Bodas

Opiniones de Masía Can Martí

Masía Can Martí

Masía Can Martí

La Riera De Gaia, Tarragona
Valoración 4.7 de 5, 36 opiniones
Ver más información

36 opiniones

Valoración
4.7
de 5.0
94% de las parejas lo recomiendan
  • Calidad del servicio
    Valoración 4.8 de 5
  • Tiempo de respuesta
    Valoración 4.8 de 5
  • Profesionalidad
    Valoración 4.7 de 5
  • Relación calidad/precio
    Valoración 4.7 de 5
  • Flexibilidad
    Valoración 4.7 de 5

Premios

41 fotos de usuarios

  • Sara
    Sara P. Se casó el 18/09/2021
    Valoración 5 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 5.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 5.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 5.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 5.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 5.0 de 5

    Volvería a elegir este lugar mil veces más

    El sitio es maravilloso, el ambiente impecable, el servicio de 10. Raquel, nuestra organizadora, ha sido durante todo el proceso maravillosa, atenta, nos ha dado tranquilidad y confianza. Volveríamos a casarnos aquí mil veces más.
  • Laura
    Laura C. Se casó el 03/09/2021
    Valoración 5 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 5.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 5.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 5.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 5.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 5.0 de 5

    ¡El lugar de nuestros sueños!

    No podríamos haber escogido mejor sitio que la Masía Can Martí. ¡El servicio impecable, Raquel un 10!
  • Isaac
    Isaac G. Se casó el 20/08/2021
    Valoración 5 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 5.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 5.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 5.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 5.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 5.0 de 5

    ¡Sin palabras!

    ¡Tuvimos que cambiar de restaurante a último momento y ellos nos abrieron sus puertas! ¡Todo fueron facilidades! No podemos estar más agradecidos con el trato recibido, especialmente por parte de Raquel (pero también por todos los demás). Gracias a ellos nuestro día fue simplemente perfecto y lo convirtieron en el más bonito de nuestra vida. ¡No se les escapa un detalle, siempre pendientes de todo! ¡De lo único que nos arrepentimos es de no haber contactado con ellos desde el primer momento! ¡No tenemos palabras de agradecimiento suficientes! ¡Los invitados quedaron alucinados y encantados!
  • Eliane
    Eliane J. Se casó el 06/08/2021
    Valoración 5 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 5.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 5.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 5.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 5.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 5.0 de 5

    ¡Repetiríamos 1000 veces más!

    Somos una pareja de las que la pandemia nos hizo aplazar la boda varias veces. No teníamos intención de reactivar la celebración con las restricciones, los cambios del gobierno de un día para otro pero... Fuimos a conocer la masía y algo se nos removió por dentro. ¡Lo cierto es que unos grandes amigos celebraron su boda en la Masía, hace ya dos años, y nos encantó! ¡Así que al visitar la Masía, ver sus instalaciones, las opciones que te ofrecen y la calidad de sus servicios nos hizo remover el gusanillo y apostar por nuestra celebración con ellos! Raquel es una gran profesional, que en todo momento nos puso buenas caras y facilidades. ¡El personal del banquete, la cheff, como los camareros excelentes, atentos, serviciales, simpatiquísimos! ¡Nuestros invitados nos lo repitieron en varias ocasiones! ¡Sobre todo del camarero de la barra libre! ¡No dudéis en ir a visitar la Masía! ¡Os encantará! ¡Nosotros volveríamos a darnos el "sí, quiero" mil veces más en la Masía sin dudarlo! ¡Gracias por todo!
  • Joan
    Joan L. Se casó el 17/07/2021
    Valoración 5 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 5.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 5.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 5.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 5.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 5.0 de 5

    El día más mágico. 17/07/21

    Fue una boda de sueño y todo salió genial. El lugar es perfecto, todo bien pensado y estructurada. El vestidor de la novia espectacular. Los invitados quedaron encantados con la comida y toda la boda. Aun con las restricciones, Raquel nos animó y ayudó en todo momento. Repetiríamos mil veces.
  • Marta
    Marta Se casó el 13/06/2020
    Valoración 1 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 1.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 1.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 1.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 1.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 1.0 de 5

