Amigos felices se lanzan a la piscina después del día de la boda
José Laguna

Nada ni nadie puede hacer sombra a los amigos de verdad. Es lógico que con todos los preparativos de la boda hayáis tenido menos tiempo libre para dedicarles, pero no os olvidéis que ellos siempre están a vuestro lado, en las buenas y en las malas, dispuestos a echaros un cable y a ayudaros en todo lo que necesitéis. Así que no dejéis que nada cambie tras el "sí, quiero". Seguid dedicándoles tiempo de calidad, haciendo cosas juntas con un buen plan de amigos y cuidándoles. Seguro que con estas ideas que os traemos seguiréis manteniendo un contacto muy estrecho... ¡y de lo más entretenido!

1. Mantener contacto regular por chat

Aunque seguro que con los mejores amigos ya hablaréis a menudo por teléfono o por alguno de los servicios de mensajería instantánea, no está de más que creéis uno o varios grupos con amigos (en plural), lo que os puede resultar muy útil a la hora de compartir noticias, anécdotas, detalles de vuestra nueva vida en pareja... ¡y a la de proponer quedadas para compartir agradables ratos todos juntos! Una herramienta eficaz que os permitirá mantener una comunicación constante con vuestros amigos.

Chica joven sentada en un sofá chatea con sus amigos

2. Enviar algún mensaje privado

Del mismo modo es importante que, además de estos mensajes colectivos, mantengáis también un contacto privado con vuestros amigos. Son planes sencillos: una nota de voz en el teléfono, un mensaje preguntándoles qué tal están, una llamada... No hace falta que sea tan larga como un discurso de amigos de boda, pues es solo una manera de recordarles que son importantes para vosotros y que queréis saber qué tal va todo. ¡Aunque vosotros decidís lo mucho o poco que tenéis que contaros en cada momento!

3. Reunirse de forma espontánea

Nada mejor que un plan espontáneo con un amigo o amiga que empiece con un sencillo: "¿qué haces? ¿Estás ocupado?". De esta forma comienzan las mejores historias. No será tan espectacular como una boda con amigos y sorpresa, sino algo mucho más relajado que solo tiene en cuenta las ganas de pasar un rato con esa persona o personas especiales. Todo sirve: tomar algo juntos al salir de trabajar, ir al cine, dar un paseo, hacer un recado... Serán buenos momentos en la mejor de las compañías.

Amigos en el cine disfrutando de una buena película después del día de la boda

4. Organizar planes con tiempo

Pero no todo tienen que ser reuniones improvisadas o quedadas rápidas. Para cuidar a los amigos también podéis organizar las agendas, sin dejar que el trabajo ni las rutinas diarias os distancien. Quedad para comer o para cenar de vez en cuando, haced una escapada a la playa para recordar viejos tiempos, alquilad una casa rural y dedicaos a explicaros de nuevo mil "batallitas" o las novedades que os han pasado desde la última vez que os visteis o hablasteis juntos... En el apartado de nuestros proveedores encontraréis todo tipo de servicios que os resultarán de ayuda, más allá del gran día.

5. Compartir aficiones

Si compartís una afición, hacerla juntos puede ser una excelente "excusa" para poder veros. Puede ser ir al gimnasio, a clases de yoga, jugar al fútbol o al tenis... Aunque una partida de juegos de mesa, visitar una exposición de arte o comprar libros también son otros magníficos planes para hacer en compañía. Además de pasar un rato muy agradable haciendo algo que os gusta, podréis aprovechar para hablar y comentar vuestras cosas.

Amigas se saludan antes de un partido de tenis después del día de la boda

6. Quedada en parejas

Pero del mismo modo que quedáis a solas con vuestros amigos, podéis hacerlo con ellos y con vuestras respectivas parejas. Reservar momentos para que os veáis todos juntos será una buena manera de romper la rutina y de compartir con grupos más grandes ciertos temas de actualidad, personales, aficiones... ¡Las risas todos juntos estarán garantizadas!

7. Hacer una escapada

¿Cómo cuidar a los amigos de una manera especial? No hace falta coger un avión para pasar unos días rodeados de amigos. Podéis elegir algún destino cerca de casa, que os quede a medio camino de vuestras respectivas ciudades o municipios... De lo que se trata es de poder estar todos juntos compartiendo más de una jornada. Podréis comer y cenar, salir de fiesta, jugar a lo que queráis, hacer maratones de series o películas... ¡Ya estáis tardando en elegir lugar y fecha!

Amigos junto a una furgoneta de vacaciones después del día de la boda

8. Celebrar las buenas noticias

Del mismo modo que celebrasteis por todo lo alto el compromiso primero y la boda después, seguid haciéndolo con todas las demás: un ascenso en el trabajo, un ingreso extra, un embarazo, una casa o un coche nuevo… Pero también los cumpleaños, los aniversarios de casados, los sueños cumplidos... Y es que, como bien dice el refrán, "la felicidad solo es real cuando se comparte".

9. Pensar en actividades fuera de lo común

Y para mantener la chispa, igual que haréis en el matrimonio, las actividades extraordinarias serán súper bien recibidas entre vuestros amigos. ¿Qué tal una actividad como el kayak, el parapente o dar un paseo en globo aerostático para los más arriesgados? ¿O un día de equitación? Incluso un scape room puede ser emocionante. No perdáis la ilusión de seguir compartiendo buenos momentos todos juntos. Y, en este sentido, los retos para hacer con amigos son lo más.

Viaje con unos amigos en globo aerostático después del día de la boda
Belula Travel, personal & exclusive travel designer

10. Compartir un día todos juntos

Seáis unos amantes de los videojuegos, de los juegos de sobremesa, de las sagas de cualquier tipo o de cocinar nuevos sabores –que luego os comeréis–, buscad tiempo para seguir compartiendo estas actividades de entretenimiento todos juntos. Una buena manera de hacerlo puede ser organizando la celebración en una casa diferente cada vez. ¡Será muy divertido!

Por supuesto, la amistad no se agota con el matrimonio, sino que es para toda la vida, como vuestro amor. Así que cuidad a vuestros amigos después del gran día, porque manteniéndolos bien cerca, vuestra felicidad se multiplicará. ¡Seguro que seréis amigos para siempre!