No podemos hablar de Immaclé sin antes conocer más sobre su fundadora y directora creativa, Imma. Ella creció rodeada de patrones y alfileres, pues su madre era profesora de costura. De ella heredó pues una pasión que le llevó a estudiar diseño de moda. Y fue durante su segundo año cuando se le presentó un reto que afrontó con mucha ilusión: diseñar y confeccionar el vestido de novia de su hermana, una mujer arriesgada y poco convencional. El éxito fue tal que empezó a recibir encargos de familiares y amigas, y montó un pequeño taller en la buhardilla de la masía familiar de David, su marido y fiel consejero. Este fue el inicio de una firma pensada para mujeres auténticas, que en su look nupcial valoran la personalización y la exclusividad. Una firma que encuentra en su nueva colección cápsula, Ayer, su máximo exponente, pues ha nacido para romper las leyes de la física y controlar el tiempo. De este modo, pasado, presente y futuro se entremezclan para crear vestidos de novia únicos y singulares. Iconos atemporales para que las novias de hoy sigan deslumbrando en el mañana. ¿Con ganas de saber mucho más acerca de ella?

Amor por la costura

El nombre Immaclé rinde homenaje a las raíces maternas de Imma y une el nombre de la diseñadora con el apellido de su madre, Clemente. Desde siempre, ha encontrado una buena fuente de inspiración en el cine y el teatro, así como en los viajes, especialmente a Marruecos, un país que le enamora y le atrapa por sus contrastes. Y, por supuesto, también se inspira en la novias Immaclé, quienes la enriquecen a diario y le inspiran con su autenticidad.

Gracias a la aparición de las redes sociales, la empresa se dio a conocer a nivel internacional y, en los últimos años, ha recibido en su atelier a prometidas de todo el mundo: Argentina, Estados Unidos, Inglaterra, Francia... En 2018, fruto de la demanda existente de novias de Madrid y alrededores, Immaclé inauguró un showroom en el barrio de Malasaña de la capital española, que se sumó al que ya tenía abierto en Canet de Mar (Barcelona).

Colección cápsula Ayer, vestidos para novias de hoy

Bajo los nombres de los modelos Lola, Matilda, Bianca, Margot o Charlotte, entre otros, la colección cápsula Ayer, de Immaclé, se mantiene fiel al estilo boho chic que tanto la caracteriza. Sus exclusivos diseños son un arrebato para los sentidos. Los detalles de cada vestido dejan entrever tejidos ligeros de cortes fluidos, capaces de crear siluetas volátiles de un tiempo que parece inmóvil. Unos trajes confeccionados con ricas sedas, tules y blondas… de los que es imposible no quedar cautivada, porque son impactantes a la vez que delicados. Unos tejidos que se acompañan asimismo de estudiadas transparencias, de grandes motivos florales y de variadas tonalidades. ¿El resultado? Creaciones con las que brillar con luz propia en una cita tan especial.

El arte de la confección y la experiencia artesanal de Immaclé, no te dejarán indiferente. Cortes fluidos, evasé y rectos, mangas abollonadas o ricamente ornamentadas, una amplia gama de colores mediterráneos que varían del blanco roto a colores tierra... Propuestas que rebosan creatividad con sensuales aberturas en las faldas, mágicos modelos crop top y vistosos tules plumeti. 

En Immaclé confeccionan cada pieza de forma artesanal y acorde al patrón único de cada mujer, controlando cada paso del proceso de producción para asegurar una calidad óptima y garantizar que se mantiene la esencia de la marca. Una marca auténtica para novias únicas.

¡Pide cita para visitar su showroom en Barcelona o Madrid! Y descubre unos vestidos de novia de los que te vas a enamorar perdidamente. ¡Seguro!