Si os encanta la moda glitter y sois tan fans de la purpurina como nosotras estáis de suerte. La manualidad bodil que os proponemos en esta ocasión es muy sencilla, divertida, original... pero sobre todo ¡brillante! ¿Preparados para darle un toque de glamur a vuestra barra libre?

Necesitamos:

  • Cartulina
  • Molde de galleta de corazón (o una plantilla)
  • Lápiz
  • Purpurina
  • Tijeras
  • Pegamento y cola blanca
  • Celo de doble cara
  • Pajitas

 

Lo que vamos a hacer son unos adornos para las pajitas de la barra libre. Empezamos dibujando los corazones en la cartulina, dos por cada pajita. Los recortamos y llenamos de abundante cola blanca o pegamento una de las caras.

 

 

Rápidamente espolvoreamos la purpurina y con cuidado retiramos el exceso. Para que acabe de fijarse bien podéis rociarlos con laca o barniz en spray, y pasarles una última capa de cola blanca diluida ligeramente en agua para que quede transparente. Ahora debemos esperar a que se sequen por completo.

Cuando ya tenemos listos nuestros corazones de purpurina toca unirlos y pegarlos a las pajitas. Cogedlos con cuidado y enganchad una tira horizontal de celo de doble cara en la parte interior (sin purpurina) de cada uno. Pegad la pajita primero a uno de ellos y luego superponed el otro corazón de manera que encaje exactamente. Haced un poco de presión con los dedos pero con cuidado... ¡y ya tenéis listas vuestras pajitas glitter para la barra libre de vuestra boda!