En su primer día de colegio y con tan solo 4 años. La historia de Uxía y Óscar comienza así, entre aulas, lápices de colores, pizarras y cuadernos. Desde párvulos, estos enamorados se convirtieron en dos buenos compañeros; dos corazones inocentes que comenzaban a forjar sus primeras amistades. Y así, creciendo y madurando, Uxía y Óscar llegaron a la adolescencia. Pasados unos años, seguían compartiendo momentos, más de los que nunca habrían imaginado… y es que de esta increíble historia no podía más que brotar un sentimiento mucho más fuerte, como es el del amor. Con 13 años recién cumplidos, Uxía y Óscar enlazaban sus corazones en el inicio de una historia de noviazgo joven, aunque inolvidable y, por supuesto, infinita.

Tras más de 20 años juntos, compartiendo sus días, Óscar tomaba un restaurante de comida rápida como escenario para pedir matrimonio a su chica… un lugar sencillo que escondía algo importante para los dos. Por supuesto, la respuesta de Uxía fue un gran "¡sí!".

Puro romanticismo

La localidad gallega de Nigran (Pontevedra) y, concretamente, Pazo da Touza –un espacio de ensueño envuelto en entornos naturales, únicos para la celebración de su enlace–, fue el escenario que esta pareja de enamorados escogió para su "sí, quiero".

El día de su romántica cita llegó... y bajo un manto de estilo romántico, Uxía y Óscar vivían uno de los momentos más mágicos de su historia de amor. El blanco, así como las tonalidades nude y naturales del propio telón, un velo de luces cálidas y los detalles de madera, fueron los protagonistas en cada pequeño rincón. Del mismo modo lo fueron otros elementos, tales como el seating plan elaborado con cactus para los invitados –obra de la wedding planner Susana Fernández Peláez–; la mesa de firmas inspirada en la película favorita de la pareja, UP; un photocall fantástico, obra de By an Arrow; y una brillante decoración floral, obra de A Florería. El dúo musical La Franga, por su parte, fue el encargado de poner melodías en este gran día, convirtiéndose en la absoluta banda sonora del "sí, quiero" de ambos enamorados.

Fantásticos

La novia lució preciosa con un vestido de Beba’s Closet de estilo romántico, de corte recto, mangas, y detalles en estas y cintura. Como ramo, Uxía siguió ese mismo estilo con un bouquet en tonos nude y verdes. Un look nupcial que acompañó con un maquillaje muy suave y un semirrecogido detallado con un bonito tocado de Les Cocons. ¡Realmente bella!

Por su parte, el novio apostó por un traje clásico de Florentino en tonos oscuros, zapatos Ramón Sanjurjo y gemelos Hackett London.

Absoluta magia

De este gran día, en el que no faltó el amor, la amistad y la familia, la perfecta combinación de tres sentimientos maravillosos, fue testigo el equipo fotográfico de By an Arrow –que, recordemos, también se encargó de detalles como el original fondo para tomar instantáneas–. Gracias a su excelente trabajo, pues con gran profesionalidad lograron captar cada detalle –incluso el brillo en los ojos de ambos enamorados–, hoy podéis disfrutar de un reportaje nupcial ¡maravilloso! No perdáis detalle...