En las bodas de hoy en día se cuidan todos los detalles, por pequeños que sean. El intercambio de alianzas es, sin duda uno de los momentos más esperados de cualquier boda, por eso es normal que pasemos horas pensando cual será el porta alianzas perfecto para nuestra boda. El clásico cojín se ha visto desplazado por objetos más innovadores, como ramos, cestas, libros, antiguas polveras o incluso bastidores.

Resulta curioso ver como el gusto por lo vintage ha recuperado un objeto que ya estaba prácticamente en desuso, como los bastidores, y les ha sabido encontrar una nueva utilidad. Si estás pensando en tener un bastidor porta alianzas en tu boda toma buena nota de estas ideas.

 

nessukina

 

  • Si siempre te ha gustado la costura, y se te da bien el punto de cruz, puedes animarte a bordar tú misma el bastidor de vuestra boda. Puedes apostar por un diseño sencillo, tan solo con vuestros nombres y unas cintas en las que atar las alianzas. 
 
 
  • Si sois una pareja romántica, y vuestra boda es de clara estética vintage, podéis elegir un bastidor más elaborado, en el que además de vuestros nombres haya algún dibujo que sea especial o representativo.
 
 
  • Y si tenéis una frase que es especial para vosotros podéis bordarla en lugar de vuestros nombres. Será un bonito recuerdo que podrá decorar algún rincón de vuestra casa.
 
 
  • Y si os gusta la idea del bastidor, pero no os gustan los bordados, podéis sustituirlo por una tela de encaje o de arpillera. Y si en lugar de cintas usáis cuerda natural para sujetar las alianzas, le daréis un toque rústico muy interesante.
 
Foto 2: nessukina
Foto 5: Bodas Deluxe