Todo empezó en octubre de 2009, en Toledo. Ya hacía tiempo que se conocían como compañeros de piso, pues ambos estudiaban en la Universidad de Alicante. En seguida se compaginaron a la perfección y surgió una preciosa amistad. Con el tiempo estos sentimientos derivaron en algo más, hasta que definitivamente se dieron cuenta que estaban locos el uno para el otro.

Una pedida y una escapada muy especial

Aunque hacía tiempo que a los dos les rondaba la idea de dar el siguiente paso y celebrar su amor con todos sus seres queridos, fue Salva quien finalmente lo propuso. Fue una pedida preciosa y muy íntima, en un lugar muy especial para Lara. Pero no terminó la sorpresa justo después de la gran pregunta que, por supuesto, Lara respondió con un "sí, quiero". Tras la gran noticia, él se la llevó de escapada a Toledo a un idílico y pequeño hotel muy íntimo: El Greco. Fue el sitio perfecto, ya que en esa ciudad es donde empezó todo y esta vez volvió a marcar un antes y un después en la vida de esta joven pareja.

7 de octubre de 2017

El gran día estuvo lleno de momentos increíbles. Fue una boda íntima solo con la familia y los amigos más cercanos, permitiendo así que el ambiente fuera relajado y lleno de felicidad. Cada increíble instante se celebró en la Masía Niñerola - Catering y Eventos Noray, una de las fincas más grandes de la comunidad valenciana, rodeada de naturaleza. En sus hermosos jardines se llevó a cabo la ceremonia con discursos muy emotivos que emocionaron hasta a los más escépticos. A continuación, los invitados se dirigieron al aperitivo que corrió a cargo de Catering y Eventos Noray

La decoración del gran día estuvo inspirada en un estilo boho, rústico y desenfadado, perfecto para representar la personalidad sencilla y tranquila de la joven pareja. Uno de los elementos a destacar fueron los manteles lisos combinados con otros con estampados de campiña que se colocaron en las mesas del banquete. La decoración se completaba con pequeños árboles que llenaban los diferentes rincones del salón. 

Y como olvidar la magnífica mesa de dulces decorada al detalle que impresionó a todos los presentes. Fue un día lleno de magia y recuerdos inolvidables.

A medida 

Tanto Salva como Lara se decantaron por un outfit nupcial hecho a medida.

Ella escogió un hermoso vestido de estilo boho chic con escote en V y corte en A. Además, destacaba por el bonito encaje que predominaba en el cuerpo del diseño, combinado con una delicada falda de tul. Cuidado hasta el mínimo detalle con un acabado fino y elegante. Lo complementó con un cinturón rosado y de pedrería que daba ese toque dulce al conjunto. Como zapatos eligió unas alpargatas de tacón.

Él llevaba un magnífico traje en color gris perla que combinaba los pantalones y el chaleco de la misma tonalidad con una elegante chaqueta azul eléctrica. Para completar el look se atrevió con una preciosa corbata de lunares blancos sobre fondo azulado.

La espontaneidad del momento

Cada uno de estos instantes fue captado por el gran equipo de Manuel Orts que, gracias a su profesionalidad, consiguió plasmar en imagen la espontaneidad de cada uno de los momentos vividos durante el gran día.