Imágenes de mi boda
Imágenes de mi boda

No es raro que alguno de los dos, o ambos, os sintáis algo incómodos al posar frente al objetivo porque es una experiencia a la que muchos no están acostumbrados, pero una de las ideas que más agradeceréis en el futuro es la sesión de fotos postboda: una oportunidad increíble para volver a lucir el traje de novio y para rescatar otra vez del armario el vestido de novia, maquillarse y apostar por el mismo u otro peinado de boda…  Así que sonreíd, relajaos y leed estos tips para que las fotos salgan estupendas y las disfrutéis al máximo. Tendréis más preciosas instantáneas para sumar a vuestra historia de amor.

La timidez se vence mejor en pareja

Elena CH Photo & Vídeo
Elena CH Photo & Vídeo

Una pregunta: ¿de la pareja cuál es el más tímido? ¿A cuál de los dos le costó más abrir su corazón escribiendo los votos y los textos románticos para las invitaciones de boda que enviasteis? Pues he aquí la respuesta de cuál de vosotros necesitará más apoyo por parte de su pareja. Ahora que estáis casados, más que nunca, en la unión reside la fuerza. Aunque os parezcáis mucho y penséis que la timidez frente a la cámara es común en los dos, seguro que uno podrá echar una mano al otro para distender el ambiente y pasarlo lo mejor posible. Ayudaos a relajaros en este día de fotos tan especial, como hacéis siempre por el otro. La sesión se hará sin prisas, con total tranquilidad.

El fotógrafo, gran aliado

Enfoco Estudio Bodas
Enfoco Estudio Bodas

Lo bueno es que no estáis solos. Muy al contrario, la profesionalidad del fotógrafo resulta vital para una sesión postboda espectacular. Pensad que es un experto en lo que hace y sabrá ayudaros a soltaros y a sentiros cómodos. Muy probablemente ya lo hayáis contratado para las fotos de la boda e incluso la preboda, así que no será vuestra primera toma de contacto y ya se habrá ganado vuestra confianza.

Buscad a alguien con quien sintáis conexión y sintonía desde el primer momento y confiad en sus consejos. Seguro que no le costará trabajo sacar lo mejor de vosotros. Y repetid tomas de forma más artística como la de poneros las alianzas, las manos unidas con los anillos, besos… Todo con las condiciones óptimas de luz, sin prisas y con encuadres trabajados y artísticos.

Reunid al mejor equipo

Carlota Nieto
Carlota Nieto

No solo estamos refiriéndonos al fotógrafo y a sus ayudantes, sino que también podéis haceros con un equipo de profesionales que tutelen vuestros peinados naturales y que corrijan el maquillaje entre tandas de fotos. Con varias personas al cargo de vuestro look, de vuestra actitud, del estilismo al completo, estaréis tranquilos y confiados. ¿Qué profesionales deben formar parte de esta comitiva ideal? El fotógrafo (solo o con ayudante/s), un estilista de belleza, que se ocupe del maquillaje y el peinado y un estilista  de moda, encargado de las prendas de vestir y los accesorios. Si el presupuesto no da para todo este gasto, confiad estas tareas sobre el outfit a familiares o amigos cercanos. ¡Les encantará la experiencia!

Una sesión distendida y relajada

Sara de Diego
Sara de Diego

Es importante que la propia dinámica de la sesión postboda contribuya con vuestra sensación de calma. Por eso disponed unos cuantos refrigerios y algún picoteo, haced pausas frecuentes, charlad entre foto y foto, reíd, contad anécdotas de cómo fue la entrega del ramo de novia silvestre a la persona escogida, la emoción del primer baile con las canciones románticas para bodas que tocó la orquesta en vivo… Esa es, sin duda, la mejor receta para que todo fluya perfectamente.

Una localización diferente a la del día B

Serendipity Pic
Serendipity Pic

Mientras que el día B tuvisteis que realizar la sesión de fotos en pareja en un lugar cercano al banquete o, incluso, en los mismos jardines donde se celebró la ceremonia, ahora podéis tomar la carretera y hacer más kilómetros. A tener en cuenta cuando decidáis donde preferís realizar las instantáneas: si se trata de un lugar público o privado. Para las parejas muy poco dadas a ser el centro de atención quizá vendrá mejor un entorno vacío, en lugar de una cafetería o una calle concurrida del centro de la ciudad. Hallad praderas, montañas, bosques, playas en temporada baja. Incluso vuestra propia casa o un local alquilado resultarán perfectos para la sesión. Si os hace ilusión ir a un sitio determinado, pero no podéis evitar que haya gente alrededor, este es el consejo de oro: abstraeos en el otro, como si hubiera una burbuja entre vosotros dos y el equipo con que trabajéis. Y al final es posible que incluso acabéis disfrutando del público, que sonreirá al veros tan felices posando.

¿Qué carácter queréis que reine?

Alcolor Fotografía y Vídeo Barcelona
Alcolor Fotografía y Vídeo Barcelona

Al concertar la cita para la sesión postboda, hablad entre vosotros y con el fotógrafo para decidir la tónica de las fotos. Así, puede que os apetezca conservar el tono elegante del enlace, pero también el trash the dress es una opción. ¿Sabéis en qué consiste? En meteros en cualquier situación inverosímil con el outfit nupcial. Imaginaos la cola del vestido de novia de corte sirena dentro de un arroyo, por ejemplo, o extendida sobre un manto de hojas otoñales… O los dos por completo mojados por las olas del mar. Jugad como niños y pasadlo a lo grande.

Id examinando el trabajo

Una buena manera de ir despidiéndose de la timidez es comprobar que salís bien en las fotos. Como ahora se trabaja en soporte digital, pedid al fotógrafo que os haga partícipes de los resultados durante las pausas. Con un ligero vistazo a la pantalla bastará para que toméis aire y os deis cuenta de que, al contrario de lo que pensabais, ¡la cámara os ama!

Viva el amor… y la espontaneidad

Raúl García Photography
Raúl García Photography

Seguro que lo habéis repetido hasta la saciedad en la organización del día B, con la selección de la decoración en particular: naturalidad, naturalidad y naturalidad. La clave del éxito es que lo de fuera refleje de la manera más fidedigna lo que hay dentro, esa mirada de amor intenso, ese beso pasional, ese abrazo que querríais que durara para siempre… No hace falta que os desnuquéis practicando poses complicadas, o que ensayéis sonrisas sin final frente al espejo. Basta con que os tratéis entre vosotros con todo el cariño que desprendéis habitualmente. Convertirse en estrellas frente al objetivo es más fácil de lo que parece.

Isaías Mena Photography
Isaías Mena Photography

¿Os llovió en vuestro día B? Agendad la sesión postboda en una jornada soleada. Al contrario, si fue un día de bastante calor podéis hacerla en un clima más fresco y agradable. E incluso cambiar elementos de vuestro outfit si ha habido cambio de temporada, como las sandalias del verano por unos zapatos de novia más otoñales, por ejemplo. ¿Más cosas? Podéis hacer cosas distintas, como que participe vuestra mascota o incluir las mismas flores del ramo de novia a modo de complementos, como prendidos o preciosos adornos para el peinado femenino. Gracias a vuestra sesión postboda tendréis imágenes irrepetibles.