Punto Espacio Fotografía

Tanto si habéis enviado vuestras invitaciones de boda para celebrar un enlace en invierno como si aún os quedan meses para festejar el gran día y veros radiantes con el vestido de novia de rabiosa actualidad y el traje de novio original, la idea es que la llegada del frío no afecte a vuestra piel. ¿Cómo conseguirlo? Unas simples rutinas cotidianas bastarán para cuidarla. Os las resumimos todas a continuación.

1. Mimad el cutis con vitamina C

Seguro que en el "sí, quiero" querréis lucir una piel radiante y veros espléndidos. Para conseguirlo, lo ideal es recurrir a tratamientos cosméticos con vitamina C que devuelven al cutis la vitalidad y el aspecto fresco y luminoso que la lluvia, el viento y el frío propios del invierno pueden dañar. Podéis aprovechar y reservar cita en un salón de belleza para que os hagan un tratamiento intensivo. Pensad que, además, será una buena manera de ir preparando la piel del rostro para la llegada de los rayos solares de la primavera y el verano.

2. Recurrid a bálsamos labiales

Mario Miranda

Los labios tienen una piel muy fina, lo que hace que se resientan especialmente en invierno. Para evitarlo, aplicadles un bálsamo labial. Lo ideal es que la fórmula también incluya protector solar, un factor que resulta imprescindible en caso de que vayáis a esquiar, pues el sol reflejado en la nieve quema de lo lindo y provoca que los labios se agrieten. Entre las diferentes opciones existentes, la manteca de karité es una de las más adecuadas para mantener la hidratación de esta piel del rostro. ¿Algo más? Sí, no os olvidéis de exfoliarlos varias veces al mes.

3. Aplicaos cremas corporales hidratantes

David Barber Fotografía

Aunque tenemos más tendencia a ponernos cremas hidratantes en verano, lo cierto es que la piel del cuerpo también está pidiendo a gritos hidratación en invierno. Por ello, aplicaos cremas nutritivas untosas a diario, tras la ducha. Las mejores contienen ceramidas, aceite mineral o lanolina. Y, por cierto: evitad las duchas o los baños con agua muy caliente. Lo ideal es emplear siempre agua templada para no agredir la piel e, incluso, terminar con agua fría para activar la circulación.

4. Poneos cremas regeneradoras en las manos

Alma Fotografía

Una de las instantáneas que no podrá faltar en vuestro álbum nupcial es la del intercambio de las alianzas, así como la de la mujer protagonista del gran día sujetando el ramo de novia natural. Para lucir unas manos perfectas en la boda en general y en estas imágenes tan cercanas en particular, cuidadlas con una crema regeneradora que las hidrate bien pues, al resecarse demasiado, la piel puede llegar a perder su aspecto liso, a inflamarse e, incluso, a presentar saboñones. Las causas son sencillas, ya que la humedad y el frío intenso propios de esta estación pueden afectarlas en exceso, al ser una de las partes del cuerpo más expuestas a la intemperie.

¿Cuándo ponerse esta crema? Todas las noches antes de iros a dormir y también si os notáis las manos resecas. El secreto que os permitirá rentabilizarla al máximo es aplicar el producto en el dorso de cada mano y frotar uno contra otro. De este modo aplicaréis menos crema en las palmas, donde no es tan necesaria. ¿Cuáles son las más indicadas? Las que contienen aceites minerales –como la lanolina– y vitaminas –como la A–. ¡Y no olvidéis cubrir las manos con guantes en estos meses más fríos!

5. Evitad ambientes muy secos

Toni Vida Fotógrafo's

¿Sabíais que la sequedad del ambiente tiene las mismas consecuencias en la piel? Así que toca buscar una solución: si la calefacción de casa repercute negativamente deberéis humedecer los ambientes, ya sea con humidificadores o con variados remedios caseros. Procurad además poner el termostato entre los 19 y los 21ºC, no solo para que no se genere excesiva sequedad ambiental sino también porque los cambios bruscos de temperatura aumentan el riesgo de que puedan aparecer capilares dilatados o arañas vasculares. Y un vestido de novia 2019 corto, por ejemplo, no luciría igual. Como tampoco lo haría un vestido de novia con escote en V vertiginoso.

Cassú Fotògraf

Como podéis ver los cuidados de belleza requieren constancia, la misma que habéis puesto para, día a día, ir confeccionando la playlist con las canciones para boda que sonarán en vuestro enlace y que harán que los asistentes muevan sus trajes y vestidos de fiesta hasta bien entrada la noche. Los resultados serán espectaculares. ¡Seguro!