Ignacio Sombra
Ignacio Sombra

Desde que enviasteis las invitaciones de boda o, incluso, desde la pedida de mano, ya habéis disfrutado del gusanillo y vértigo que suponen los preparativos nupciales. ¡Los "sí, quiero" son pura magia! No obstante, y aunque las ideas originales para bodas han sido una fantasía, el sueño no tiene por qué acabar. De hecho, el testigo no pasa a la siguiente pareja con el ramo de novia, sino que vosotros sois los encargados de conservar el espíritu del romance durante toda la relación. ¿Cómo hacerlo? Cultivándola, cuidándola y dedicándole tiempo y cariño. ¿Queréis saber mucho más? ¡Seguid leyedo!

1. Cuidaos mucho

La clave de un matrimonio sano, estable y emocionante pasa por cuidaros mutuamente, de forma equilibrada, así como por no descuidar los pequeños detalles que hacen que la relación sea tan mágica y única como vosotros deseáis.

2. Tened detalles sencillos

Del mismo modo que sorprendisteis a todos vuestros seres queridos con los regalos para invitados de boda, vuestra pareja necesitará este tipo de detalles sorpresa. Puede tratarse de cocinar su plato preferido, de una nota cariñosa en la nevera, de ir a recogerle por sorpresa al trabajo, de proponerle ir a tomar algo juntos o a cenar, de sorprenderle con una noche de cine en casa viendo la película que más le gusta, de obsequiarle con un ramo de flores o una botella de su vino preferido... Cualquier cosa que sepáis que vuestra pareja valora será suficiente para arrancarle una sonrisa o alegrarle un día entero.

Rakel Rodriguez Photoart
Rakel Rodriguez Photoart

3. Conservad vuestra parcela individual

Sin embargo, es importante también que no descuidéis vuestra parcela privada. Cultivad las amistades, quedad con los compañeros del trabajo, no dejéis de lado aquellas actividades que soléis hacer de forma regular, como ir al gimnasio, salir a correr o leer. Si os sentís a gusto con vosotros mismos, os resultará mucho más sencillo estar bien con la pareja. ¡Y cuando os encontréis tendréis más ganas el uno del otro!

4. No descuidéis vuestro aspecto

Cuidar vuestro aspecto personal, ser coquetos e intentar gustar al otro también os permitirá mantener viva la llama del amor y no caer en la rutina después del "sí, quiero". Del mismo modo, decidle al otro lo guapo que está y lo bien que le sienta el modelo elegido. ¡Casi tanto como el vestido de novia de corte sirena que escogió para vuestro paso por el altar!

5. Haceos muchos mimos

Abrazaos porque sí, besaos a menudo sin motivo aparente, miraos a los ojos, acariciaos, fomentad los ratos a solas... Y es que para mantener la pasión, el cariño y el contacto físico son imprescindibles.

Vicente Forés Fotografía
Vicente Forés Fotografía

6. Practicad diferentes actividades juntos

Da igual si ya la hacíais y la dejásteis de hacer o si se trata de una actividad nueva. Lo importante es que hagáis cosas juntos, que compartáis experiencias y que las suméis a vuestras vivencias como pareja. ¡No descuidéis este aspecto de vuestra relación! Puede tratarse de la práctica de un deporte, de visitar museos, de salidas al cine o al teatro, de paseos regulares por vuestra localidad de residencia… Pero también podéis innovar con un pícnic, una acampada, un cine al aire libre, turismo en vuestra propia ciudad… Hay muchas opciones para que pongáis la guinda a la semana sin gastar mucho y sin complicaros la agenda. ¡No valen excusas!

7. Recordad el pasado

Sin perder de vista la fantástica historia de amor que vivís desde entonces, qué bonito será revivir la primera cita o rememorar entre risas cómo fue aquello que os dijisteis, el primer beso, los nervios cada vez que quedábais… Eso os mantendrá muy vinculados y unidos.

8. Escapaos de vez en cuando

Para romper con la rutina definitivamente, salir de la zona de confort es un must. Pensad en actividades increíbles que podáis hacer, como una escapada romántica de fin de semana, un paseo en globo o contemplar un amanecer en la costa o desde una montaña. Haced cosas que os gusten, disfrutad el uno del otro y dejad que el tiempo se detenga.

Roberto Abril
Roberto Abril

9. Tened citas regulares

¡No dejéis que la rutina se instaure en vuestra relación de pareja! Para combatirla, nada mejor que salir juntos a celebrar que cada día es único y maravilloso desde que estáis juntos. Arreglaos para el otro y escapaos a comer o a cenar los dos solos. Será como si volviérais a tener vuestras primeras citas, cuando nada ni nadie os podía borrar la sonrisa de la cara. ¡Que no se pierda nunca esta bonita costumbre!

10. Cogeos de la mano

Aunque puede parecer un detalle sencillo y sin importancia, encierra muchos significados, pues habla de vuestro amor, de vuestra unión, de vuestro deseo de estar en contacto el uno con el otro, de estar los dos cerca... Caminad, charlad y disfrutad de vuestra mutua compañía. ¡No necesitáis nada más!

11. Expresad vuestro amor

Los textos románticos para invitaciones de boda se quedan cortos al lado de las expresiones diarias de amor y cariño que os dedicáis. Escribid mensajes bonitos, cartas, dibujad un corazón, decídselo a viva voz. Seguid mimándoos verbalmente y el otro se sentirá muy querido y eternamente enamorado. ¡Y que nunca falte un "te quiero".

Emovere Studios
Emovere Studios

12. Planes sin parar

Enfocarse en el futuro es siempre un estímulo para no caer en la rutina de ninguna forma. Ahora que estáis casados, podéis pasar de pensar en las ideas de decoración para la boda a hacerlo en posibles reformas domésticas, en nuevos usos para alguna habitación de la casa, en coches, en planes de verano... Es la arquitectura de una vida juntos, sí. Incluyendo los hijos, si no los tenéis y los queréis.

13. Sed agradecidos

Con el tiempo, las muestras de agradecimiento tienden a desaparecer. ¡No dejéis que eso ocurra! Acostumbrad a dar siempre las gracias cuando el otro os ayuda o hace algo que os hace sentir bien. Un beso y/o un abrazo también serán excelentes formas de decírselo, aunque no sea de palabra.

Mantener la rutina a raya os resultará de lo más sencillo con estos tips. ¡Será el mejor de los regalos de boda! Y cuando deseéis recordar uno de los días más felices de vuestra vida, no dudéis en pinchar de nuevo vuestras canciones de boda preferidas, que siempre animan cualquier rutina. ¡Sed muy felices!