Tipos

 

Por Lorena Berdún

Son palabras necesarias para construir una sana relación de pareja que lleve a la máxima compenetración posible. Es lo que todos quisiéramos, lograr Eldorado. Dar muchos consejos sobre cómo alcanzar una conexión sexual perfecta, evitar la rutina, mantener viva la chispa y todo eso, es poco menos que inútil si en las bases de la relación no existen muchas de las palabras con las que empieza este escrito. Es importante buscarlas, trabajarlas, sentirlas.

Y todo parece tan fácil, tan bonito… Pero cómo se aplica a nuestra realidad del día a día. Pues te propongo que leas cada palabra pensando lo que significa, y reflexionando acerca de si las practicas o no. Te sorprenderá el resultado de la reflexión. ¿Cuántas veces haces el amor de forma rutinaria? ¿Cuántas dedicas todo el tiempo del encuentro sexual a pensar solamente en el placer de tu pareja? ¿Cuántas veces das demasiada importancia a cosas que han pasado y que, en el fondo no son tan importantes? El sexo es pura conexión. Juego. Descubrimiento. Hay que dejarse sorprender, ser poroso/a, dejar que las necesidades de tu pareja sean importantes para ti, al igual que es vital hacer llegar a nuestra pareja las nuestras propias.

 

Joaquín González

 

Hace poco llego a mis manos Sexistencialismo, una novela que relata la historia real de una pareja española que innovó con un juego que les descubrió las claves para reavivar la pasión. Una historia en la que los protagonistas fueron más allá de las palabras. Puede ser una buena fuente de inspiración.

 

Julio C. Fotógrafos

 

Coincidir en gustos y preferencias sexuales no siempre es tarea fácil, pero tampoco es necesario coincidir en todo, lo que sí es importante es mantener una buena escucha. Escuchar hasta lo que no se dice. Prestar atención al lenguaje corporal de la pareja es una gran guía. Sus movimientos, gestos, tensión o relajación corporal cuando hacéis el amor… Y, por supuesto, hablar en voz alta y cara a cara sobre vuestra vida sexual, a veces es necesario. Es un paso importante para toda pareja, que resulta ser muy enriquecedor. Imagina que tu chico/a te dice que nunca le gustó demasiado esto o lo otro… ¡Qué descubrimiento! Es la oportunidad perfecta para cambiarlo, sin ofenderse. Aprovecha la ocasión para conectar con lo que le gusta. No des nada por supuesto. No finjas jamás que te gusta algo que, en realidad, no disfrutas. Incluso si piensas que a tu pareja le va a doler oír la verdad, es mucho mejor para los dos ser sinceros cuanto antes y no tapar. Cortar lo que no funciona es lo que sanea y da fuerza a la relación.

 

Joaquín González

 

En una relación sexual no hay reglas, no hay cosas buenas o malas, simplemente hay que poner de acuerdo las preferencias de dos personas. No juzgar y ser tolerante con los gustos de la pareja es importante. Aunque no los compartas. Por otra parte, intentad entregaros a la novedad. Quizá haya cosas que no quieras probar, y tu pareja ha de respetarlo, pero también es bueno dejarse llevar un poquito e intentar abrirse a cosas nuevas. Por ejemplo, ¿qué tal comprar algún juguete sexual para incluir en el juego?

 

Alejandro Onieva

 

Y si algo falla… no dramatizar. Ser comprensivo/a y tolerante. No hay cosa que bloquee más que juzgar los fallos sexuales de la pareja. Relajarse con los deslices del momento y si hay algo no funciona con asiduidad, consultar con un profesional antes de que el problema se agrave.

¡Y el tiempo! Ese gran aliado que parece faltarnos… La clave del éxito en pareja es dedicar tiempo a nuestro/a compañero/a. De calidad. Donde haya cabida para una cena, unos mimos, besos, caricias, una peli, hacer planes juntos… Un ingrediente vital.

Aprovecha estas palabras para apuntar esta referencia sexual, una novedad que puedes agregar en los próximos días a tu relación de pareja. Cualquier día es perfecto para sorprender a tu pareja con el juego de “Sexistencialismo”, puedes regalársela junto con una notita que diga: Ésta, es para leerla juntos, cariño…

 

De Corazón Fotógrafos