Violetas en el asfalto
Ricardo Ortiz 28017 Madrid (Madrid) Mapa
¿Reservado? Guardar

Opiniones de Violetas en el asfalto

100% de los novios lo recomiendan

5.0 de 5.0
  • Calidad del servicio 5.0
  • Profesionalidad 5.0
  • Flexibilidad 5.0
  • Relación calidad/precio 5.0
  • Tiempo de respuesta 5.0

Premios

54 fotos de usuarios

  • R

    Rebeca · Se casó el 21/09/2019

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Un camino de violetas en el asfalto

    Al principio, no estábamos seguros de querer contratar una wedding planner, pero, finalmente, nos decidimos. El acierto fue doble ya que Lidia nos encandiló con una excelente bienvenida en su acogedor rincón y no podíamos haber quedado más contentos. Ha sido una excelente profesional, ha aguantado toda la presión que se le ha hecho por todas las partes, tanto de proveedores como nuestra, siempre con gran actitud y soluciones a los inconvenientes que se han presentado a lo largo de la preparación de la boda. Su conocimiento e interés en organización de bodas ha hecho que fuese fácil conseguir a los proveedores acertados y que la búsqueda de elementos, tanto de decoración como de organización, fuese mucho más sencilla entre los millones de opciones disponibles. Además, hizo de oficiante de la boda con un discurso personalizado, emocionante y muy emotivo que siempre perdurará en nuestras memorias. No podíamos haber elegido mejor.

    Enviado el 23/04/2020
  • A

    Ana_ · Se casó el 19/07/2019

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    No pudimos haber elegido mejor

    Nuestra boda fue mágica, en gran parte gracias a Lidia que hizo de la ceremonia un momento muy cercano y emotivo, uniendo a personas muy diferentes en una sensación común. Lidia tiene el don de crear textos cotidianos y a la vez llenos de emociones, buceando en nuestra historia y describiéndola parándose en los pequeños detalles que la hacen única. Recomendamos a Lidia totalmente, y nos alegramos infinito de haber contado con ella en nuestra boda.

    Enviado el 18/05/2020
  • N

    Natalia · Se casó el 25/05/2019

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    ¡Excelente trabajo!

    Solo tengo palabras de agradecimiento para Violetas en el asfalto, sin duda un trabajo impecable, una profesionalidad de altura y un trato humano inmejorable. Todo, absolutamente todo lo que nos proponía Lidia, eran ideas preciosas, increíbles y ajustadas al presupuesto que teníamos. Todos los invitados quedaron encantados con la decoración tanto de la iglesia como la de la finca donde celebramos el enlace. Es una persona que se implica hasta el final, en todo momento tenía estudiado cada momento y no hubo ningún fallo. Aunque este año haya abandonado la actividad, sé que va a volver, porque el mundo no se puede perder un talento como el de Lidia. ¡Gracias y mil gracias!

    Enviado el 16/01/2020
  • F

    Fiorella · Se casó el 22/09/2018

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Encantada con Violetas en el Asfalto

    Tuve la oportunidad de conocer a Violetas sobre el asfalto en la boda de mi hermana. Quedé encantada en su forma de trabajar, de conservar los detalles, de atención, de creatividad y comente a mi hermana el que me gustaría contar con ella en caso de casarme... Años después me casé y tuve la suerte de poder contar con su trabajo. Mi boda fue en septiembre del 2018 y debo admitir que logro conservar cada detalle. Hizo que todo se viera precioso y mágico. Estuvo ayudando desde el minuto uno y siempre tomando en cuenta mis consideraciones para luego regalarme un toque propio que mejoraba mi idea original. Estoy muy contenta y no dudo en recomendarla para cualquier próxima novia.

