Hacer algo juntos siempre es un plan perfecto. Salir a pasear o a dar una vuelta en bicicleta, ir al cine o al teatro, tomar unas tapas o cenar en un reputado restaurante con estrellas Michelin... Cualquier excusa es buena. Y por si estáis buscando un plan especial para el Día de los Enamorados, os proponemos una velada de sofá, manta y series. O una maratón, como vosotros prefiráis. Y como la ocasión bien lo merece, os dejamos con algunas de las mejores series románticas de hoy en día. Amores juveniles, parejas imposibles, noviazgos fugaces... ¡No os perdáis estas historias sobre las relaciones actuales!

Los Bridgerton

Es, sin duda, la serie de la temporada. Así que, si no la habéis visto todavía, ya estáis tardando. Ambientada en el Londres de principios del siglo XIX, tiene a los Bridgerton y a otras familias de la alta sociedad londinense de la época como principales protagonistas. El amor está presente en todo momento en los ocho capítulos que, en esta primera temporada, se centra en el romance entre Daphne Bridgerton y el duque de Hastings. Además del argumento, la maravillosa banda sonora, la fantástica ambientación y el magnífico vestuario que lucen los actores y las actrices justifican el increíble éxito que ha alcanzado esta serie desde su estreno en Netflix el pasado 25 de diciembre. ¡Imprescindible!

Love

Con Gus y Mickey como protagonistas –una pareja que no tiene en apariencia nada en común–, esta serie que ya suma tres temporadas en Netflix describe con total realismo y sinceridad cómo son las relaciones hoy en día, por lo que es difícil que no os sintáis identificados en algún momento. Ambientada en la ciudad de Los Ángeles, en ella aparecen parejas de lo más diversas: heterosexuales, homosexuales, interraciales... Una serie original y algo irreverente, muy diferente de las clásicas series románticas con finales felices de cuentos de hadas. Seguro que os atrapará desde el primer momento. ¡Y ya os adelantamos que las risas están aseguradas!

Amigos de la universidad

Un grupo de amigos que se conoció estudiando en Harvard hace 20 años y que ya roza la cuarentena, protagoniza esta serie de Netflix que consta de dos temporadas de ocho capítulos cada una. Tras unos años separados, se reencuentran todos de nuevo cuando dos de ellos se mudan a vivir a la ciudad de Nueva York. A partir de ese momento, se sucederán los amores, los desamores y los romances. Pero no solo eso, sino que Amigos de la universidad también explora los éxitos y los fracasos laborales y personales de sus protagonistas. Una serie entretenida y de humor negro, más que recomendable.

Foodie Love

Una app para amantes de la gastronomía de la que la película toma su nombre une a los dos protagonistas de esta serie de HBO que consta de 8 capítulos en su primera temporada. Diferentes encuentros, diferentes bares y restaurantes, diferentes ciudades y, sobre todo, diferentes y deliciosos platos se suceden mientras los dos empiezan a conocerse, a intimar... Y todo ello rodeado de incertidumbre, de deseo, de emociones... En Foodie Love, la comida, el amor y el sexo se convierten en los ingredientes principales, así que puede ser una buena antesala de una noche llena de amor. Seguro que os encantará esta serie dirigida por Isabel Coixet.

Run

Tras más de una década sin verse, se reencuentra una pareja que había estado junta en su adolescencia y que había hecho un pacto: encontrarse en la Grand Central Station de Nueva York y coger un tren si uno de los dos le enviaba al otro la palabra "run", y el otro contestaba con el mismo mensaje. Así empieza esta serie de HBO de la que, de momento, puede verse una temporada de siete episodios. Una comedia romántica con toques de thriller, en la que esta pareja lo deja todo (ella está casada y es madre) para escapar juntos haciendo un viaje por América. ¿Qué pasará por el camino? Tendréis que darle al play y descubrir su historia al completo.

A tres metros sobre el cielo

Se trata de una serie juvenil basada en un libro de Federico Moccia, si bien es una versión libre del mismo. En ella podréis conocer la historia de amor que vive una pareja de jóvenes –Summer y Ale– durante un verano en la costa italiana. A pesar de que ambos provienen de mundos diferentes –él es el clásico Don Juan y ella una chica más reservada–, la llama no tarde en prender entre ellos e inician un apasionado romance estival, en el que no faltan numerosas escenas en la playa. Pero, ¿qué pasará cuando acabe el verano? Si queréis descubrirlo, no os perdáis esta serie de Netflix de ocho capítulos, de la que ya se hizo una película hace unos años.

Lovesick

Dylan es un veinteañero con una enfermedad de transmisión sexual que tiene que ponerse en contacto con sus parejas más recientes para avisarlas. Y aunque este "arranque" de la serie poco tiene de romántico, la verdad, Lovesick nos desvela durante todos los flashbacks que el protagonista tiene con cada una de sus ex, episodio tras episodio, cómo fueron sus relaciones amorosas y qué los llevó a romper. Además del protagonista y de todas sus conquistas pasadas, no faltan los amigos divertidos que lo acompañan y aconsejan en su camino. Seguro que os gustará esta serie divertida, tierna y sensible, que engancha y entretiene por igual. Es de Netflix y tiene tres temporadas por el momento.

Amor ocasional

Elsa es una chica joven que no acaba de superar la ruptura con su novio, por lo que las amigas deciden contratar a un acompañante que se haga pasar por el chico perfecto y le devuelva la alegría. Os seducirá esta típica comedia romántica –pero fresca al mismo tiempo– y, tan alegre como divertida, en la que, a través de las historias de diferentes personajes, el amor es uno de los grandes protagonistas. Os atraparán los giros sorprendentes de guion en algunos casos y sus personajes entrañables, y es más que probable que lloréis de risa en determinadas escenas. Sin duda, los mejores ingredientes para que no os perdáis esta serie de Netflix, que ya va por la segunda temporada.

Violetas en el asfalto
Violetas en el asfalto

Antes de darle al play y de disfrutar de un San Valentín de series románticas, preparaos adecuadamente para la sesión o maratón que os espera. Un bol de palomitas, una manta que os envuelva a los dos al mismo tiempo... La magia del amor reside en las pequeñas cosas y en los momentos compartidos, así que cuidadlos y aprovechadlos al máximo. ¡Feliz Día de San Valentín!