*Artículo cedido por: Parador de Málaga Golf

 

Luis y Sarah buscaban un lugar en el que poder celebrar su ceremonia civil y lo encontraron en el campo de Golf del Parador de Málaga. ¿Sabes en qué punto se casaron? En el hoyo 8 de uno de los campos de golf más reconocidos del circuito profesional. Como no podía ser de otro modo el transporte de los novios se realizó en un buggie personalizado para la ocasión.

 


La novia, peinada por Mercedes Rodríguez, lució un precioso vestido de Pronovias con zapatos de The White One y Luis llevó un traje de Júpiter Moda de Jaén.

 

 

 


Tras el cóctel, el menú consistió en una ensalada de bogavante, sorbete de fruta de la pasión y manzana verde, tournedó de buey albardado con tocineta ibérica, atadillo de espárragos y patata pera y dúo de salsas. El pastel: tres chocolates para poner el broche más dulce.

 

 


Luis y Sarah abrieron el baile con Amazed de Lonestar ante la atenta mirada de todos los emocionados invitados. Claro que antes cortaron una tarta espectacular en tonos azules y decorada con cupcakes.
Los novios quisieron que los niños tuvieran su propio rinconcito que se decoró de forma especial en el que pudieron pintar en cuadernos para peques.

 


Un detalle personalizado que encantó a los invitados fue el de los cucuruchos personalizados con foto y texto sobre los novios en los que se sirvieron unas divertidas fish&chips.