Mi Taller Manual
Mi Taller Manual

Al igual que ocurre en el resto de sectores, en el campo nupcial también se importan modas y tendencias de otros países, especialmente de EEUU. Por ejemplo, la moda de los vestidos de novia vintage llegó hace unos años del otro lado del charco acompañada de unos peinados para bodas más naturales e informales de lo que habíamos visto hasta entonces. También los ramos de novia sufrieron importantes cambios, transformando los clásicos buqués circulares en propuestas mucho más grandes y variadas.

Pero aunque son muchas las tradiciones nupciales que se importan del extranjero, también son muchas las que nacen entre nuestras fronteras. Entre ellas, está especialmente arraigada en el sur la costumbre de regalar alfileres a las invitadas al día B. Una opción por la que cada vez más novias del resto de España también se decantan. ¿Queréis saber mucho más?

Origen de la tradición

Monigotadas
Monigotadas

Como muchas otras, el origen de esta tradición procede de una antigua historia de amor: la de la leyenda de la Virgen de los Alfileritos de Toledo. Cuenta la leyenda que, mientras su amado prometido se encontraba conquistando las nuevas tierras del Pacífico, una bella toledana, doña Soledad de Vargas, rezaba el rosario por su amado cada noche a Nuestra Madre Dolorosa. Doña Soledad pedía a su dama, doña Mencía, que le clavara un alfiler si se quedaba dormida durante el rezo y, una vez terminado el rosario, dejaba el alfiler en ofrenda a la Virgen. Todo acabó el día que su amado volvió con vida y pudieron por fin casarse.

Megustafimo
Megustafimo

Pero al margen de antiguas leyendas, la tradición también tiene un origen más reciente aunque menos romántico. Se dice que años atrás, tanto los vestidos de novia sencillos como los más elaborados eran heredados por las mujeres de la familia y que, por tanto, se ajustaban al cuerpo utilizando alfileres que tras la boda la novia regalaba a mujeres solteras para desearles su misma suerte en el amor. La misma situación se daba también con los alfileres que sujetaban la corona de la novia.

¿En qué consiste?

Funny Things
Funny Things

Según dicta la tradición, la novia es la encargada de repartir los alfileres entre sus invitadas, pues será un momento de complicidad para poder charlar. Asimismo, también le corresponde a ella colocar el alfiler en el vestido de sus familiares y amigas. Sin duda, un excelente regalo para invitados de boda que encantará a todas las asistentes.

A las mujeres solteras y divorciadas les colocará el alfiler con la cabeza hacia abajo y sin cierre, pues la finalidad de esta tradición es que las solteras pierdan el alfiler durante la celebración, ya que al perderlo encontrarán el amor.

Por su parte, a las mujeres casadas se les colocará el alfiler correctamente, es decir, hacia arriba, para que no lo pierdan y conserven su amor. Esta posición es también la adecuada para las mujeres viudas a menos que sean ellas mismas quienes pidan lo contrario.

Estilos de alfileres

By Carla Ayuso
By Carla Ayuso

Al tratarse de una costumbre consolidada en una región de España, son varias las empresas que se dedican a la fabricación de alfileres. En cuanto a sus diseños, las opciones se disparan. ¡El abanico de posibilidades es de lo más extenso! Así, podréis encontrar desde piezas de bisutería con diferentes formas, como abanicos, lazos o corazones, hasta otras de goma eva, tela o cerámica, por ejemplo, disponibles asimismo en todo tipo de modelos y colores: estrellas, mariposas, calas...

Igualmente, pueden ser de estética contemporánea o tener un aspecto envejecido, lo que encajará perfectamente con vuestro enlace si te has decantado por un vestido de novia vintage. Sin ninguna duda, y optéis por la opción que optéis, será uno de esos detalles originales para la boda que vuestras familiares y amigas conservarán y lucirán con gran cariño.

Monigotadas
Monigotadas

También tenéis la opción de encargar alfileres temáticos –como, por ejemplo, con las figuras de los protagonistas de Star Wars o de los personajes de Harry Potter– y otros completamente personalizados, como con el nombre de vuestras invitadas. El único límite es el de la imaginación. ¡Un regalo de boda barato y de lo más original!

Daniel Leiva Fotografía
Daniel Leiva Fotografía

En lo que a detalles y regalos se refiere, la presentación lo es todo. De esta manera, podéis repartir los alfileres como de costumbre, es decir, clavados en un cojín, u optar por nuevas modalidades, como colocarlos en una cesta, una caja, un cofre, un baúl o sujetos en un trozo de tela idéntico al del vestido de novia de corte sirena, por ejemplo, o al del velo. Sin embargo, la opción que más adeptos tiene es la presentación individualizada, ya sea dentro de una bolsita de yute o arpillera o sujetando el alfiler en un trozo de papel kraft, que podréis personalizar con la fecha del enlace o bien con vuestros nombres o iniciales.

Y no olvidéis repartirlos todos pues, según cuenta la tradición, si la novia guardaba un solo alfiler de su vestido, su amor caería en desgracia. ¡No está de más ser previsor!

Arteazabal
Arteazabal

Después de escoger este fantástico detalle de boda que, sin duda, será todo un éxito, ya tenéis más cosas del enlace encarriladas. Y, mientras llega el gran día, recordad que todavía os quedan pendientes pequeñas decisiones, como la elección de las canciones de boda del que, sin duda, va a ser uno de los días más felices de vuestra vida.