Tan importante como la elección de un vestido de novia realmente increíble, unos prácticos detalles de boda que resulten de gran utilidad para todos los invitados y unas invitaciones de boda que definan a la perfección el estilo y la esencia de vuestro "sí, quiero", es cuidar la decoración del escenario nupcial. Y en esta línea, los pequeños detalles son los que marcan la diferencia y permiten llenar el día B de carácter. Si sois unos amantes de las manualidades y tenéis previsto pasar por el altar durante los días previos a la festividad de Halloween, ¿qué os parece la idea de elaborar unas sencillas velas con pequeñas calabazas?

Además de vestir los distintos espacios con sus intensas tonalidades, serán perfectas para iluminar aquellos lugares del día B que queráis destacar especialmente, como la mesa de bienvenida o la que acogerá los dulces de la recena. ¿Queréis descubrir cómo prepararlas? ¡Es muy fácil!

¿Qué materiales se necesitan?

  • Varias calabazas mini, a poder ser de diferentes medidas, formas y colores para que el resultado sea más vistoso todavía.
  • Moldes decorativos de acero inoxidable, de los que se emplean normalmente para dar forma a galletas o a bizcochos de pequeño tamaño.
  • Una cuchara vaciadora.
  • Una vela circular de unos 15-20 cm de altura, aunque dependiendo de la cantidad de velas que queráis hacer, necesitaréis alguna más.
  • Mecha para velas.

¿Ya tenéis todos los materiales preparados? Seguro que os quedan unas velas increíbles, que armonizan a la perfección con el resto de ideas de decoración para bodas.

Paso a paso

1. Para empezar, con la ayuda de los distintos moldes decorativos, se corta la parte superior de las calabazas, de forma que se queden marcados unos bonitos dibujos con las formas deseadas: corazón, estrella, rombo, flor..

2. A continuación, llega el momento de vaciar el interior de las calabazas utilizando la cuchara. Es importante que dejéis la suficiente pulpa adherida a la piel para que no se deformen.

3. Se coge entonces la vela y, después de practicar una pequeña incisión en su base, se extrae la mecha con cuidado.

4. Después, se coloca la vela en un cazo y se calienta al baño maría hasta que se deshaga por completo y quede líquida.

5. Con cuidado para evitar quemaros, rellenad con la cera el interior de las calabazas hasta la mitad, aproximadamente. Ya solo quedará colocar la mecha para velas en el centro antes de que la cera se enfríe del todo... ¡y ya tendréis listas vuestras velas para Halloween! Será una fantástica idea divertida para la boda, ¿no os parece?

Seguro que estos sencillos elementos decorativos encantarán a todos vuestros familiares y amigos. ¿Os imagináis el ambiente tan especial que se creará, tras el banquete, con estas velas encendidas y todos los invitados, con sus elegantes trajes y vestidos de fiesta, dándolo todo en la pista de baile al son de las canciones de boda elegidas? ¡Pura magia!