De un tiempo para aquí los tocados están cada vez más de moda entre los complementos de la novia. En esta ocasión queremos enseñaros cómo hacer vuestro propio tocado: una flor de encaje con aplicaciones.

Material necesario

  • Cinta de encaje de unos 2,5 o 3cm de ancho y 50cm de largo. Si la cogéis más ancha el tocado quedará más grande.
  • Cristales, perlas o las aplicaciones que más os gusten. Podéis encontrarlos en tiendas de cuentas y abalorios. Si tienen base plana os serán más fáciles de colocar.
  • Fieltro blanco.
  • Una horquilla, pinza o clip para el pelo.
  • Aguja e hilo blanco.
  • Tijeras.

 

Empezamos enhebrando la aguja con el hilo blanco. Cogemos la tira de encaje y rematamos los extremos doblándolos hacia dentro y dándoles una puntada para que queden cerrados y no se deshilachen. Una vez cerrados los extremos, elegimos uno, y pinchando la aguja en la esquina, vamos dando puntadas de medio centímetro. Se trata de que a medida que pasáis la aguja, estiréis del hilo de manera que el encaje se arrugue.

Cuando llegamos al final de la cinta estiramos bien. Veremos que se forma una flor. Cuanto mayor sea la cinta de encaje, más tupida quedará. Ahora tenemos que asegurarla para que no se abra y se deshaga. Si cortar el hilo, unimos los extremos del centro del encaje. Si doblamos la flor nos será más fácil. No os preocupéis si se ven las puntadas. Luego lo esconderemos.

Una vez tenemos la flor, llega el momento de añadir las aplicaciones. En nuestro caso hemos elegidos unos cristales de diferentes tamaños y una perlita. Los fijamos a la flor por el lado contrario a donde hemos hecho las puntadas, colocándolos en el centro para tapar el cierre de la flor. Para fijarlos podéis usar aguja e hilo otra vez o cola especial para telas. En nuestro caso hemos hecho las dos cosas para asegurar bien las aplicaciones.

Ya hemos terminado la parte visible de nuestra flor para el pelo. Ahora vamos con la que no se ve. Recortad dos círculos de fieltro blanco, uno más grande que el otro. Eso sí, en ningún caso, el más grande debe verse una vez colocado debajo en la parte trasera de la flor.

Cogemos el círculo grande y lo pegamos/cosemos tapando las puntadas que hemos hecho antes para cerrar la flor. En nuestro caso, de nuevo, hemos optado por las dos opciones para mayor seguridad.

Ahora, tomamos el otro círculo y lo pinzamos con la horquilla. Colocadla lo más centrada posible. Ya sólo nos queda fijar esta última pieza a la parte trasera de la flor, ya sea con cola, aguja e hilo, o ambos.

¡Y ya tenemos lista nuestra flor tocado de encaje! Es un poco laborioso, pero os aseguramos que el día de vuestra boda os sentiréis muy orgullosas de lucir vuestro propio tocado de novia.