Carlos Martín Fotógrafo

Rascón, 7 1° B 21001 Huelva (Huelva) Mapa · Teléfono
¿Reservado? Guardar
14 opiniones
5.0 de 5.0
Precio desde 1050€

Fotógrafo Profesional Carlos Martín Fotógrafo ha acreditado su actividad profesional.

Compartir

Información sobre Carlos Martín Fotógrafo

Carlos Martín Fotógrafo se dedica a realizar reportajes de boda con un aire diferente, de calidad y con estilo propio. Su fotografía es para parejas románticas que huyan de lo artificial y busquen la naturalidad y la sencillez.

Siempre desde el buen gusto y sin dejar de lado la estética del momento. Narrará vuestra historia plasmando vuestros sentimientos en imágenes de alta calidad y, porque lo importante son vuestros recuerdos, os harán sentir cómodos ante el objetivo para captar vuestros momentos más románticos y mágicos. En Carlos Martín Fotógrafo, estaréis en buenas manos.

Servicios que ofrece

Los precios establecidos son asequibles para todo tipo de presupuesto, dando prioridad siempre a la calidad para que tengáis el mejor recuerdo de vuestra boda y la seguridad de que tendréis un reportaje único y exclusivo.

Las fotografías evocarán la magia de un día tan especial, maravilloso e irrepetible en vuestras vidas.

En Carlos Martín Fotógrafo encontraréis álbumes de primera calidad, con el mejor papel del mercado y con una variedad de materiales difícil de encontrar en otro sitio. Lo mejor de lo mejor para el día de vuestra boda.

El recuerdo de vuestra boda está disponible a un precio realmente fantástico que comprenderá:

  • Sesión preboda: (gratuita) una fantástica forma de llegar a conocerles y romper el hielo, lo que facilita que el día de la boda os sintáis más a gusto delante de la cámara
  • Fotografías de la boda: casa de los novios, ceremonia, sesión en exteriores, recepción, convite y baile.
  • Adicionalmente podéis solicitar la sesión postboda.
  • Entrega unas 700 fotos aproximadamente en jpg, a máxima resolución y retocadas.
  • Posibilidad con vuestro reportaje de álbum digital profesional de diferentes medidas, así como caja a juego.
  • Copia de las mismas en resolución menor para que se visualicen mejor al subirlas a páginas web como Facebook, Instagram, Flickr, etc.
  • Con todos los reportajes se entrega un vídeo slideshow Full HD realizado con las fotografías de vuestro enlace.

Otros servicios

Además de los servicios de boda, en Carlos Martín fotógrafo también se ofrecen reportajes de:

  • Comuniones
  • Premamá

Zona de servicio

Siendo la fotografía de bodas su especialidad y su pasión la de contar historias, Carlos Martín Fotógrafo realiza la cobertura en toda la provincia de Huelva y también en cualquier otra zona de España y del resto del mundo.

  • Precio Desde 1.050€ hasta 1.525€
  • Servicios Foto, preboda, postboda, álbumes, mini álbumes, álbum digital, fotografías en alta resolución, blu-ray o…Ver más
  • Pack boda El pack incluye preboda, que es gratuita, y todo el día de la boda, entregando las fotografías a máxima…Ver más
  • Desplazamiento Sí, A cualquier parte del territorio nacional
  • Equipo Ver equipo
Más detalles

Más información sobre Carlos Martín Fotógrafo

  • ¿Con cuánta antelación debo ponerme en contacto contigo?
    No hay un tiempo mínimo, siempre que tengamos ese día disponible y podamos realizar el reportaje con garantías de que quede perfecto
  • ¿Cubres más de una boda al día?
    No
  • ¿Cuál es el recargo por desplazamiento?
    El recargo por desplazamiento es gratuito dentro de la provincia de Huelva y para Sevilla capital y alrededores. Para otros destinos, consultar
  • ¿Qué estilo de fotografía realizas?
    De autor
    Fotoperiodismo
  • ¿Qué tecnología utilizas?
    Digital
  • ¿Utilizas alguna técnica especial o novedosa?
    Se realiza una fotografía natural, huyendo de los posados innecesarios para que seáis vosotros mismos, pasando lo más desapercibido posible para captar la atmósfera tal y como es
  • ¿Qué material utilizas?
    Utilizo dos cámaras réflex de formato completo, más objetivos de focal fija de gran luminosidad y calidad óptica, consiguiendo atmósferas más naturales y fotos de máxima calidad
  • ¿Dispones de algún sistema para compartir las fotos online?
    Sí, dropbox, wetransfer, Google Drive, Vimeo...
  • ¿Cuál es el tiempo de entrega aproximado del reportaje final?
    5 meses
  • ¿Entregas todas las copias originales?
    No
  • ¿Trabajas solo o cuentas con un equipo de profesionales?
    Somos un equipo
  • ¿Cuentas con un substituto en caso de imprevisto?
  • Te reservas el derecho de publicar las fotos de la boda:
  • ¿Cobras por horas o por evento?
    Evento
  • Si fuese necesario, ¿podrías trabajar horas extra?
  • ¿Cómo cobras las horas extra?
    No se cobran ya que para nosotros lo mas importante es que el día de vuestra boda sea perfecto, por eso cobramos por evento y no por horas
  • ¿Cómo se efectúa el pago?
    Metálico o transferencia bancaria. A plazos para mayor comodidad. Un 30% al firmar el contrato, un 30% antes del día de la boda y el 40% restante a la entrega del reportaje terminado
  • ¿Cómo trabajas?
    Trabajamos un fotógrafo y un ayudante siempre que sea posible, intentando pasar lo más desapercibidos posible, para poder captar momentos más naturales, buscando la magia y la belleza del momento
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
Carlos Martín Fotógrafo
Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
Carlos Martín Fotógrafo
Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
Preboda
Preboda
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
Preboda
Preboda
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
Preboda
Preboda
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
Preboda
Preboda
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
Preboda
Preboda
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
Preboda
Preboda
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
Preboda
Preboda
Preboda
Preboda
Preboda
Preboda
Preboda
Preboda
Preboda
Preboda
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
Preboda
Preboda
Preboda
Preboda
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
Preboda
Preboda
Preboda
Preboda
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo
© Carlos Martín Fotógrafo