    Enviado el 08/10/2018

    Respuesta de Violetas en el asfalto:

    Papelón con limón para brindar por el amor y las ganas tropicales de celebración, traídas intactas de Venezuela y cuidadas con cariño y tesón por Fiorella y Jose durante años, hasta el momento en que pudieron encontrar su ocasión. Que no se olviden de tu alegría, podría ser el título de la canción que sonó todo el día en mi cabeza, mientras trabajaba con emoción por la fiesta del amor de esta pareja, que tanto esperó para vivirla y con la familia al fin reunida. Felicidad máxima; misión cumplida. Que sea de por vida. Gracias gigantes por hacerme partícipes de vuestro gran día.
  • Silvia

    Silvia Arnay · Se casó el 08/09/2018

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Una boda mágica

    Si volviera a casarme, sin duda, volvería a elegirte. ¡Lidia eres un amor! ¡Haces poesía eres un artista! Súper detallista, implicada, dándole el toque perfecto para que todo salga de 10. Espero llevarme una amiga. Desde el primer día nos transmitió esa seguridad y tranquilidad. Rabiamos que elegíamos a la persona correcta. Llegaste al corazón de cada persona que había allí, ¡todos salieron encantados! Me llegaron a decir que nunca habían asistido a una ceremonia tan bonita y llena de emoción. Te felicito por tu trabajo mil gracias por llenar de magia nuestro día. Un besazo enorme. Silvia y Angel. Gracias cielo.

    Enviado el 18/09/2018

    Respuesta de Violetas en el asfalto:

    La historia de Silvia y Ángel, una de las más mágicas y entrañables que he tenido la oportunidad de compartir y celebrar, se inició con una bonita y significativa dedicatoria: "¿Sabes por qué el mar es salado? Porque todo lo dulce te lo has llevado tú". Así nació el ritual del azúcar y la sal, que modelamos especialmente para su gran día. Gracias por vuestra buena predisposición, por vuestra colaboración, por abriros a mí y abrazarme con todo el cariño de vuestra maravillosa familia. Porque en Violetas en el asfalto nos encanta hacer ceremonias a vuestra medida. "Familiares y amigos, hoy estamos aquí reunidos para celebrar el compromiso de Silvia y Ángel en la construcción de un futuro basado en el vínculo de amor y cuidado mutuo que han creado, y que queremos simbolizar a través del ritual de unión de los dos elementos que marcaron el comienzo de su relación: azúcar y sal, dulce y salado; tierra y mar. Condimentos diferentes pero complementarios, representan vuestras diferentes personalidades y el aderezo particular que cada uno de vosotros dos aporta a la relación. Fundamentales en la vida del ser humano, a ambos se ha otorgado un valor histórico extraordinario, llegando a ser utilizados como moneda de cambio, muestra de hospitalidad o preciado regalo. La sal fue objeto durante años de un importante comercio que movilizó pueblos y territorios; que vio prosperar negocios y matrimonios al amparo de su protección. Se dice que por amor Cristóbal Colón recaló en las Islas Canarias más de lo previsto en su expedición hacia las Indias, y que en recuerdo de esta relación partió de nuevo hacia su ruta con un particular obsequio que tan importante actividad generaría años después allende océanos salados, en la futura América: unos brotes de caña azucarera. Es por ello que, en primer lugar, los puñados de sal y azúcar que traéis representan los planes, bienes y materiales que os disponéis a compartir, y que os entregáis el uno al otro, depositando en las manos del ser amado un corazón latiendo a través del fruto de vuestro esfuerzo: “Silvia, eres la savia que endulza todos los tallos que oxigenan mi mundo. A partir de este día, uno en cuerpo y alma lo mío a lo tuyo, para que la sal de mi vida nutra por siempre la raíz del maná de tu risa y siga dando sus frutos en la familia que formamos junto a Saray, nuestra preciosa niña”. “Ángel, tú eres la sal de la tierra en la que hoy construimos la república independiente de nuestro amor; a su disposición pongo lo más dulce y mejor de lo que soy y tengo para que juntos sembremos y recojamos una cosecha de excepción, que será siempre de los dos; para que sirva de ejemplo y admiración a nuestra querida hija”. Sirva esta ofrenda como promesa de amor eterna, a imagen y semejanza de los principales atributos de los elementos que acabáis de intercambiar: imperecederos e incorruptibles. Azúcar y sal aseguran provisiones indispensables para la existencia en tiempos de necesidad: soportan el paso del tiempo sin perder sus cualidades y beneficios, ayudan a conservar los alimentos y potencian su sabor y genuinidad. La sal, además, ha actuado tradicionalmente como potente antiséptico y cicatrizante, capaz de devolver la salud a un organismo que, con las dosis de energía del dulce alimento, recobrará plenamente de nuevo la vitalidad. Así, vuestro amor ha de resistir indemne el paso de los años y los daños y vaivenes inevitables de la lucha diaria con la misma chispa e intensidad que lo vio nacer sobre terreno abonado, rico en minerales, alimentado por el almíbar de vuestra felicidad. Habréis de saber para ello derramar potasio sobre la herida aunque duela, cuando duela: porque ninguna pareja está exenta de dificultad. Hacer memoria de todos los componentes que unisteis. Equilibrar de nuevo los sabores al ofrecer la recompensa que pone fin a la tormenta con una piruleta o un postre sobre la mesa. Una de cal y una de arena. Una de azúcar y una de sal. Sanar, perdonar, reconciliar. Maridar. Complementaos como pareja y encontrad las proporciones exactas que realzan vuestras cualidades y os permiten ser la mejor versión de vosotros mismos, el mejor condimento para los demás. Porque todo en su justo grado es gusto, y en demasía empalaga o vuelve la tierra yerma. Porque a veces las apariencias no son las mejores consejeras, y aunque, de un vistazo, pueda confundir la blancura y pureza de su contenido y parecer lo mismo, salero y azucarero tienen cada uno su momento y distintos usos. Permitíos ser vosotros mismos y conservad cada uno vuestra esencia, para después combinaros en exquisitas recetas, la más fina repostería o el más exquisito pan, con su pizca de azúcar y su puntita de sal. Y os convertiréis así en el acompañamiento perfecto de cualquier plato: el sabor más intenso de vuestro corazón, que se vuelve generosidad y alimento para el mundo en vuestra forma de querer a los demás. Diferentes pero semejantes, la razón es la sal y la pasión, el azúcar de la vida: la primera la conserva, la segunda la hace única. Vuestra historia brilla en su capacidad de unirse para crear cristales como los de los condimentos que hoy traéis, que reflejan, crean la luz. Verted ahora vuestros puñados de sal y azúcar en el recipiente común, donde las pequeñas moléculas se acariciarán por siempre, inseparables, como vuestros sentimientos. Dejad que su brillo ilumine por siempre el nuevo camino que habéis emprendido. Y haced partícipe de él a vuestra pequeña, porque de la luz, nace la magia: Saray, vuestra princesa; y de la claridad surge el color del que es necesario teñir cada día: la alegría que ella ha traído a vuestra familia. [Saray se acerca y vierte con su botellita sal de color rosa en la mezcla]. Desde este momento, sois tres almas unidas en un solo sentimiento: blanca sal y azúcar blanquilla, y, en el centro, terrón de ambos que sabe a gloria; al rosa del que vuestra niña os hace ver la vida. El súmmum que da la razón a todos los poetas que escribieron que la belleza y la felicidad completa existían".
  • C

