En diciembre de 2012 Hernán acudió a una entrevista de trabajo que, sin poderlo imaginar, cambiaría su vida por completo. Cecilia, la entrevistadora, se convirtió en poco tiempo en una gran amiga, e inevitablemente de esa complicidad nació en ambos las ganas de querer compartir el resto de sus días juntos. Así, y después de un año y cuatro meses de relación, Cecilia y Hernán tomaron la decisión de dar un paso más y forjar su amor en el tiempo a través de un "sí, quiero" que ambos se dieron el 16 de julio de 2016. A dieciséis días de su enlace, y con motivo del cumpleaños de Cecilia, Hernán regaló un anillo de compromiso a su futura esposa como símbolo de esa unión tan especial.

Recuerdos de infancia para un día mágico

Asturias y el pueblo en el que la futura novia pasó toda su infancia fue el escenario del mágico día de la pareja, tal y como Cecilia siempre había soñado; el lugar donde se bautizó, el escenario que la vio crecer y donde pasó aquellos inolvidables veranos de su niñez. La casa de su tío, una preciosa finca de un estilo rústico inconfundible, acogió por un día el amor de esta pareja de jóvenes, siendo el lugar en el que transcurrió la ceremonia y la posterior celebración nupcial. 

Aunque la propia esencia rural de la casa no requería apenas decoración, Cecilia y Hernán, junto con el apoyo incondicional de sus familiares, lograron conformar el perfecto escenario para su "sí, quiero" entre un sinfín de detalles elaborados a mano a partir de maderas, fardos de paja, tarritos de cristal y una gran variedad de flores –entre las que destacaron la paniculata y las hortensias– y con los que pudieron llevar a cabo elementos imprescindibles, como los asientos de la ceremonia, el altar, el candy bar o el cigar bar. Asi, en un paraje íntimo, cálido y personalizado, Cecilia y Hernán se dieron el "sí, quiero" en una ceremonia civil celebrada a las 13:30h, que además contó con una maestra de ceremonias muy especial: una de las mejores amigas de la novia. Tras el intercambio de las alianzas y después de hacerse un divertido selfie con todos sus invitados, la celebración continuó con un magnífico cóctel del que se encargó el Restaurante Real Balneario, con presentaciones cuidadas al detalle y donde no faltó la tradicional sidra asturiana con escanciador, fabada en pequeñas porciones, tablas de surtido ibérico y mermeladas caseras. La tarde continuó con la entrega de unos regalos muy especiales para los invitados –mapas personalizados de Tusmapas.es con las coordenadas de la ciudad o el pueblo natal de cada invitado, así como preciosas plantas crasas–, todo ello amenizado con la excelencia de la música en acústico en un maravilloso concierto que contó con la voz cantante de la pareja. Sin duda, una inolvidable celebración que, poco después, se bañó en los colores cálidos del atardecer y finalizó en una fiesta en la que los invitados rodearon a la pareja en medio de pompas de jabón y bengalas, lo que propició un momento mágico. 

Con todo detalle

Ambos novios lucieron radiantes en su gran día. Cecilia deslumbró con un espectacular vestido de Manu García, con pequeñas modificaciones en espalda y mangas; un look cómodo y sencillo, que logró encajar a la perfección con el escenario del romántico enlace. En cuanto al pelo, Cecilia confió en Julia Espina Hairdresser para un bonito peinado que dejó su melena castaña al viento con una semi corona, de Tocados Le Touquet, como detalle. Lorena Carbajal Make Up fue la encargada de aportar luz al rostro de la novia, con un maquillaje completamente natural. El complemento que puso el broche de oro al fantástico vestuario nupcial de Cecilia corrió a cargo de Pando Floristas, responsable también del resto de la decoración floral: un precioso ramo desenfadado y de estilo rústico, con toques de romanticismo y lleno de color. Hernán, por su parte, apostó por un traje azul marino, de Versace, junto a una camisa blanca, tirantes y una arriesgada pajarita.

De esta fantástica boda tuvo el placer de ser testigo el equipo fotográfico de AM Producciones, que consiguió, en cada una de sus capturas, reflejar la felicidad y el amor más real de todos aquellos quienes pudieron disfrutar del "sí, quiero" de Cecilia y Hernán... Un enlace mágico del que no os podéis perder detalle.