Edisee Boutique Events

 

Los fuegos artificiales tienen la capacidad de llenar de magia un momento especial, por eso muchos novios deciden sorprender a sus invitados con un luminosos y colorido espectáculo de pirotecnia.

Si estáis pensando en contratar fuegos artificiales para vuestra boda debéis tener en cuenta de que además de ser muy bonitos también pueden resultar peligrosos si no se toman ciertas precauciones. Lo mejor es que contratéis a una empresa profesional y que sean ellos los que se encarguen de manipularlos.

Pero si decidís hacerlo vosotros mismos, o pedírselo a algún amigo o familiar no os olvidéis de tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Aseguraros de que quien manipulará los fuegos artificiales es un adulto responsable. En el momento de manipularlos debería protegerse los ojos y los oídos, y por supuesto no puede estar fumando o bebiendo alcohol.
  • Por mucha gracia que les haga los niños, éstos no deben manipular los fuegos.
  • El espectáculo debe realizarse en el exterior, en una zona despejada, sin bosques o arboledas cercanos, en un terreno liso y firme. Aseguraos de que no hay matojos o hierbas secas en la zona. Tampoco los disparéis cerca de coches o edificios.
  • También debéis tener en cuenta las condiciones climatológicas. Si hace mucho viento no deberías disparar los fuegos, pues el viento desviará su trayectoria y se pueden producir accidentes.
  • Tened cerca agua abundante, ya sea en cubos o una manguera, y extintores. Lo ideal es que pidáis a uno de vuestros amigos o familiares que sea el encargado del agua o los extintores, para que pueda actuar con rapidez si ocurre algún accidente.
  • Comprad los fuegos en un proveedor de confianza, y leed todas las instrucciones y advertencias que contiene cada producto. Nunca utilicéis productos en mal estado.
  • Informaos si en vuestra comunidad o municipio existe alguna normativa en materia de fuegos artificiales. Si es así, leerla con atención y cumplirla.

Y si pesar de tomar todas las precauciones se produce alguna quemadura retirad la rápidamente la ropa de la zona quemada, y regad la quemadura con agua fría durante unos 10 minutos. A continuación cubridla con un trozo de tela seca y acudid al servicio de urgencias más cercano.

 

Foto: Edisee Boutique Events