*Tutorial cedido por Mariages.net

 

 

Los ramos de novia de tela están de moda y es que además de ser preciosos tienen la ventaja de que no se marchitan. Por eso hemos querido traeros este diy directamente desde Francia: un precioso bouquet de flores de tela con el que seguro marcaréis la diferencia.

Los materiales que vais a necesitar son:

 

 

  • Un metro de tela del color que queramos, preferiblemente satén, muselina u organza, para las flores
  • Perlas de un color que combine con la tela escogida, botones, o cristales
  • Alambre de unos 0,8mm de grosor
  • Tela o cinta verde 
  • Fieltro verde
  • Pistola de silicona
  • Cinta decorativa
  • Tijeras
  • Mechero
  • Plumas

Empezaremos haciendo las flores. Cogemos la tela y dibujamos círculos de diferentes tamaños. No hace falta que sean perfectos, así conseguiremos mayor naturalidad. Recortamos y con el mechero quemamos ligeramente los bordes de los círculos de tela. Así conseguimos un aspecto más de pétalo. A continuación formamos la flor superponiendo y pegando con la pistola de silicona varios pétalos, unos 5 o 6, de mayor a menor. Para terminar, en el centro de la flor pegamos las perlas, o el elemento decorativo que hayamos escogido.

 

 

Vamos ahora con los tallos. Cortamos tantos tallos de 15cm como flores hayamos confeccionado y doblamos el almbre por uno de los extremos; así creamos una base para enganchar la flor. A continuación forramos el alambre con la tela o cinta verde, pegándola con la pistola de silicona por los extremos. Aseguraros de colocarla de manera que quede bien tirante. Este paso os lo podéis saltar si compráis alambre de color verde.

 

 

Para unir la flor al tallo recortamos un pequeño círculo de fieltro verde y lo pegamos junto con la base de alambre al reverso de la flor. Una vez esté seco podremos doblar el alambre para colocar el tallo recto respecto a la flor.

 

 

Cuando ya tenemos listas todas las flores con su tallo es momento de confeccionar el ramo. Pensad que para usarlo como ramo de novia necesitaréis unas 45 o 50 flores, mientras que si lo queréis como regalo para vuestras damas de honor o una invitada especial tendréis suficiente con unas 25 flores. Si queréis podéis añadir algunas plumas (usad el alambre para hacerles un tallo si no lo tienen). Comprobad que todos los tallos tienen la misma medida y forradlos con la cinta que hayáis escogido. Id asegurando algunas pasadas de cinta con cola. Para terminar podéis decorar la empuñadura con más perlas, cristales botones o una lazada.