Ir al contenido principal

La boda de Pelayo y Nerea en Fábrica De Harinas (Torrelaguna), Madrid

Rústicas Otoño Naranja 12 profesionales

Nerea Aguado
Por Nerea Aguado

El 31/10/2021 51 1 3

Conoce al equipo de profesionales

P&N

31 Oct, 2021

Servicios y Profesionales de la Boda de Pelayo y Nerea

Otros Proveedores

María (Torrelaguna)
Decoración floral
Filoro Joyeros
Joyería
Sanfiz Autocares
Transporte de invitados
Rosa Clará
Vestido novia

Otras bodas en Antigua Fábrica de Harinas

Otras bodas en Madrid

Inspírate con estas bodas

Otras bodas de color naranja

Mostrar todas

Otras bodas en Otoño

Mostrar todas

Otras bodas rústicas

Mostrar todas

3 comentarios

Marian
Hola. Sé que siendo la madre de la novia no puedo ser objetiva así que si digo que fue un día maravilloso e inolvidable probablemente es porque mis emociones y sentimientos estaban a flor de piel... No existe una boda objetivamente perfecta y por mucho que se intente siempre habrá algo que se escape a nuestro control. Sí que puedo asegurar que cuando se pone tanto cariño, desvelos y cuidados como pusisteis vosotros en la preparación de vuestra boda, lo mínimo que se consigue es que ese or lo impregne todo. Y así fue. De cuento de hadas. Y colorin colorado que este cuento ya ha empezado!!! En buena hora. OS QUIERO.
Enviado el 29 de Noviembre de 2022 a las 15:51 Responder
Marian
Ir al contenido principal Bodas M BODAS REALES EN MADRID La boda de Pelayo y Nerea en Fábrica De Harinas (Torrelaguna), Madrid Rústicas, Otoño, Naranja 12 profesionales Por Nerea El 31/10/2021 18 1 0 Nerea Aguado La boda de Nerea y Pelayo 1 / 61 Conoce al equipo de profesionales La boda de Nerea y Pelayo 1 La boda de Nerea y Pelayo 2 La boda de Nerea y Pelayo 3 La boda de Nerea y Pelayo 4 La boda de Nerea y Pelayo 5 La boda de Nerea y Pelayo 6 La boda de Nerea y Pelayo 7 La boda de Nerea y Pelayo 8 Ver más fotos El día de nuestra boda Al fin ha llegado el momento en el que recapitulo sobre el que, sin duda, ha sido el día más feliz de mi vida. El camino hasta él no ha sido fácil, ha habido momentos de estrés, de nervios, e incluso de desmotivación (por causas ajenas a nosotros). Y es que, cuando se organiza algo con tantos elementos externos, no se puede tener todo controlado, por mucho que se quiera. Pero puedo decir que tanto esfuerzo, tiempo y dedicación, valieron la pena. Y no me equivoco. Tras pasar la noche ambas familias en la casa rural La luna llena (Torremocha de Jarama), el día D amaneció fresco y nuboso, pero nada turbó la ilusión. Pronto en la mañana, Almudena estuvo ahí para recibirnos a mi madre y a mí. Yo me vestiría en la finca, y mi chico en la casa rural. Puntual y equipadísima, Sandra llegó y lo hizo todo fácil. Tras varios tratamientos faciales y relajantes, comenzó el maquillaje y peluquería. Enseguida, Alejandra y Ana, las chicas de Artigot Catering, aparecieron y me ofrecieron un rico desayuno para ir animando la mañana. Cuando ya estuve arreglada, llegó el equipo de fotografía y vídeo de David Morales (que previamente se habían encargado de inmortalizar el momento de mi chico vistiéndose). Trabajaron sin descanso, capturando cada brochazo y cada momento de vestirse, con dedicación y entrega. Emma, compañera de Sandra, maquilló y peinó a mi madre (y, todo hay que decirlo, la dejó espectacular). Me puse ese vestido y capa que con tanto mimo me arreglaron las modistas de Rosa Clará (agradecimiento especial a María). Cogí mi precioso ramo, preparado por la floristería Magui y que era un claro reflejo de lo que buscaba. Una vez vestida, unos rayos de sol tímidos permitieron hacernos unas fotos en el patio de la finca, mientras llegaba el coche que nos llevaría a la iglesia a mi padre y a mí. Y llegó: un precioso y reluciente Cadillac Rosa, con Jesús (Vintage Cars) al volante, nos llevó a la Iglesia de Torrelaguna (todo un monumento en la plaza de Torrelaguna). Ya en la puerta de la iglesia, escuchar esos primeros acordes de la canción que me llevaría al altar, interpretada por el equipo musical de Musical Mastia, hizo que me derrumbara y, entre lágrimas, mezcla de nervios, emoción, y alegría, del brazo de mi padre, caminé hasta llegar al lado de la persona más especial de mi vida, mi mejor amigo, y aquel que iba a convertirse en mi marido. Me emociono recordándolo, y creo que siempre será así, es