    Desengaño total / Desengany total

    A continuación os explicaremos nuestra experiencia con la Masía Can Martí del grupo Gran Claustre. Nos teníamos que casar el 13 de junio de 2020, pero como muchas parejas, no pudo ser así. Durante el confinamiento estuvimos en contacto en todo momento con la wedding planner y buscamos un plan b para el mismo 2020, el 22 de agosto. A medida que los días iban pasando no veíamos viable que pudiera ser y volvimos a contactar para buscar una fecha para el año 2021. Nuestra sorpresa fue cuando nos informaron que solo quedaban algunos sábados del mes de marzo y abril y si no tenía que ser un viernes. Hay que contextualizar que nosotros ya habíamos hecho la paga y señal y la prueba del menú. Y teniendo en cuenta palabras textuales que nos dijeron, parejas que no habían visto el espacio ni habían efectuado la paga y señal habían tenido prioridad a tener un sábado del año 2021 antes que nosotros. Y lo más insólito es que fuimos nosotros los que contactamos en todo momento para buscar otras opciones. Finalmente, nos encontraron un sábado, el 30 de octubre de 2021 cuando nosotros ya teníamos todos los elementos por un enlace de verano. Por lo tanto, si la situación iba bien podríamos celebrar nuestro enlace el 22 de agosto o si no se tendría que dejar para el 30 de octubre de 2021. Lo más grave, pero, es que llegados al 14 de agosto una semana antes de celebrar el enlace, puesto que las medidas hasta el momento lo permitían, recibimos una llamada informando que con las nuevas medidas es imposible celebrar el enlace, cuando la realidad del DOGC era que se podría celebrar manteniendo las medidas establecidas. Las medidas para que tengáis una idea eran: máximo 10 personas por mesa, aperitivo sentados en mesas, baile sentados, uso de mascarilla para desplazarse, cierre de la masía a las 01, servicio de barra en las mesas... Aparte, hay que tener en cuenta que otras parejas que celebraron su enlace el mismo día pudieron hacerlo siguiendo las medidas, puesto que en ningún documento oficial se prohibían. Ante la situación de tener que anular la celebración en una semana, nuestra decisión pasados unos días fue pedir el dinero de la paga y señal porque no entendíamos que tomaran una decisión así sin valorar otras opciones y con la inseguridad que más adelante se pudiera repetir lo mismo con una nueva fecha. La respuesta del establecimiento fue que nunca se devolvía este dinero, pero el hecho es que la decisión fue suya, vía llamada telefónica y correo electrónico. Por sorpresa nuestra, el mismo día que fuimos a reunirnos con ellos para comunicar que queríamos recuperar la paga y señal recibimos un correo electrónico suyo informándonos de las nuevas medidas y diciéndonos que decidiéramos si queríamos seguir adelante con la celebración o no. Este mensaje lo recibimos 4 días antes del enlace, con toda la mala intención de tener una respuesta negativa por nuestra parte y no tenernos que devolver nada. A día de hoy, hemos recuperado una pequeña parte de la paga y señal y su posición ha sido muy desafortunada, poniendo por sobre intereses económicos y empresariales antes del trato humano y profesional que los tendría que caracterizar. Nuestra experiencia ha sido muy desagradable y no os recomendamos dejar en sus manos uno de los días más bonitos de vuestra vida.
    ------------------------------------------------------------
    A continuació us explicarem la nostra experiència amb la Masia Can Martí del grup Gran Claustre. Ens havíem de casar el 13 de juny de 2020, però com moltes parelles no va poder ser així. Durant el confinament vam estar en contacte en tot moment amb la wedding planner i vam buscar un pla b pel mateix 2020, el 22 d'agost. A mesura que els dies anaven passant no veiem viable que pogués ser i vam tornar a contactar per buscar una data per l'any 2021. La nostra sorpresa va ser quan ens van informar que només quedaven alguns dissabtes del mes de març i abril i si no havia de ser un divendres. Cal contextualitzar que nosaltres ja havíem fet la paga i senyal i la prova del menú. I tenint en compte paraules textuals que ens van dir, parelles que no havien vist l'espai ni havien efectuat la paga i senyal havien tingut prioritat a tenir un dissabte de l'any 2021 abans que nosaltres. I el més insòlit és que vam ser nosaltres els que vam contactar en tot moment per buscar altres opcions. Finalment, van trobar-nos un dissabte, el 30 d'octubre de 2021 quan nosaltres ja teníem tots els elements per un casament d'estiu. Per tant, si la situació anava bé podríem celebrar el nostre enllaç el 22 d'agost o si no s'hauria de deixar pel 30 d'octubre de 2021. El més greu, però, és que arribats al 14 d'agost una setmana abans de celebrar l'enllaç, ja que les mesures fins al moment ho permetien, rebem una trucada informant que amb les noves mesures és impossible celebrar l'enllaç quan la realitat del DOGC era que es podria celebrar mantenint les mesures establertes. Les mesures perquè tingueu una idea eren: màxim 10 persones per taula, aperitiu asseguts a taules, ball asseguts, ús de mascareta per desplaçar-se, tancament de la masia a les 01, servei de barra a les taules... A part, cal tenir en compte que altres parelles que celebraren el seu enllaç el mateix dia van poder fer-ho seguint les mesures, ja que a cap document oficial es prohibien. Davant de la situació d'haver d'anul·lar la celebració a una setmana, la nostra decisió passats uns dies va ser demanar els diners de la paga i senyal perquè no enteníem que prenguessin una decisió així sense valorar altres opcions i amb la inseguretat que més endavant es pogués repetir el mateix amb una nova data. La resposta de l'establiment va ser que mai es retornaven aquests diners, però el fet és que la decisió va ser seva, via trucada telefònica i correu electrònic. Per sorpresa nostra, el mateix dia que vam anar a reunir-nos amb ells per comunicar que volíem recuperar la paga i senyal vam rebre un correu electrònic seu informant-nos de les noves mesures i dient-nos que decidíssim si volíem seguir endavant amb la celebració o no. Aquest missatge el vam rebre 4 dies abans del casament, amb tota la mala intenció de tenir una resposta negativa per part nostra i no haver-nos de retornar res. A dia d'avui, hem recuperat una petita part de la paga i senyal i la seva posició ha estat molt desafortunada, posant per sobre interessos econòmics i empresarials abans que el tracte humà i professional que els hauria de caracteritzar. La nostra experiència ha estat molt desagradable i no us recomanem deixar a les seves mans un dels dies més bonics de la vostra vida.

