Tras el "sí, quiero" ha llegado la hora de dejar de pensar en vestidos de novia y de ponerse manos a la obra con la vida conyugal, lo que también incluye sacar del armario los vestidos de fiesta para pasar unas Navidades extraordinarias junto a vuestras respectivas familias. No habrá mucha posibilidad de juntar a todos los que recibieron vuestras invitaciones de boda, así que habrá que ponerse de acuerdo para disfrutar de unas Fiestas agradables y en la mejor de las sintonías. ¿Listos?

Aspecto básico

Atentos, que esta es la regla de oro básica: la pareja es lo primero. Así que, antes de hablar con las respectivas familias, acordad qué es lo que queréis hacer vosotros en vuestras primeras navidades como marido y mujer. A partir de ahí, os resultará mucho más fácil poneros de acuerdo en todo, como qué celebraciones queréis compartir con la familia, qué días preferís estar solos o con vuestros amigos, dónde vais a comer o a cenar en las fechas señaladas... De este modo, enfundarse en un estupendo vestido de fiesta verde será mucho más sencillo y placentero.

Mucha comunicación

Para evitar posibles malentendidos, es necesario que habléis mucho. Lo que os apetece, lo que os hace ilusión, las tradiciones de vuestras respectivas familias... Todo es cuestión de dialogar. Al igual que también lo tuvisteis que hacer a la hora de decidir cuáles de las numerosas ideas divertidas para bodas queríais aplicar en vuestro enlace. Con un poco de buena voluntad por ambas partes, todo será muy sencillo, ya lo veréis.

Fechas clave

Es posible que haya fechas importantes en cada familia. Por ejemplo, para una la cena de Nochebuena es mítica, mientras que para la otra la comida de Navidad es el único día del año en que se juntan todos los miembros… Por eso, lo ideal que marquéis en un calendario los eventos más significativos para cada uno. Puede que no coincidan y todo resulte más sencillo de lo que habíais imaginado de antemano.

Hoy por ti, mañana por mí

Si, pese a todo, descubrís que las fechas son las mismas, es decir, que para los dos es crucial pasar la Nochebuena en familia, por ejemplo, no queda otra: hay que hacer turnos. Tendréis que repartir los años. Muchas parejas casadas hacen esto, procurando coincidir al mismo tiempo con el resto de familiares para que la celebración sea más entrañable: hermanos, primos, tios, abuelos… Todo es cuestión de un poco de organización. Seguro que con este método organizativo podéis reuniros muchos de vosotros con los vestidos rojos de fiesta más navideños… ¡y con la ropa interior a juego!

Y si finalmente no conseguís veros todos juntos, siempre cabe la opción de crear nuevas costumbres, como la de desayunar todos juntos el día de Navidad, tomar el café después de la comida de Año Nuevo o disfrutar de un maravilloso aperitivo el Día de los Reyes Magos. Hay tiempo para todo.

Reparto de lugares

Cada vez es más frecuente que haya matrimonios compuestos por personas de diferente nacionalidad o región. Algunos, incluso, tienen que cruzar continentes para celebrar junto a los suyos unas fechas tan señaladas. En estos casos, sobre todo cuando la distancia es tan grande, es muy importante que repartáis bien las fechas o que hagáis turnos anuales con una u otra familia. ¡Todo el esfuerzo previo tendrá la mejor de las recompensas!

Acoger invitados

¿Os apetece celebrar ya las comidas o cenas en vuestro nuevo hogar? Será la mejor de las maneras de instaurar una nueva tradición o probar qué tal se os da. En ese caso, hablad con el resto de comensales y organizad bien quién se encargará de las bebidas, quién traerá los postres… Disponiendo de lo necesario evitaréis agobios de última hora y ¡resultará de lo más agradable y divertido! Eso sí, tened la precaución de reservar un lugar para que todos vuestros familiares puedan dejar sus abrigos de fiesta.

¿Y los regalitos?

¿Recordáis la sensación de elegir los regalos originales para bodas que entregaríais a los invitados? Pues es algo parecido, pero bien diferente a la vez. Aunque pueda parecer algo extraño, necesitaréis poneros de acuerdo sobre cuántos regalos haréis a vuestros familiares y entre vosotros, y el dinero que invertiréis en ello de forma aproximada. Una medida que os puede resultar de gran ayuda de cara a las siguientes Fiestas. ¿Por qué? Porque el "patrón" que establezcáis este primer año será el que se esperará de vosotros en años sucesivos. ¡Toda previsión es poca!

Año Nuevo opcional

La fecha de Nochevieja suele ser de lo más variada para las parejas. Algunas prefieren pasarla en casa y, tras las 12 campanadas, salir a celebrar el Año nuevo con los amigos, mientras que otras organizan una cena por todo lo alto con los amigos más cercanos en su casa, otras salen a celebrarlo fuera... También están las parejas que prefieren escaparse, ya sea solos o en buena compañía, e ir a una casa rural o a un hotel en la playa o en la montaña, viajar a otra ciudad más o menos lejana… Vosotros decidís qué es lo que os apetece. Así que... ¡dejad volar la imaginación!

En cualquier caso, haceos con el recopilatorio de canciones de boda y haced sonar las más adecuadas en las fiestas señaladas. Y, si organizáis algo por vuestra cuenta, no os olvidéis del ejercicio imaginativo que hicisteis con las ideas originales de boda, porque si seguís intentando marcar la diferencia, conseguiréis que cada año las Fiestas con vosotros sean perfectas. ¡Feliz Navidad, pareja!