    CAROLINA · Se casó el 07/09/2018

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    ¡Magnífica oficiante!

    ¡Nos casamos el pasado 7/9/18 y todo fue perfecto! Queríamos una ceremonia íntima y emotiva y Lidia supo plasmar toda nuestra historia de una manera muy sensible y profesional. Siempre dispuesta a ayudar y pendiente de todo. El resultado fue mejor del que imaginábamos. ¡Es una excelente profesional y mejor persona! Recomendable 100%.

    Enviado el 29/09/2018

    Respuesta de Violetas en el asfalto:

    Carolina y Juanjo, los primeros novios violeteros que vinieron a conocer nuestro Vivero de Sueños. Todo era muy nuevo, la cafetera también; les serví un café-desastre que se bebieron entre risas y palabras amables, miradas bonitas. La ternura que encarnan como nadie. Por encima de cualquier poso, entendieron que lo que les ofrecía en esa taza y mi mano tendida era mi corazón abierto y mi emoción por su historia, por ponerle alma a cada gesto de su hermoso cuento.
    Así que vinieron otro día y decidieron quedarse; les hice, para compensar, bizcocho casero. El día de su boda ellos me regalaron bombones que recuerdan la dulzura de cada anécdota, la poesía de cada día que hemos compartido. Me alientan a creer que sí, que he nacido para esto. Que hay abrazos sinceros en los que el amor regala una comunión del mundo eterna. Y dibujan sonrisas impagables e imperecederas. Un sí quiero pasado por agua que nos puso a prueba. Y ellos que siguieron, como desde hace diez enamorados años, hablándonos de la felicidad como forma de resistencia. Que no pasa nada, amor. Que lo que siempre queda es lo que somos, juntos, y eso no cambia. Que si te caes, te levanto, y, si no, me acuesto contigo, que diría Cortázar. Sabes que nunca te faltará ese beso antes de dormir, ni los tres que necesitamos para emprender cada nueva mañana. Después de la tormenta, siempre llega la magia. El amor siempre gana. Os quiero. Gracias.
  • J

