Bodas

¿Os seduce la idea de descubrir Tenerife? ¡No esperéis más!

Sus increíbles playas convierten a esta isla en el destino perfecto para desconectar en pareja. Pero no son sus únicos encantos, ya que también encontraréis lugares llenos de magia y numerosas actividades de ocio. ¡Sin olvidarse de su gastronomía!

¿Aún no tienes la luna de miel? 🛫
Pide información y precios a tus agencias de viaje más cercanas
Tenerife, Playa de las Teresitas

Tenerife, Playa de las Teresitas

Ya sea para hacer un alto en los preparativos de la boda o para vivir unos relajantes días durante vuestra luna de miel, lo cierto es que Tenerife es siempre una magnífica elección. Un paraíso que os espera muy cerca de casa y que os asombrará y encantará a partes iguales. Conocida como la Isla de la Eterna Primavera, Tenerife lo tiene todo: el enigmático Teide, playas solitarias de aguas cristalinas, preciosos centros históricos, como los de La Laguna o La Orotava… Pero aún hay más. Y es que existen numerosos vuelos a Tenerife que conectan la península con los dos aeropuertos de esta isla canaria en apenas tres horas. ¡No tenéis excusa para no visitarla! ¿Listos para descubrir qué ver y hacer en Tenerife?

Recorrer el Parque Nacional del Teide

Tenerife, Parque Nacional del Teide

La actividad volcánica ha modelado Tenerife durante millones de años. ¿Lo queréis comprobar? No os perdáis la excursión al Parque Nacional del Teide con su paisaje volcánico, casi lunar. Un espacio natural declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en el que encontraréis el pico más alto de España, con 3.718 metros: el Teide. Se trata también del tercer volcán más grande del mundo y podréis coronarlo caminando por la ruta "Telesforo Bravo" o, más cómodamente, en teleférico. Un mar de nubes os envolverá.

Descubrir las playas de Tenerife

Tenerife, playa El Médano

Entre las numerosas playas de Tenerife no dejéis de ver las de Costa Adeje, de arena negra de origen volcánico: Playa del Duque, Fañabé, Torviscas y Troya I y II. Acercaros también a El Médano, la playa más ventosa de la isla y la más grande, con casi 3 km de longitud. Y no os perdáis la espectacular playa de Masca, a la que solo se puede llegar por mar. ¡Es una gozada bañarse bajo una mole de roca volcánica de casi 600 metros de altura que se eleva en vertical!

Ver un Drago

Tenerife, drago en Icod de los Vinos

Entre las cosas imprescindibles que ver en Tenerife está el drago, un árbol típico de la isla. El más espectacular es el drago milenario de Icod de los Vinos. De casi 1.000 años de antigüedad, mide 17 metros de alto y pesa 150 toneladas. ¡Merece la pena la visita!

Disfrutar de las mejores vistas en los miradores del Parque de Anaga

Tenerife, Mirador Cabezo del Tejo en el Parque de Anaga

¿Las panorámicas más espectaculares del norte de la isla? Las de los montes del Parque Rural de Anaga. Recorredlo por la ruta de sus miradores y senderos de poesía con sus acantilados, playas vírgenes y frondosos bosques laurisilva, únicos en el mundo. Entre otros, encontraréis el Mirador Cabezo del Tejo, el Mirador Cruz de Carmen, el Mirador Pico del Inglés y el Mirador Jardina.

Enamoraros del maravilloso Garachico

Tenerife, Garachico, playas naturales

Garachico es un municipio precioso perteneciente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Tiene una arquitectura preciosa, a pesar de que en el siglo XVIII gran parte de la villa fue sepultada por la lava del volcán de Arenas Negras. Os encantará ver el famoso Roque de Garachico, la ermita de San Roque, la Plaza de la Libertad –el corazón del lugar–, la iglesia de Santa Ana, la Puerta de Tierra y el castillo de San Miguel. ¿Lo mejor? Por la parte de detrás del mismo descubriréis las piscinas naturales de El Caletón. Es otra de las cosas curiosas que ver en Tenerife. ¡Y os espera un baño súper romántico!