inevitable. Las flores de la iglesia, cuidadosamente preparadas por María, que nos proporcionó ese servicio de última hora (pese a la alta demanda de esas fechas), adornaban los bancos y el altar. La misa, oficiada por Diego, apreciado amigo y antiguo profesor, hizo las delicias de todos los asistentes, y nos ha marcado para siempre. Intercambiamos nuestros anillos, grabados con nuestras huellas, y nos dimos el "sí, quiero". Tras firmar, salimos de la iglesia y el cielo nos dio una tregua de la lluvia, justo para el momento del colorido arroz y el brindis que nos ofreció nuestro chófer. Llegamos a la finca y la lluvia se hizo protagonista, aunque no impidió que inmortalizáramos el momento, paraguas en mano y todo. El catering y Almudena se encargaron de pasar el cóctel a la zona interior dadas las circunstancias y, pese a este contratiempo, todo salió a la perfección. Pudimos saludar a familia y amigos, hacernos fotos e incluso comer algo (ya se sabe que suele estar complicado en esas circunstancias, jajaja). Llegó el momento de la comida, los invitados pasaron a sus mesas (gracias a Artigot por permitirme diseñar el seating plan, los meseros y las minutas), y nosotros hicimos la entrada al salón desde esas preciosas escaleras y al ritmo de la canción elegida I'll be there for you, BSO de Friends y de nuestras vidas. Las mesas estaban decoradas con gusto y mimo, coloridas y con ese toque Coco que buscábamos. Al fin y al cabo, era Día de Muertos, y de ese modo estarían con nosotros también quienes nos habían dejado en este mundo... La comida fue espectacular, aun a día de hoy los invitados me recuerdan lo bueno que estaba todo. Mención especial a ese plato de jamón que nos pusieron en la mesa presidencial, ¡sabiendo que en el cóctel no habíamos podido catarlo mucho! No faltaba detalle, los panes tenían sello con la fecha, y los postres, tanto la tarta de zanahoria hecha por Artigot como el coulant de chocolate, ¡estaban decorados de Halloween! Hubo lugar para todas las sorpresas que teníamos preparadas nosotros para padres, abuelos, padrinos, damas de honor... Y también para las sorpresas que amigos y familia habían planeado darnos. Todo bajo la coordinación de Almudena, Ana, Alejandra, Javier (DJ de la finca) y el equipo de David Morales. Tras el banquete, pasamos a la discoteca. Ana y Alejandra se encargaron de montar el candy bar con las cosas que yo había comprado, y lo decoraron de Halloween tal como habíamos planeado. Llegó el momento del baile, ¡y menudo baile! Era una coreo que preparamos con Damián, de Bailes de Boda Originales, y que fue la mejor inversión que podíamos haber hecho. Quedó chulísimo y fue toda una sorpresa para los invitados. El photocall de David Morales también dio mucho juego, y todos pudieron llevarse un recuerdo a casa. Y, tras muchas horas de bailoteo y barra libre, de bailar con todo el mundo, sudar hasta límites insospechados y reír hasta agotarse, nos fuimos a dormir al precioso apartamento que Almudena ofrece a los novios en la finca, y pusimos el broche de oro al que ha sido, es, y será, el día más feliz de nuestras vidas. A la mañana siguiente, unos croissants recién hechos nos dieron los buenos días a los pies de la puerta principal y pusimos rumbo a nuestra luna de miel. Pero eso ya es otra historia. Mención especial a todos los que contribuyeron a hacer este día tan memorable. Gracias a Bodas.net, por hacernos esta tarea más fácil, y por sus llamadas y ayuda a la hora de buscar proveedores. Gracias a Almudena por su cariño, su dedicación, y su implicación en todo momento. A Sandra, por el asesoramiento desde el principio en cuidado de la piel y consejos. Al equipo de Rosa Clará, por cómo se volcaron en los arreglos del vestido, en especial María, que me consta que se pasó horas cosiendo para que todo quedara perfecto. A Jesús, de Artigot, así como Ana y Alejandra, que aparecieron en un momento difícil, pero hicieron que todo fuera fácil con ellos (y por cuidar de nuestra perrita Iris ese día). Al equipo de David Morales, porque el trabajo resultante es espectacular, y por ofrecernos volver a la finca, un año después, a hacernos las fotos que el clima nos impidió hacer ese día. A Jesús, de Vintage Cars, por su cercanía y flexibilidad en cuanto a elección de coches. A Jesús, DJ, por amoldarse perfectamente a nuestros gustos musicales