    JOSE ANTONIO CORBACHO · Se casó el 31/08/2018

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    La mejor contratación de mi boda

    Estamos encantados con el trato recibido, vuestra profesionalidad, amabilidad, ayuda constante, implicación y detalles. En general, no se puede pedir más para que un día tan especial salga tan bien gracias a vuestra colaboración. ¡Muchísimas gracias por todo! ¡Os recomiendo 100%! En especial a Lidia, encantada de haberte conocido, ¡eres la mejor!

    Enviado el 18/09/2018

    Respuesta de Violetas en el asfalto:

    Una ceremonia con dos rituales, ¿por qué no? Así fue la ceremonia de Vero y Jose: pura magia y emoción. "Todo lo que sembramos crece tan grande y tan bonito, que dan ganas de seguir abonando campos juntos. Para siempre". Un primer ritual de la plantación junto a su hija, semilla de su matrimonio, junto a la que regaron el árbol de su amor con el agua de la vida de la que también ella es fruto. A continuación, una bella metáfora del reino vegetal: hojas, flores y frutos para dar paso y la palabra a hermanos, primos, amigos de la infancia y de la universidad. Para terminar en la luz, origen de todo principio: el milagro que nos alimenta, pura fotosíntesis. Los padres, quién si no, con quienes los novios escenificaron el ritual de las velas. Porque no hay nada más bonito que trabajar para la felicidad de los demás, contar su historia y celebrar su esencia. Gracias.
  • Ana

    Ana Garcia Pavon Diezma · Se casó el 02/06/2018

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Adorable

    Sin duda alguna, lo mejor que encontramos en nuestro camino de la boda. Lidia hizo que nuestra ceremonia civil fuera mágica. Es tan amable que tienes que quererla sí o sí. Nos llevamos la experiencia y una amiga. No dudaría en recomendarla a todo el mundo porque es exquisita con cada detalle.

    Enviado el 16/06/2018

    Respuesta de Violetas en el asfalto:

    Hay personas que al encontrarse y decidir compartir sus vidas crean un regalo de amor eterno no solo para ellos, sino para el mundo eterno. No puedo sentirme más afortunada por haber compartido la magia de celebrar con vosotros y con todos vuestros seres queridos ese gran obsequio. Gracias.
  • Cf Juani

    Juani Cotillo · Se casó el 28/04/2018

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Bodas de ensueño

    Me emociono mucho al recordar nuestra boda, porque fue tal cual la imaginé. Lidia más que una organizadora de boda fue una amiga que nos ayudo en todo momento, dándonos ideas y animo sobre todo. Sin duda, violetas es una buena opción hacer realidad tu boda ideal.

    Enviado el 29/05/2018

    Respuesta de Violetas en el asfalto:

    Gracias por dejarme ser parte de vuestra boda de cuento de hadas. El dorado de vuestra bonita familia y de vuestra historia de amor iluminó todo en vuestro gran día para hacerlo increíblemente especial e inolvidable. ¡Os llevo en el corazón! ¡Un fortísimo abrazo!
  • A

    Arely Amaya · Se casó el 18/11/2017

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Conocer a Lidia y que se ocupará de la ceremonia el día de nuestra boda, fue un acierto total, hizo de nuestro gran día un día inolvidable y la sensación de que todo iba salir bien, es muy profesional en cada detalle y muy especial. ¡Muchísimas gracias por todo!

    Enviado el 20/12/2017

    Respuesta de Violetas en el asfalto:

    Poner voz a vuestra historia ha sido una experiencia increíble. Gracias por compartirla conmigo y por vuestra confianza en Violetas. Os deseo que la semilla de vuestro amor siga creciendo tan especial como lo ha sido hasta ahora, y que dé sus frutos en una vida feliz y plagada de sueños. ¡Un abrazo enorme!
¿Ya lo has reservado?

Sorteo¡Gana 5.000€ para tu boda!

Solicita presupuesto a través de Bodas.net y por cada visita o contratación tendrás más oportunidades de ganar. ¡Suerte! + info