Si os gustan los entornos urbanos y queréis que vuestra personalidad quede reflejada en el lugar donde celebraréis vuestra boda hoy os proponemos el espacio ideal.

El Mercure Madrid Santo Domingo lleva más de 10 años organizando de bodas. Es uno de los espacios de celebraciones más sorprendentes en el centro de Madrid. Su principal baza es la atención personalizada que ofrecen a los novios. Os escuchan, os asesoran y os dedican todo el tiempo que necesitéis para que el día de vuestra boda todo sea tal y como siempre habéis soñado.

 

 

Para el equipo del Hotel Santo Domingo, los detalles insignificantes no existen. Por eso ponen mucho cuidado en todos los aspectos. La decoración de las mesas, la elaboración de los menús, el servicio… Ese día todo el personal del hotel se volcará para ofreceros la celebración que queréis. Vuestra única preocupación será daros el “sí, quiero”.

El hotel cuenta con dos salones para celebrar banquetes. El salón Belvedere, “bellas vistas” en italiano, es un lugar cautivador. Desde su amplio ventanal se puede contemplar el Palacio Real y la Sierra Norte de Madrid, un marco idílico para el convite. El salón Natura tiene un espectacular techo acristalado sobre el que cae un mágico jardín colgante y una cascada.

 

 

Como cada pareja es un mundo, en el Hotel Santo Domingo cuentan con varios tipos de menús nupciales que se adaptan a todos los bolsillos. Saben que la comida será uno de los aspectos más recordados de vuestra boda, por eso aconsejan siempre que los novios elijan el menú que mejor se adapte a sus gustos.

Pero además, ofrecen otros servicios complementarios para no os falte de nada durante una celebración tan especial: decoración floral, reportaje fotográfico y de vídeo, animación para amenizar el banquete… ¡y todo lo que podáis imaginar!