Studio @lonso

El complemento estrella de las novias por excelencia. De pedrería, bordados, de colores, anchos, estrechos, con hebilla, sin hebilla… el toque personal y de distinción que tú y tu vestido necesitáis no es otro que un simple cinturón.

No todos encajarán con tu vestido, no todos se ajustarán a tu estilo de novia y no todos te favorecerán. Descubre cuál es tu cinturón o fajín ideal.

Cinturón-joya

1-4. Pronovias | 2. Jesús Peiró | 3. Oscar de la Renta

Cintas de seda en las que se incrustan cristales o brillantes haciendo un dibujo semejante al de un brazalete o una tiara. Colocados sobre un vestido liso, sin adornos ni bordados, atraen la atención y le dan un brillo especial al vestido, un toque elegante y sofisticado.

Puede llevarlo incorporado el mismo vestido o puede comprarse por separado y ser añadido a posteriori. En este sentido, no solo un cinturón ajustado es la única opción, los fajines con pedrería te harán brillar y además dulcificarán tu espalda con la caída de las cintas del fajín.

Si el vuestro es un cinturón no incorporado al vestido tened en cuenta la talla del mismo, así como que se pueda modificar para adaptarlo a vuestro contorno si aumenta o disminuye desde la compra del cinturón al día de la boda.

Bordado

1-2-3-4. Ani Bürech

No es un cinturón como tal pero cumple la misma función. Un bordado de hilo, cuentas, cristales, pailletes o lentejuelas cosido a la cintura o a la cadera del vestido a modo de cinturón.

De aire vintage, en tonos dorados, plateados y bronces, son el accesorio absoluto para realzar vestidos demasiado sencillos y minimalistas sin perder sobriedad.

Fajín

1. Patricia Avendaño | 2. Rosa Clará

Cintas de seda, raso o terciopelo, del grosor que desees aunque generalmente anchas, abotonadas detrás de la cintura o anudadas. En caso de tratarse de un fajín anudado, la lazada puede ser corta o que un largo lazo caiga por la cola del vestido.

La mejor manera de aportar color al look de una manera sutil. Las novias más recatadas optan por tonos piedra, perla, cremas y pasteles, las más originales por colores vivos.

Cinturón fino

1-4. Inmaculada García | 2. Miquel Suay | 3. Pronovias

Se trata de un cinturón de no más de un centímetro de grosor, de piel o forrado de la tela del vestido y generalmente blanco pues no pretende destacar sobre el vestido ni ser un complemento como tal. Puede ser con o sin hebilla y su función es la de marcar la cintura para definir y resaltar la figura femenina.

Es el más adecuado para vestidos de encaje, de crochet o con bordados, pues no recarga visualmente el estilismo.

Cinturón ancho con hebilla

1-2. Rosa Clará

Todo lo contrario al cinturón fino, un cinturón grueso y con hebilla. Se trata de un cinturón al uso pero por norma general blanco, adaptado al vestido de novia.

En este caso, el cinturón no pasa desapercibido, quiere protagonismo, por eso es la pieza clave del look. Además, puede ser de distintos materiales o colores en función del estilo de la novia.

Según tu fisionomía

No todos los tipos de cinturón son válidos para todas las siluetas. Adapta el estilo de cinturón o fajín que más te guste a tu contorno y prepárate para impresionar.

  • Si eres de baja estatura: un fajín o cinturón ancho acortarán ópticamente tu figura. Mejor decántate por uno fino del mismo tono que el vestido y colócalo debajo del busto o a la altura de la cintura, alargará tu figura.
  • Si eres alta: Todo tipo de cinturones te favorecen, pero si no quieres destacar tu altura coloca el cinturón en la cadera en vez de en la cintura.

1-2. Rosa Clará

  • Si eres de tronco corto: Te favorecen los cinturones finos sin hebillas ni ornamentos colocados en la cadera pues alargará visualmente el torso aunque también acortará ligeramente las piernas.
  • Si eres de tronco largo: Opta por cinturones o fajines anchos a la altura de la cintura, alargará las piernas.
  • Si tienes mucho pecho: Evita cinturones con hebillas o muchos adornos pues aportan volumen al conjunto. La mejor opción son los cinturones finos o fajines estrechos del mismo tono que el vestido o colores no llamativos y colocados en la cadera, disimularán el tamaño del busto.
  • Si tienes poco pecho: Realzará tu pecho y dará volumen si colocas un cinturón de tamaño medio o grueso encima de la cintura en un vestido de corte imperio o recto.

1. Justin Alexander | 2. Manu Garcia

  • Si eres de caderas anchas: Olvida llevar el cinturón a la altura de la cadera. Escógelo estrecho y colócalo a la altura de la cintura, pues se llevará el protagonismo. Dale más atención optando por uno de color.
  • Si tu figura es recta o eres de caderas estrechas: Si quieres ensanchar tus caderas decántate por cinturones anchos a la altura de las caderas, mejor adornados o con hebillas. Si quieres potenciar la cintura, coloca un cinturón o fajín grueso en la cintura o encima de ella en vestidos de corte imperio, la potenciará.
  • Si tienes curvas: Evita los fajines, escoge cinturones de tamaño medio. Realza tus curvas colocando el cinturón por encima o por debajo de la cintura, especialmente si no tienes un vientre plano pues dará volumen a la zona del abdomen.
  • Si eres de constitución ancha: Nuestros expertos aconsejan no optar por este complemento pero si no quieres renunciar a él apuesta por los cinturones finos del mismo tono del vestido.