Si quieres aportar un toque de romanticismo a tu boda puedes hacerlo añadiendo perlas en la decoración. En esta manualidad te enseño una manera muy fácil de usarlas consiguiendo un centro de mesa sencillo pero con un toque de distinción. Ideal para una boda con estilo sofisticado o con cierto aire vintage.

Materiales

  • Un tarro de cristal
  • Un collar o tira de perlas de imitación
  • Una cinta elástica para decorar
  • Pistola de cola térmica o pegamento 

Pasos 

Enrolla las perlas alrededor de la boca del tarro de cristal y haz un nudo para que se sostengan. 

 

Coloca la cinta elástica alrededor del cuerpo del bote de cristal y pega los extremos con cola.

 

Si lo prefieres, puedes usar cinta de encaje o raso en lugar de la cinta elástica. Cualquiera de ellas decorará tu centro e incluso puedes aportar colorido si te decantas por el raso.

Una manualidad muy sencilla y rápida a la vez que elegante. Ya sólo tienes que llenarlo con las flores que escojas para tu día B y tu centro de mesa estará terminado.