Instántanea y Tomaprimera

Casarse implica tantos momentos maravillosos que se hace difícil ponerlos todos en una lista: el camino hacia el altar, las lecturas de los votos matrimoniales, ese primer baile al son de una de las canciones para bodas que más os gustan, las caras de sorpresa de los invitados al descubrir los detalles de boda que habéis pensado para ellos o las muchas ideas originales de boda preparadas para el gran día... Estos, entre muchos más, son algunos de los momentos más emotivos. Descubrid algunos de esos instantes especialmente conmovedores que, sin duda, viviréis en vuestro gran día.

1. Cuando te veas (y él te vea) vestida de novia

Elegir entre tantos y tan magníficos vestidos de novia de corte princesa no fue tarea fácil pero, cuando llegue el momento de mirarte al espejo y verte vestida con ese fabuloso traje nupcial, ¡habrá merecido la pena una y mil veces! Lo mismo, e incluso de forma más intensificada, ocurrirá cuando él vea a su futura esposa vestida de novia y sosteniendo un ramo de novia natural que la haga parecer una princesa de cuento. 

Ster&Nico

2. Los momentos a solas con su padre o padrino

Recordarás siempre todas y cada una de las palabras que tu padre o padrino te dedique de camino al lugar de la ceremonia. Sus recomendaciones antes de recorrer el pasillo hacia el altar –mientras suena alguna de las canciones románticas para bodas y ves al hombre de tu vida impecable vestido con un traje de novio original– probablemente te enternezcan más de la cuenta. ¡Los nervios mezclados con palabras sentidas siempre exaltan el lado más sentimental!

3. El intercambio de anillos y el “sí, quiero”

Para los más sensibles, cuando se hace oficial el matrimonio: llorar está casi asegurado. Tras emocionaros con las lecturas de vuestros testigos, ¿cómo no va a emocionaros convertiros definitivamente en marido y mujer? 

AF Moments

4. Las sorpresas de los vuestros

Cuando os deis cuenta que no lo teníais todo bajo control y alguno de vuestros familiares o amigos os sorprenda con algo inesperado, como un brindis especial, un discurso o un montaje audiovisual que incluya momentos muy vuestros mientras suena alguna de las canciones para vídeos de boda... ¡lloraréis de emoción!

5. Cuando veáis emocionarse a los invitados más especiales

Los abuelos, padres o hermanos, los mejores amigos, esos compañeros de trabajo que han vivido el estrés de los preparativos tan de cerca… en cuanto los veáis llorar os contagiaréis y lloraréis con ellos. No hay nada más bonito que ver cómo la gente que queréis se emociona con vuestra felicidad. ¡Os sentiréis arropados y muy especiales!

Diego Egusquiza

En definitiva, el día de la boda reiréis y lloraréis de emoción. Os sentiréis increíblemente afortunados de poder celebrar el enlace que siempre soñasteis con vuestros seres queridos. Pero, antes de que llegue el día, ¡hay mucho trabajo por delante! No descuidéis los complementos de vuestro bridal outfit: elige unos zapatos de novia afines a tu estilo, proponle a tu chico que eche un vistazo a las colecciones de trajes de novio, sentaros a definir la distribución de las mesas... ¡Cuando todo esté listo tal vez ya lloraréis de emoción!