¿Te ha gustado este proveedor?

Solicitar Presupuesto
Fotos 290 fotos
Bodas reales 57 fotos
Vídeos 7 vídeos

Opiniones de Carlos Martín Fotógrafo

100% de los novios lo recomiendan


5.0 de 5.0
  • Calidad del servicio 5.0
  • Profesionalidad 5.0
  • Flexibilidad 5.0
  • Relación calidad/precio 5.0
  • Tiempo de respuesta 5.0

5 fotos de usuarios

  • María

    María · Se casó el 19/10/2019

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Todo perfecto

    No podemos estar más contentos con él, el día de la preboda fue estupendo, y las fotos preciosas, nada que ver con las que he visto en otros fotógrafos, sin menospreciar otros trabajos por supuesto. El día de la boda genial, vino con su mujer y no puede ser más encantadora. ¡Estamos encantados de haberlo elegido, te volveríamos a elegir mil veces más!

    Enviado el 11/11/2019
  • Carlos

    Carlos · Se casó el 11/05/2019

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Profesionalidad y talento

    Todo fue genial con Carlos desde el momento en que contactamos con él. Su trabajo encajaba totalmente con lo que queríamos, y terminamos encantados con el resultado. Su trato ha sido inmejorable, adaptándose totalmente a nuestros gustos y necesidades. Fue un acierto total, estamos contentísimos con el resultado. Muy recomendable.

    Enviado el 22/04/2020
  • Iván

    iván · Se casó el 08/09/2018

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Implicación

    Una persona muy cercana, que ayuda y guía perfectamente para que el momento de ponerte delante de una cámara sea lo más cómodo posible. Un profesional que realiza unos trabajos espectaculares. Muchas personas hacen buenas fotos, pero no todos te hacen sentir tan cómodo. Si estás dudando, confía en Carlos. Recomendable 100%.

    Enviado el 10/10/2018
  • Rocio

    Rocio Ponce Chaves · Se casó el 04/08/2018

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Fotógrafo inmejorable

    Nos casamos el 4 de Agosto del 2018 y Carlos fue nuestro fotógrafo, no pudimos hacer mejor elección, es una persona encantadora, supercercana, amable y simpático. Lo pasamos muy bien haciendo las fotos y el trabajo que ha realizado ha sido increíble, unas fotos preciosas. Sin duda alguna lo volveríamos a elegir. Porque hay que ver las fotos pero también quien se esconde detrás de la cámara, y detrás de esta cámara se esconde una gran persona y profesional. Enhorabuena Carlos, eres grande.

    Enviado el 01/12/2018
  • Eva

    Eva · Se casó el 10/06/2017

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Muy contentos en todo momento con la elección del fotógrafo que elegimos para nuestra boda. El resultado es que tenemos un reportaje con fotos preciosas tanto de preboda, día de la boda y postboda, además de un vídeo muy bonito con todas las fotos y música, no falta ni un momento ni un detalle. Lo que más nos ha gustado ha sido su naturalidad tanto en las fotos como personalmente (con nosotros durante las sesiones preboda y posboda y con nuestros invitados el día de la boda), confianza (para elegir sitios, pedir cualquier foto durante la boda, para olvidarte y saber que no va a faltar ningún momento, etc.) y su profesionalidad al preocuparse de que nuestro álbum quedara en perfecto estado.

    Enviado el 02/01/2018

Ver más opiniones

Premios de Carlos Martín Fotógrafo

Bodas reales de Carlos Martín Fotógrafo

Ver todas las bodas

Promociones de Carlos Martín Fotógrafo

Equipo de Carlos Martín Fotógrafo

Empresas colaboradoras de Carlos Martín Fotógrafo

Mapa de localización Carlos Martín Fotógrafo

Mapa de localización (Carlos Martín Fotógrafo)
¿Ya lo has reservado?

Sorteo¡Gana 5.000€ para tu boda!

Solicita presupuesto a través de Bodas.net y por cada visita o contratación tendrás más oportunidades de ganar. ¡Suerte! + info