final dejarse fluir fue la clave para que tuvieran su día soñado y el resultado fuera igual de exitoso, tal como se desprende de las fotografías profesionales realizadas por Vanesa Díaz. "Lo importante fue no atarme al resultado. Nunca perdí la ilusión ni me decepcioné, al igual que no traté de forzar las cosas. Lo primero era la salud. Después todo funcionó y salió perfecto y mejor de lo que esperábamos". ¡Vivan los novios!

Mª Ángeles y José Manuel

Esta pareja de sevillanos se ha casado el pasado 20 de junio, la fecha prevista desde el primer momento. Los protagonistas nos cuentan cómo ha sido organizar la boda en mitad de la pandemia. "Empezamos a preparar la boda con bastante tiempo de antelación. Todo iba muy bien y estaba controlado hasta que llegó la COVID-19 y hubo que pararlo todo". Algo que, a pesar de las dudas que les surgieron, no fue suficiente motivo para cambiar su plan original. "Atrasarla podía implicar un año, sobre todo por el tema de compaginar la iglesia con el banquete. En la iglesia nos ofrecieron la posibilidad de pasarla a julio, pero para moverla unos meses preferimos casarnos en nuestra fecha". También les ayudó ser plenamente conscientes de las nuevas medidas de higiene obligatorias, que tenían claro que no podían convertirse en un impedimento al formar parte de "la nueva normalidad", y las ganas de vivir la boda que tenían algunos de los allegados de mayor edad. "En nuestra boda ha habido mascarillas, pero es que pensamos que mascarillas habría ahora y también más adelante. También tenemos a personas con problemas que no han podido asistir y, aunque te da pena, se entiende, pero nos dijimos: ¿qué pasa con las otras que también son muy mayores y quieren que se desarrolle la boda y llegue cuanto antes? Así que pensamos que era necesario moverse y dar el primer paso, ya que todo el mundo deseaba volver a la normalidad".

Para el banquete tuvieron que buscar un plan B que resultó ser todo un acierto. "Íbamos a hacerlo en un hotel pero nos dijeron que no abrían hasta septiembre, entonces tuvimos que buscar otro sitio". La suya fue una boda íntima con 40 invitados, un tipo de celebración ideal para estos tiempos. "Desde el principio no teníamos muchos invitados, ya que queríamos algo íntimo y más familiar". El evento, que contó con la colaboración de grandes profesionales como 2R Clásicos, fue todo un éxito y atrás quedaron las preocupaciones de cualquier índole. "Pensé que el día de la boda me iba a hartar de llorar tras tantas tensiones acumuladas en los meses previos, pero ahora cuando miro los vídeos y las fotos me veo super feliz y sonriendo. Las lágrimas eran de felicidad", detalla Mª Ángeles. A lo que José Manuel añade: "Estás metido en una burbuja desarrollando tu ceremonia. Entonces te liberas un poco de todo y estás muy emocionado". ¡Felicidades pareja!

Álvaro y Paloma

El 4 de abril Álvaro y Paloma tenían previsto pasar por el altar en la provincia de Alicante, pero el paso de la COVID-19 les obligó a cambiar sus planes originales y buscar un plan B. La pareja protagonista nos explica cuál ha sido su vivencia. "Teníamos muy claro que queríamos casarnos y que íbamos a hacerlo el 4 de abril. Sin embargo, viendo la situación al final decidimos posponer la boda pero sin fecha, simplemente hacerla cuando se pudiera". Lo que se tradujo en una nueva fecha igual de mágica, el 18 de julio, en el mismo lugar, El Roalet de Kiko. "Cuando quedaban 10 o 15 días volvimos a recuperar toda la ilusión y revivir ese sentimiento".

Por supuesto, destacan la importancia de ser precavidos y cumplimentar con todas las medidas de higiene y protección para garantizar el bienestar de todos los presentes. "Al final con precaución y haciendo las cosas bien no hay ningún problema. Además, confiábamos mucho en el restaurante". Por último, han querido lanzar un mensaje de ánimo y optimismo para el resto de parejas que pasan por la misma situación. "Si quieres dar un paso en la relación y hacer algo que quieres con mucha ilusión tienes que vivir el día a día y buscar el momento. Es lo que hemos hecho nosotros, buscar una fecha para celebrarla cuanto antes". ¡Mucha suerte en esta nueva etapa!