*Tutorial cedido por Casamentos.com.br

 

 

Os habéis decidido a hacer vuestras invitaciones de boda caseras pero no tenéis mucho tiempo y tampoco queréis complicaros. ¡Perfecto! Os hemos preparado un tutorial rápido y sobre todo muy sencillo. Tomad nota que vamos allá.

Materiales que necesitamos:

  • Tarjetones dobles en color crema o cartulina (o el color que decidáis)
  • Cinta estampada (nosotros hemos escogido una con motivos florales)
  • Cinta de organza (de un color que combine con el tarjetón y la cinta estampada)
  • Cola para tela
  • Plancha

Para empezar imprimimos el texto que queremos en los tarjetones. Si en lugar de comprar los tarjetones habéis comprado cartulinas, después de la impresión tendréis que hacer la doblez. Ahora sólo nos queda dar el toque bonito.

Coged una regla y medid el ancho de las invitaciones. Cortad un trozo de cinta estampada que mida el doble del ancho de la invitación y un poco más. Colocad la cinta alrededor de la invitación de manera que quede ajustada y con la plancha caliente marcad las dobleces. ¡Importante! Poned un trapo de algodón entre la plancha y las invitaciones para que no se estropeen.

 

 

Una vez tenéis las dobleces marcadas ya podéis pegar los extremos de la cinta estampada con un punto de cola para tela. Una vez seca, cerrad las invitaciones con la cinta. Y para terminar haced una lazada por encima con la cinta de organza.

 

 

¡No me digáis que no son sencillas de hacer! Y además quedan muy resultonas. Pues a trabajar se ha dicho.