Celebrar una boda esponsorizada o patrocinada es una idea importada de Estados Unidos que ya se ha afincado en países europeos como Francia e Italia. Se trata de conseguir que algunos proveedores de vuestra boda, o todos ellos, os hagan interesantes descuentos, o incluso que os ofrezcan gratis sus servicios, a cambio, claro está, de publicidad.

A primera vista la idea puede parecer muy complicada, sobre todo si no somos estrellas mediáticas. Sin embargo es mucho más sencillo de lo que parece, tan solo necesitáis invertir tiempo, tener grandes dosis de entusiasmo y dotes de persuasión.

Si os animáis a tener una boda esponsorizada esto es lo que debéis saber:

  • El primer paso a seguir es crear un blog de vuestra boda. Escribid un post en el que explicaréis que os casáis y que estáis buscando patrocinadores para vuestra boda. No olvidéis dejar un mail o teléfono para que los posibles patrocinadores se puedan poner en contacto con vosotros. Reservad un espacio en el blog para poner los banners de las empresas que os patrocinen.
  • Seguro que tanto tu pareja como tú tenéis un perfil en una o varias redes sociales, como Facebook, Tuenti o Twitter. Anunciar vuestra boda en ellas, poned un enlace del blog de vuestra boda, y comunicad que estáis buscando patrocinadores.
  • Ahora es el momento de empezar a buscar a los patrocinadores. Lo ideal es que os pongáis en contacto con pequeñas empresas, o con empresas que están empezando, pues es mucho más fácil que consigáis acuerdos con ellas que con las grandes firmas de renombre. Por ejemplo, si en vuestro barrio acaba de abrir una boutique de novias puedes ir a hablar con la dueña y, a cambio de un buen descuento, poner un banner en tu blog, dedicarle uno o varios posts, y hablar bien de ella en tus redes sociales. La gente confía más en la opinión de un conocido que en un anuncio, por eso con este tipo de promoción la boutique conseguirá una buena imagen y como consecuencia, nuevas clientas.
  • Poneros en contacto con algún periódico, revista, radio o programa de televisión, y explicadles qué vais a celebrar una boda esponsorizada. Seguro que a más de uno les resulta interesante y os hacen un reportaje, de esta manera conseguiréis atraer a más patrocinadores.