Si habéis decidido ir de luna de miel a Bali, empezad a soñar. Paisajes exóticos, playas paradisíacas, cascadas en medio de la jungla, templos maravillosos, plantaciones de arroz… Los habitantes de la isla de los dioses siguen una máxima: "come, reza, ama". Así que seguro que vuestro viaje de novios en Bali os dejará una huella imborrable. Tomad nota de las 10 maravillas de Bali que no os podéis perder.

1. Bañaros en la exclusiva playa de Nusa Dua

Si queréis exclusividad, vuestra zona es Nusa Dua, con algunos de los hoteles más lujosos de la isla. Pero si no es vuestra intención, Bali ofrece playas para todo tipo de parejas. ¿Buscáis playas de arena fina y agua turquesas? En Bali encontraréis uno de los paisajes costeros más bellos de Indonesia. La playa de Jimbaran tiene una extensión de 4 km con aguas transparentes. Para los amantes del snorkel o el submarinismo, la playa de Sanur, cubierta de palmeras y situada al sur de la isla, es una de las mejores gracias a sus bellos arrecifes. ¡Y si vais entre mayo y septiembre, no os perdáis su festival de cometas! Asimismo, la playa Balangan está escondida en un sendero a tan solo 6,5 km de Cenggiling, la carretera que va a las playas de Ulu Watu. Allí encontraréis un paisaje repleto de palmeras y vistas de acantilados en el horizonte.

2. Visitar al menos cinco de los diez mil templos de Bali

Bali tiene... ¡unos 10.000 templos! No os podéis perder el Pura Besakih –situado en la ladera del Monte Agung, está formado por 22 templos distintos y es el más grande de la isla– ni el de Tirta Empul, junto a un manantial de aguas sagradas. ¿Algo más? Pura Luhur Uluwatu, en el sur de la isla, también resulta imprescindible. Se levanta en los acantilados de la costa balinesa y es uno de los lugares más conocidos para ver la danza del fuego o contemplar impresionantes atardeceres sobre el Océano Índico.

Tampoco os podéis perder la ruta de los templos de agua. Descubriréis Tanah Lot, Ulun Danu y Taman Ayun. Tanah Lot, situado en medio del océano, Ulun Danu, en Bedugul, y Taman Ayun, con un bello jardín que lo rodea. ¡Impresionantes!

3. Probar el café más caro del mundo

El café más raro y caro del mundo es de Bali. ¿Os atreveréis a probarlo? Es el Kopi Luwak o café de civeta y se obtiene de los granos que, tras ser ingeridos por las civetas –mamíferos carnívoros–, pasan por su tracto intestinal y son expulsados entre sus heces... Dicen que es buenísimo. En la zona de Git Git, situada en el centro de Bali, podréis pasear entre estas plantaciones de café.

4. Acudir a la Reserva Natural de Monkey Forest

En el corazón de Ubud, el Monkey Forest es una reserva natural de 27 hectáreas de extensión y más de 100 especies de árboles. Allí encontraréis varios templos, vigilados por más de 300 macacos de cola larga. Un paraje mágico que no podéis dejar de ver.

5. Ver el amanecer en el volcán Batur

Practicad el off roading tour y explorad el interior de Bali visitando algunas de sus aldeas. Así descubriréis la cultura tradicional de la isla. Si os da tiempo, aprovechad para hacer alguna excursión a pie. ¿Alguna idea? Subir al volcán Batur. Situado en la zona de Kintamani, está considerado uno de los lugares sagrados para los hindúes. Desde su cima, los amaneceres o puestas de sol son realmente fascinantes y únicos.

6. Relajaros con un masaje balinés

No abandonéis la isla sin haber disfrutado de un autentico masaje balinés con aceite esencial de franchipán. Este masaje también puede incluir piedras exfoliantes que se deshacen en el agua y despiden un aroma especial. Preguntad en vuestra agencia de viajes si podéis contratar directamente este servicio en el hotel.

7. Contemplar las plantaciones de arroz

En Bali contemplaréis las mejores de toda Asia. Es posible encontrar los campos de arroz en terrazas en gran parte de la isla, aunque la zona más conocida son los campos de Ubud. Para llegar hasta ellos lo mejor es contratar un coche con conductor.

8. Comer en un típico warung

La mejor forma de que conozcáis la comida típica en Bali es comer en un warung, tienda de una familia que funciona como restaurante, y donde solo sirven unos pocos platos. No os olvidéis de probar el betutu bebek (pato con especias), el bakar kan y el bakar ayam (pescado o pollo a la barbacoa), el ayam goreng (pollo frito) ni el nasim campur (arroz con verduras, nueces, tempeh, sambals…). 

9. Las cascadas de Sekumpul Waterfalls

¿Os gusta la jungla? Practicad treking y visitad las cascadas Sekumpul. Os maravillaréis. Y no os perdáis el salto doble de agua Aling-Aling, de 35 metros de altura. La corriente ha creado un tobogán natural en la piedra para que los más atrevidos puedan tirarse.

10. Bucear en la Bahía de Tulamben

En la Bahía de Tulamben tendréis la oportunidad de iniciaros en un curso de buceo con guía personal. Esta actividad os permitirá gozar del paisaje tropical marino de Bali. Otras excelentes zonas para practicar inmersiones son Pulau Menjangan, Gili Trawangan y Nusa Lembongan.

Está claro que si escogéis vivir vuestra luna de miel en Bali no os faltarán las actividades, las emociones ni las opciones de ocio. Así que aseguraos de que podéis viajar sin problema a esta conocida isla de Indonesia y preparaos para disfrutar de un viaje inolvidable.