Luna de miel en Costa de Marfil

Costa de Marfil es un gran país por descubrir con pintorescas ciudades, espectaculares parques nacionales con exuberante flora y fauna, y sus preciosas y exóticas playas.

Información · Agencias

Información sobre Costa de Marfil

Costa de Marfil es una república situada en la parte occidental de África. Limita al norte con Malí y Burkina Faso, al este con Ghana, al oeste con Liberia y Guinea, y al sur con el Golfo de Guinea. Su clima es tropical, con una media de 26º durante todo el año. Las precipitaciones suelen ser abundantes, sobre todo durante la época húmeda, que va desde marzo a julio.

Abidjan es la capital económica de Costa de Marfil y se la conoce como la Nueva York de África. Eso en parte se debe a los barrios de Pateau y Cocody que con sus museos, sus rascacielos, sus lujosos hoteles internacionales y con sus espaciosas y modernas avenidas nos recuerdan a Manhattan. Todo este lujo contrasta con los barrios populares y más típicamente africanos como el de Ayamé o Treichville. Se trata de barrios súper poblados, lleno de chabolas y nada recomendables para el turismo. Otro de los encantos de Abijan son sus espacios verdes, su laguna, el mercado de artesanía de Cocody y la Catedral de San Pablo.

Yamusukru es la capital administrativa y está situada en el centro del país. Podéis pasear tranquilamente por el centro, mientras disfrutáis de su arquitectura futurista. No os perdáis la visita al palacio presidencial, rodeado de un lago plagado de cocodrilos sagrados, ni la basílica de Nuestra Señora de la Paz, que es una auténtica réplica de la iglesia de San Pablo en el Vaticano y que fue inaugurada por el papa Juan Pablo II.

No podéis iros de Costa de Marfil sin visitar alguno de sus maravillosos Parques Naturales como el de La Comoé, en el que podréis disfrutar de su espectacular fauna. Además, este parque es uno de los más grandes de África occidental. Otro parque que podéis visitar es el Del Banco, que es de carácter forestal. En el Parque de Abokuamekro podréis ver especies ya extinguidas en Costa de Marfil, como jirafas y rinocerontes.

Si lo que queréis es disfrutar de días de sol y playa podéis ir a la costa este y disfrutar de la playa de Grand-Bassam. Esta playa tiene el encanto de una antigua colonia francesa, eso sí, algo abandonada. Y si preferís la costa oeste allí descubriréis la isla de Tiagba, con su pintoresco pueblecito construido sobre pilotes. Encontraréis muchas más playas paradisíacas entre Sassandra y San Pedro, y os recomendamos visitar Grand Béréby, un encantador pueblo de pescadores ghaneses.