Es probable que, mientras te ponías tu vestido de novia o te disponías a salir con tu ramo de novia en la mano para encontrarte con tu futuro marido enfundado en su precioso traje de novio, no pensaras en ser madre. Pero también es muy posible que, en ese momento, otros lo estuvieran pensando por ti. Cuando una pareja se casa, todo el mundo da por sentado que el siguiente paso será tener un hijo. Sin embargo, no siempre tiene por qué ser así.

¿Cuándo es el mejor momento para ser madre?

El mejor momento lo son todos y no es ninguno. Es muy difícil que todo sea perfecto, pero un bebé lo que necesita no es perfección sino amor, atención, cariño, cuidados... ¡Y a su madre y a su padre! Así que el mejor momento para ser madre será el que tu corazón decida. Siempre, por supuesto, que tu pareja y tú estéis en sintonía.

Y eso puede ser ahora, el año que viene o dentro de cinco años. De la misma manera que elegisteis esas canciones románticas para bodas o pensasteis en unas fantásticas ideas para photocall sin que nadie influyese en vuestra decisión, también en este tema la elección es vuestra.

Claro que hay que tener en cuenta la posición laboral y económica, pero también la situación emocional y física es importante. No esperes al momento ideal porque es posible que no llegue nunca. Haz que el momento ideal surja.

¿Qué pasa si para mí nunca es el momento?

Hoy en día muchas mujeres deciden que no quieren ser madres por distintos motivos y es una opción muy respetable, tanto como la de las que deciden que sí van a serlo. Ser madre no debería ser una imposición social sino la materialización de un profundo deseo personal.

Sin embargo, si no quieres tener hijos es probable que tengas que enfrentarte al juicio de aquellos que consideran que te equivocas y que estás cometiendo un tremendo error. Defiende tus prioridades y exige el respeto que tus decisiones merecen. Las tuyas y las de tu pareja, por supuesto. ¿Acaso no lo hicisteis a la hora de escoger entre todas esas propuestas en invitaciones de boda 2017?

¿Y si no puedo ser madre?

Muchas mujeres que desean ser madres tienen problemas de salud o de fertilidad (ellas o sus parejas), lo que les impide llevar a cabo su sueño como al resto. Por suerte, la medicina y la ciencia han avanzado muchísimo al respecto y, hoy en día, existen tratamientos de reproducción asistida adaptados a las necesidades de cada mujer o de cada pareja, que ayudan a que muchas de ellas lo consigan, aunque el camino en algunos casos sea más largo y complejo.

Por supuesto, también existe la posibilidad de adoptar. Cada pareja debe elegir lo que considere más adecuado según sus posibilidades o lo que prefiera dependiendo de la situación que se les plantee. Lo importante es no rendirse y estar unidos durante el proceso, sea cual sea. Como lo estuvisteis a la hora de seleccionar las mejores ideas de decoración para bodas.

¿Seguiré siendo fértil si espero mucho tiempo?

Biológicamente, la edad más fértil de la mujer se sitúa entre los 20 y los 25 años. A partir de los 30 y, sobre todo, desde los 35, podrían empezar a surgir ciertas dificultades. Sin embargo, muchas mujeres son madres más allá de esa edad y sin ningún problema gracias a los avances en este terreno y a lo preparados que están hoy en día tanto los médicos como los hospitales. Lo ideal es que la decisión de ser madre no la tomes en base a tu edad sino a haberlo pensado con calma y después de decidir que es el momento adecuado para ti, para vosotros.

Como pareja, lo más importante es hablar y compartir vuestras inquietudes y vuestros deseos en general, especialmente frente al gran paso en la vida que supone ser padres. Tener un hijo exige una gran responsabilidad y compromiso, por lo que ambas partes deben estar al 100%, para que cuando llegue el nuevo miembro a la familia no la desestabilice sino que la refuerce todavía más. Poned vuestras canciones de boda de fondo, relajaros y hablad del futuro brillante que está por llegar.