¿Conocéis el mítico torneo de tenis Roland Garros? ¿Sabíais que toma su nombre de un piloto de la aviación francesa nacido en Isla Reunión en 1910? Y es que este pequeño paraíso está lleno de sorpresas. Pero seguro que os estaréis preguntando, ¿dónde está Isla Reunión? Situada en el océano Índico, esta exótica isla francesa forma parte del archipiélago de las Mascareñas. Para que os situéis un poco mejor, se encuentra al este de la conocida isla de Madagascar. Sin duda, el destino perfecto si os apetece disfrutar de una luna de miel rodeados de naturaleza y donde podréis vivir cada día una aventura diferente. ¿Sabíais que se la conoce también como la "isla intensa" por el seductor aroma de vainilla de sus plantaciones de orquídeas bourbon? Descubrid mucho más de este encantador enclave francés de ultramar... ¡y enamoraos de su increíble belleza y de sus magníficas actividades de ocio!

Un capricho de la naturaleza

Ir de vacaciones a isla de Reunión es siempre un acierto, sea vuestra luna de miel o un viaje para dos. Y es que se trata de un destino lleno de contrastes, donde os esperan volcanes activos, bellísimos valles de lava, impresionantes cascadas, frondosos bosques, fascinantes playas vírgenes y acantilados de rocas negras. Sin duda, el lugar ideal para vivir un sinfín de actividades y aventuras, como avistamiento de ballenas, snorkel entre delfines y senderismo entre en los circos volcánicos de Salazie, Cilaos y Mafate. También podréis descubrir su arquitectura criolla en Saint-Paul o en Hell-Bourg. ¡Una aventura constante que no querréis que acabe!

Los miradores del Piton de la Fournaise

El Piton de la Fournaise es un gran volcán que sigue activo y que si tenéis suerte podréis ver en erupción. Con 2.631 metros de altitud, es uno de los principales reclamos turísticos de Isla Reunión. Existen miradores ideales para los enamorados desde los que observarlo sin peligro, y si lo hacéis de noche el espectáculo de luz y de color es único. También debéis acercaros a Le Grand Brûle, en el salvaje sur, un gran valle de caminos de lava petrificada que llega hasta el océano y recorre la parte costera de la última caldera formada por el Piton de la Fournaise y el Enclos Fouqué. No dejéis de ver las mansiones criollas de la zona, como la Ville des Tourelles.

Romántico amanecer en el Piton des Neiges

Es el otro volcán de la isla, aunque permanece inactivo. Os sorprenderán los románticos amaneceres y las magníficas puestas de sol que podréis contemplar desde allí. Una bucólica excursión rodeados de bosques frondosos desde Cilaos os llevará hasta la cima del Piton des Neiges, de 3.071 metros, desde la que contemplaréis panorámicas de 360 grados sobre Mafate, Salazie y Cilaos. Vale la pena pernoctar en el refugio de la Caverne Dufour para subir al Piton des Neiges y contemplar su bello amanecer. Sencillamente... ¡espectacular!

Paseo en helicóptero

Es fascinante recorrer la isla desde otra perspectiva, a vista de pájaro, en un helicóptero sobrevolando rincones mágicos, como el Trou de Fer, un abismo de 300 metros con una cascada impresionante, el intenso azul del océano Índico y el verde de sus bosques infinitos. ¡Os encantará!

Isla Reunión: playas

Si el interior de Isla Reunión está tapizado de montañas, bosques y frondosa vegetación, cascadas y rápidos para practicar el canyoning o el rafting, la costa os brinda playas y reservas marinas en las que disfrutar del sol y de sus fondos marinos repletos de coral y de peces multicolor en compañía de delfines y ballenas. Las playas de Saint-Gilles, Boucan Canot, La Saline-Les Bains y Roches Noires son paradisíacas, como también lo son los acantilados negros de  Méchant. El buceo en Isla Reunión y la práctica de surf –aunque seáis novatos– son otros imprescindibles de vuestro viaje.

Tour por sus encantadores pueblos y ciudades

Después de viajar a la Isla Reunión, no os perdáis Saint-Gilles des Bains, una localidad de la costa oeste que, entre otros lugares de "obligada" visita, cuenta con los jardines botánicos de Jardín del Edén –con coloristas plantas tropicales y paisajes zen– y un maravilloso acuario. También es un lugar ideal para ir de compras, disfrutar de variados deportes acuáticos y de una amplia oferta de ocio nocturno.  es otro lugar que os encantará. Además de por sus fantásticas playas y de por ser el lugar de visita imprescindible de los amantes de la vela, el snorkel y el kayac, es conocido por su mercadillo, lleno de frutas, verduras y otros productos gastronómicos propios del lugar, y por sus objetos de artesanía. Asimismo, os encantará descubrir el pueblo más bello de la isla: Hell-Bourg. Situado en el centro del circo de Salazie, este pueblo alberga coloridas casas criollas y es el punto de partida de numerosas rutas de montaña. También es imprescindible perderse por Saint-Denis, la capital de Isla Reunión. Situada en el extremo norte de la isla, es la ciudad más grande, con templos hinduistas, como el de Shri Maha Kali. Y no os vayáis sin visitar Grand Îlet, con su iglesia preciosa y un estanque cercano, el Mare à Martin, en el que podéis hacer un pícnic.

Naturaleza fascinante en Mafate, Salazie y Cilaos

La isla cuenta con tres zonas de cuento de hadas: Mafate, Salaize y Cilaos, con recorridos de senderismo rodeados de naturaleza virgen. En Mafate os espera una romántica ruta que os llevará a lugares paradisíacos, como la llanura de los Tamarindos, la sima de las Tres Rocas, el río de los Guijarros o el pico Maïdo, accesible en coche con una panorámica única de toda la costa. En Salazie podréis ver el Piton des Neiges, su exuberante vegetación, sus cascadas y las casitas de colores con sus jardines con flores y árboles frutales. Y en el valle de Cilaos, conocido por sus baños termales, os deslumbrarán sus extensiones de vides.

Cascadas para soñar despiertos

En toda la isla se esconden muchas cascadas. A pocos kilómetros del circo de Salazie os quedaréis boquiabiertos con el salto de agua de Grand-Mère, que destaca entre la maleza, y con el de Voile de la Mariée, formado por varias cascadas. También son preciosas la cascada de Cormorans, a pocos minutos de la playa de Boucan Canot, en Saint-Gilles, en el oeste de la isla, y la de Bassin la Paix, así como la de Takamaka, Anse y Grand Galet. ¿Más cosas? No os olvidéis de bañaros en Puits des Anglais, con su inmensa piscina de agua salada entre las rocas.

Road trip por la costa oriental

¿Más cosas que hacer en Isla Reunión? No dejéis de visitar ciudades como Sainte-Marie, Sainte-Suzanne y Saint-André, con la Maison de la Vanille, una hacienda criolla con plantaciones de vainilla. Bordeando la costa oriental, pasando por Saint-Benoit y la Plaine des Palmistes, llegaréis al bosque de Belouve, con sus misteriosos senderos entre cedros japoneses, y a la cascada del Trou de Fer. ¡Dos lugares súper románticos!

Y ahora que ya sabéis dónde queda Isla Reunión y que viajar a la Isla Reunión es una maravillosa opción para vuestra luna de miel, no lo penséis más. ¡Seguro que en este fascinante destino pasaréis momentos únicos para los dos!