    Respuesta de Masía Can Martí:

    Apreciados Marta y Josep,
    Ante todo, agradeceros que compartáis vuestra experiencia con Masía Can Martí en el portal de Bodas.net aun no habiendo sido posible la celebración de la boda.
    Comprendemos y entendemos vuestro descontento y desconcierto, no está siendo nada fácil para nadie relacionado con el mundo nupcial el encajar cómo se están desarrollando estos tiempos por la pandemia mundial que estamos viviendo generada por el Covid19.
    Con relación a vuestros comentarios, Masía Can Martí siempre ha estado a vuestra disposición y ha planteado las opciones que mejor se ha considerado adaptándonos a cada momento lleno de tanta incertidumbre, no olvidando el condicionante de la normativa que regía en ese momento. Efectivamente, el 14 de agosto salieron nuevas medidas, las cuales indicaban tras el acuerdo que la comisión interterritorial de sanidad había alcanzado, (publicadas días después el 18 de agosto en el boletín oficial de Catalunya, DOG), en el que ya se esbozaban los criterios mínimos consensuados en el que el sector de la restauración independientemente de cualquier tipo de evento de cualquier índole, debería de realizarse, eran mesas de 10 personas, sentados en mesas con la distancia de seguridad entre ellas, y así absolutamente en todos los espacios donde se iba a realizar la boda, es decir, ceremonia, aperitivo, banquete y baile, todo tenía que ser sentados, así como el uso de mascarilla obligatorio siempre que alguno de los invitados se levantara de la mesa, una vez comunicado, en ningún momento se nos comunicó que os queríais casar en estas condiciones, porque, obviamente, casi ninguna pareja por no decir ninguna quiere casarse así, a los hechos nos remitimos, al no haber celebrado más que una boda en toda la temporada.
    Incluso había un documento aportado por sanidad con unos parámetros que indicaban ciertamente que los eventos como una boda eran de alto riesgo, por varias razones obvias en el desarrollo de una celebración de una boda, como todos ya sabemos.
    El hecho de que otros espacios celebraran bodas es algo que nosotros no vamos a juzgar ni podemos controlar, de hecho, eran la minoría quien lo estaba haciendo en ese momento, Masía Can Martí obró asesorada en todo momento por nuestro gabinete jurídico y por nuestra conciencia y solidaridad la cual hay que aplicar en estos momentos tan duros aun siendo muy perjudicial para la estabilidad económica de nuestro negocio.
    En definitiva, los acontecimientos ocurridos en ese momento y posteriormente, lamentablemente, nos han dado la razón. Resulta paradójico que sea la organización y no los contrayentes los que hayamos tenido que poner un punto de racionalidad ante el escenario que se estaba produciendo y que, como habréis podido comprobar, no ha hecho más que confirmarse. Quienes se ponían en riesgo eran los asistentes al evento, que, recordemos, son vuestros familiares, amigos, compañeros, conocidos, y los familiares de estos, aunque no hubieren asistido al evento.
    Entendemos vuestra decepción y frustración, como la de muchas más parejas que han tenido que aplazar sus bodas, y que celebraban también su gran día en días posteriores a vuestra fecha, a los cuales les agradecemos su comprensión, entendiendo que es una situación excepcional la cual ninguna de las dos partes puede controlar, y en el que Masía Can Martí, en contra de sus propios intereses no ha hecho sino velar por la integridad de las personas y cumplir con la normativa, hecho este que en ningún momento habéis incluido en vuestros comentarios.
    Esperando poder recibiros en un futuro en alguno de nuestros espacios del Grup Claustre.
    Hasta entonces, recibid un cordial saludo,
    Masía Can Martí.
  • J
    Jacquelyn Se casó el 16/11/2019
    Valoración 5 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 5.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 5.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 5.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 5.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 5.0 de 5

