Be Lounge
Be Lounge

Si vuestra boda se celebrará en las próximas semanas o meses, es muy importante que tengáis bien presentes algunas de las nuevas medidas de seguridad e higiene derivadas de la COVID-19, pues afectan de una manera u otra a diferentes aspectos organizativos del enlace. Entre ellos, al banquete de boda, que deberéis adaptar al contexto actual de la pandemia y a la "nueva normalidad". Así, quizá os hayáis visto obligados a reducir el número de invitaciones de boda enviadas y a prever distintos detalles de boda que ayudarán a cuidar la salud de todos los presentes al día B. En cualquier caso, seguro que querréis vivir una mágica jornada nupcial, llena de emociones, de alegría y de felicidad a raudales, por lo que las ideas originales para bodas no faltarán. Y es que es muy posible vivir plenamente la celebración de la boda, siempre que se tomen algunas medidas de precaución pensando en el bienestar de todos. Esto resulta especialmente importante durante la comida o cena nupcial, ya que es cuando los invitados estarán todos juntos e inevitablemente más cerca unos de otros. Pero tranquilos. Podréis disfrutar del delicioso menú de boda y respetar al mismo tiempo las distancias sociales teniendo en cuenta estas sencillas recomendaciones en relación con la disposición de las mesas.

Tipo de mesas

Club House 27
Club House 27

Las mesas del banquete nupcial pueden ser rectangulares, redondas y cuadradas, y disponerse de distintas maneras. Sin embargo, en el contexto actual se recomienda evitar las mesas rectangulares muy largas –denominadas mesas imperiales–, así como las cuadradas, pues los invitados suelen estar demasiado cerca. Lo mismo sucede en el caso de las mesas dispuestas formando una gran U. En cambio, las mesas redondas son ahora mismo la solución ideal para las celebraciones de los próximos meses. Sin embargo, y a pesar de que acostumbran a ser para 10 comensales, en la actualidad es necesario reducir el número de los mismos.

Número de mesas

Hotel Bahía del Duque
Hotel Bahía del Duque

El número de mesas que necesitaréis para la comida o cena nupcial depende, por supuesto, del número de familiares y amigos a los que hayáis enviado una de las invitaciones de boda 2020. Asimismo, y en función del diámetro que tengan las mesas redondas –que suelen albergar a entre 8 y 12 invitados–, podréis sentar desde 6 hasta 10 invitados para que todos estén cómodos y mantengan al mismo tiempo suficiente distancia con sus compañeros de mesa.

La distancia entre las mesas

Hotel Playa de la Luz
Hotel Playa de la Luz

Por otro lado, deberéis, aseguraos también que las mesas guardan entre sí el espacio de seguridad necesario y que puede circularse sin problema por el ambiente. Algo igual de importante para los camareros a la hora de servir la comida que para la pareja al entrar en la recepción al son de las mejores canciones románticas para bodas o para que hagan entrega del maravilloso ramo de novia natural a la persona elegida. Según recoge el BOE, "para el consumo en mesa se mantiene una distancia de dos metros entre mesas o agrupaciones de mesas"1.

Ubicación de las mesas

Restaurante La Viborilla
Restaurante La Viborilla

Si tenéis la suerte de casaros en pleno verano o en los meses de otoño en provincias con buen tiempo, aprovechad la oportunidad y organizad un banquete de boda al aire libre. Será, sin duda, la mejor manera de respetar las distancias sociales y evitar el riesgo de contagio. Si, por contra, la recepción es en el interior y el espacio cuenta con varios salones que pueden unirse o independizarse como se desee, no dudéis en reservar dos de ellos para que las mesas garanticen la distancia social establecida.

Un banquete tradicional, con todos los familiares y amigos sentados y distribuidos en un mayor número de mesas, garantizará las normas de seguridad dictadas por el Gobierno español y multiplicará las posibilidades a la hora de decorar los centros de mesa. Tened muy en cuenta estas restricciones temporales derivadas del coronavirus y preparaos para disfrutar de la jornada nupcial de principio a fin. Desde los preparativos, incluyendo la sesión de peluquería y maquillaje para lucir un peinado de boda de lo más favorecedor, hasta el momento en que suene el primer acorde de las canciones de boda, anunciando que la ceremonia está a punto de empezar. Y recordad que, aunque la "nueva normalidad" nupcial implique cambiar diferentes aspectos del día B, no faltarán las emociones, las risas ni, por supuesto, el amor. ¡Felicidades pareja!