Mero Afonso

¿Llevas barba desde años? ¿Es algo relativamente reciente pero le tienes cariño y no quieres afeitártela para la boda? ¿Quieres sorprender y lucir una para tu paso por el altar vestido con un elegante traje de novio? Al igual que tu pareja lleva tiempo pensando en el mejor peinado de boda para el gran día, tú también deberás cuidar tu aspecto. Así que deja de buscar ideas originales para bodas por un momento y descubre qué tipo de barba te favorecerá más según la forma de tu cara. ¿Preparado?

Cara alargada

Para intentar equilibrar esta forma es necesario "esculpir" una barba más bien espesa, ya que si es demasiado larga acentuará aún más este tipo de rostro. Es decir, puedes dejar crecer la barba sin problemas, con la única precaución de evitar que tenga mucho volumen en la zona de la barbilla.

Torres & García

Cara cuadrada

"Vestir" las líneas rectas de un rostro cuadrado es un excelente recurso para suavizar al máximo los rasgos característicos de este tipo de cara. En este caso, la mejor opción será una barba fina, sin demasiado volumen, pues de lo contrario todavía harías más cuadrado tu rostro. En cambio, si lo que deseas es potenciar tu mandíbula cuadrada, lo mejor es que te decantes por una barba en dos niveles: con el pelo más corto en los pómulos y más abundante en la barbilla. ¡Ideal para combinar con un traje de Hugo Boss de lo más estiloso!

Cara ovalada

Los rostros ovalados están de enhorabuena, ya que cualquier tipo de barba les sentarán bien. No obstante, quizá la más indicada sea la barba de collar (se mantiene despejada la zona central y se deja crecer la barba por la parte de abajo, es decir, entre el cuello y la barbilla y los pómulos). Y si te parece demasiado clásica, ¿por qué no apuestas por una barba sombreada, conocida también como barba de dos días? Funcionará genial con tu traje de novio original y de líneas actuales.

Carmen Kahlo

Cara redonda

Con este tipo de cara llevar barba es una decisión muy acertada, ya que permite disimular la redondez del rostro. No obstante, no hay que caer en el error de dejarla crecer en exceso, ya que esto le añadiría aún más volumen. Al contrario, si tienes una cara más bien redonda lo mejor es que te decantes por una barba de candado (de dos elementos: una perilla separada del bigote) corta y bien arreglada. Y si quieres romper definitivamente con este aspecto infantil que suele dar este tipo de rostro, apuesta por un peinado con un poco de volumen. De este modo, si tu novia va a elegir un estilo casual, seguro que combinará muy bien con su peinado informal y desenfadado. Y si quieres dar un toque retro a tu boda e ir a conjunto con el vestido de novia vintage de tu pareja, atrévete con unas patillas muy marcadas. ¡Te sentarán de maravilla!

¿Ya tienes claro qué tipo de barba vas a llevar el día de tu boda? Si la respuesta es afirmativa puedes volver a centrar tu atención en todos esos preparativos que aún tenéis pendientes. Ves pensando en la música más indicada para añadir a la playlist de canciones para bodas que quieres que suene en los diferentes momentos del enlace, y en el mejor texto para las invitaciones de boda con las que queréis comunicar a todos vuestros seres queridos la fecha del gran día. ¡Todavía os quedan muchas cosas por decidir!