Sucumbir al encanto de la villa marinera de Candelaria

Basílica de Nuestra Señora de Candelaria en Candelaria, Tenerife, con las estatuas de bronce de los Guanches

Aquí se encuentra la Basílica de Nuestra Señora de Candelaria, que guarda en su interior la imagen de la patrona de las Islas Canarias. Un edificio que destaca por su alta torre de 45 metros de altura y por su artesonado tipo mudéjar con una gran cúpula. Pero no es lo único que no os podéis perder de este municipio situado a orillas del océano, como las nueve estatuas de bronce de los Guanches, la ermita de San Blas y su cueva, su playa urbana de arena negra, su puerto y sus tiendas de productos locales, como especias. ¡No os arrepentiréis de la visita!

Pasear por el casco histórico de La Laguna

Iglesia de la Concepción en La Laguna, Tenerife

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, esta ciudad –que fue la primera capital de la isla– conserva más de 600 edificios de arquitectura mudéjar y casas señoriales canarias, y en todos sus rincones se respira un ambiente colonial. En vuestro paseo no dejéis de ver las Plazas del Adelantado y de San Francisco, los palacios señoriales –como la Casa Anchieta, la del Corregidor y el Palacio de Nava–, ni las iglesias de la Concepción y Santo Domingo. También os encantarán las calles peatonales del centro, con una variada y atractiva oferta en tiendas y restauración.

Impresionaros con el Valle de la Orotava

El Calle de La Orotava, en Tenerife

El valle de la Orotava se encuentra entre el mar y El Teide y os ofrece un clima perfecto para disfrutar de playas, como La Fajana, La Grimona y El Bollullo. La fusión entre el verde de los palmerales, el negro de la tierra volcánica y el azul intenso del mar es único. Y si os gusta la arquitectura tradicional, no os perdáis las Doce Casas, en La Orotava. Son unas casonas de arquitectura tradicional levantadas entre los siglos XVI y XVIII, entre las que destacan la Casa de los Balcones, la Casa del Turista, la Casa de Monteverde, la Casa Lercaro y la Casa Torre Hermosa. De hecho, no os perdáis todo el casco histórico del municipio, pues está declarado Conjunto Histórico Artístico.

Sorprenderos con los acantilados de Los Gigantes

Los acantilados de Los Gigantes, en Tenerife

Situados en el Parque Rural de Teno, las monumentales paredes de Los Gigantes, que se adentran en el océano, llegan a elevarse verticalmente hasta 600 metros de altura. A sus pies está el pueblo marinero de Los Gigantes, con la pequeña playa de Los Guíos. Y no os perdáis la excursión para ver de cerca los delfines Calderones.

Visitar el Parque Rural del Teno y Caserío de Masca

Caserío de Masca, en Tenerife

El Parque Rural del Teno tiene un litoral muy abrupto con profundos barrancos y playas desiertas. Aquí podréis ver tabaibas, cardonales, fayales, laurisilva y el maravilloso Caserío de Masca, un pequeño pueblecito suspendido en un barranco rodeado de cultivos de papas y azafrán. ¡Probad su miel y su queso, y admirad su artesanía de hoja de palma y cerámica!

Seguro que ahora que ya conocéis los mejores sitios que ver en Tenerife y las mejores cosas que ver en Tenerife, os seduce (todavía más) la opción de escaparos unos días allí. ¡Os encantará! Pero no os olvidéis de un punto importante: la hora en Tenerife, como en el resto de las islas Canarias, es siempre una hora menos que en la península. ¡Tenedlo muy en cuenta!

¿Aún no tienes la luna de miel? 🛫
Pide información y precios a tus agencias de viaje más cercanas

Otros artículos que te pueden interesar