    ¡Increíble!

    No podríamos pedir más. Una pasada. El lugar el trato, la comida. Encantados. ¡Y Raquel lo da todo y más! ¡Es un encanto! ¡Lo hecho de menos! ¡Volveríamos a repetir!
  • Samanta
    Samantha R. Se casó el 09/11/2019
    Valoración 5 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 5.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 5.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 5.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 5.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 5.0 de 5

    Boda de ensueño

    No sé ni por dónde empezar para explicar lo contentos que estamos con nuestra boda en Masía can Martí. Lo primero de todo, decir que fue una boda organizada en tan solo dos meses. Creo que ha sido la boda mas exprés que han organizado en la masía. Aún así, salió todo a la perfección, no faltó detalle y tanto los invitados como nosotros salimos encantados de este día tan especial. Disponen de una habitación para el novio y otra para la novia. Yo me sentí una princesa por un día allí, con la peluquera y la maquilladora allí mismo solo me tuve que preocupar de madrugar e irme hacia el restaurante. La ceremonia fue preciosa y el aperitivo espectacular. Comimos tanto que la gente ya no tenía hambre para el plato principal. El salón, aparte de precioso, es superamplio y acogedor a la vez, y la discoteca genial. Nos encantó eso de hacer un recorrido por toda la finca y hacer cada cosa en un sitio. Todo el personal superamable y atento, y Raquel y Eila me ayudaron en todo durante la organización y en el gran día. Son dos profesionales como la copa de un pino. Solamente tienes que dejarte llevar. Tengo que decir que a la hora de pasarles los comensales, se nos olvidó decir que una invitada tenia una alergia, y el mismo día le cambiaron el menú y el postre. Fue un gran detalle por su parte. Diría muchísimas más cosas buenas, pero no acabaría nunca. Solamente que me volvería a casar un millón de veces más y sin duda lo haría en Masía can Martí. Gracias por todo.
  • Paula
    Paula R. Se casó el 26/10/2019
    Valoración 4.4 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 5.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 4.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 4.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 5.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 4.0 de 5

    Casarse así es fácil

    Cuando decidimos casarnos visitamos tres sitios y acabamos decidiéndonos por la Masía Can Martí por el entorno rural donde está ubicado, las instalaciones y la relación calidad-precio. Estamos muy contentos con nuestra elección, todo salió muy bien el día de nuestra boda. Eila, la persona encargada de organizar nuestra boda, estuvo pendiente en todo momento de guiarnos con los preparativos y durante la ceremonia. Organizar una boda implica mucho tiempo y a veces a los novios se les escapa algún detalle, para eso estaba Eila que siempre nos recordaba los temas pendientes y eso facilitaba la planificación. Eila ha hecho muy buen trabajo y estamos muy satisfechos con su profesionalidad. Las instalaciones de la Masía Can Martí son muy accesibles y cómodas, ya que permiten celebrar la ceremonia y hacer el banquete todo en el mismo sitio realizando un recorrido por la Masía. El vestuario de la novia tiene un armario para colgar el vestido espectacular y la zona para el aperitivo es muy agradable. Nuestra boda fue por la noche y la iluminación junto con la luz de las fuentes hace que sea un lugar muy bonito. La comida, del chef Jaume Drudis, es de calidad y gustó mucho a los invitados. Os recomendamos sin duda la Masía Can Martí para celebrar vuestra boda. Si tuviéramos que poner algún inconveniente sería sobre las condiciones de reserva de las habitaciones del Hotel Gran Claustre para los invitados, ya que los precios varían según el momento en el que se realiza la reserva. Creemos que las habitaciones para los invitados deberían tener todas el mismo precio para el mismo tipo de habitación, ya que en algunos casos el precio se duplicaba sin razón aparente.