y a todos esos momentos claves que requerían su colaboración. A Manuel, párroco de Torrelaguna, que nos brindó la posibilidad de celebrar nuestro día en tan precioso templo y nos permitió que la oficiara Diego. A Diego, por haber hecho un esfuerzo en un día tan señalado para tomar parte en nuestra unión, y por hacerlo tan especial, cercano, y único. A los músicos de Musical Mastia, por su flexibilidad en la elección de canciones y amenizar la misa de forma tan espectacular (muchos invitados me dijeron lo buena que había sido la música). A Karla, de Filoro Joyeros, y a todo el equipo, por crear unas alianzas tal como las queríamos. A María, florista de Torrelaguna, porque apareció cuando más la necesitábamos y preparó todo con cariño. Al equipo de la Floristería Magui, que plasmó en el ramo todo lo que buscaba (que tampoco era fácil). A Ana, del Hostal La Luna Llena, y a Iris, de la Casa Rural Los Melones, por su compromiso y colaboración. A Damian, de Bailes de Boda Originales, por su paciencia y por ayudarnos a tener el baile perfecto. A Mili, de Estética Garras, por hacerme las uñas tan bonitas y tan especiales. A Trajes Guzmán, que dejaron a mi chico hecho un pincel ese día. A la empresa de autobuses Sanfiz, por sus servicios. A Vero, de Rebelde Victory Rolls, por ayudarme con el cuidado de mi melena los meses antes y que le hizo a Pelayo el corte que quería. A la Fundación Aladina, por su labor y por hacer posible ese detalle solidario que buscábamos tener con nuestros invitados. A mis padres, por su implicación y energía puestas en este día, y por dejarnos sus arras de boda y pañuelo. A Bego, por dejarme sus preciosos pendientes ese día y darme la liga, que guardaré siempre con cariño. A mi Palomita, por dejarme las cestas de su boda. A mis primas Ina y Vanessa, por haber puesto a sus peques Lucía y Rubén de punta en blanco para que fueran quienes me guiaran al altar. A Martina, por cederme su receta de crêpes que pude compartir con todos los invitados en los regalitos (que mi agradecimiento te llegue, allí donde estés). A todos los miembros de la familia que estuvieron ahí, de una forma o de otra, colaborando con nosotros en los preparativos. Y, por último, gracias a todos y cada uno de los que asistieron en este día, desde distintas partes de España e incluso de fuera. Seguro que me dejo algún agradecimiento, pero, como dije al principio, no se puede tener todo controlado, por mucho que se quiera. Si has llegado hasta aquí, solo decirte que gracias por leerme, y que, si estás en estos momentos preparando tu boda, te digo que lo disfrutes. Que se pasa más rápido de lo que piensas, y que lo importante, como todo en la vida, es disfrutar del trayecto. Me despido, y cierro esta intensa y bonita etapa de mi vida, para dejar paso a las que vendrán. Nerea Mostrar más detalles Servicios profesionales Antigua Fábrica de Harinas BANQUETE Antigua Fábrica de Harinas 54 Musicaliu MÚSICA / DJ Musicaliu 467 Fundación Aladina DETALLES DE BODA Fundación Aladina 48 David Morales FOTÓGRAFO David Morales 273 Clásicos Americanos VintageCars COCHE DE BODA Clásicos Americanos VintageCars 88 Guzmán Madrid TRAJE DE NOVIO Guzmán Madrid 216 Sandra Morte Make up BELLEZA NOVIA Sandra Morte Make up 26 Artigot Catering CATERING Artigot Catering 180 OTROS PROVEEDORES DECORACIÓN FLORAL María (Torrelaguna) JOYERÍA Filoro Joyeros TRANSPORTE DE INVITADOS Sanfiz Autocares VESTIDO NOVIA Rosa Clará Conoce al equipo de profesionales Solicitar información Publicidad mobile Otras bodas en Antigua Fábrica de Harinas La boda de Víctor y Sergio Sergio & Víctor 24/06/2022, Madrid La boda de Marta y Jesús Jesús & Marta 01/10/2022, Madrid Ver más Otras bodas en Madrid La boda de Ana y Carlos Carlos & Ana Madrid La boda de Raquel y Chris Chris & Raquel Madrid La boda de Maria y Richard Richard & Maria Madrid Ver más Otras bodas de color naranja La boda de Andrea y Sofia Sofia & Andrea Barcelona La boda de Olga y Gerard Gerard & Olga Girona La boda de Ane y Jon Jon & Ane Guipúzcoa Ver más Otras bodas en otoño La boda de Minerva y Miguel Ángel Miguel Ángel & Minerva Madrid La boda de María y Jonatan Jonatan & María Madrid La boda de Beatriz y Cristiano Cristiano & Beatriz Vizcaya Ver más Otras bodas rústicas La boda de Beatriz y Josu Josu & Beatriz Álava La boda de Ainize y Gaizka Gaizka & Ainize Álava La boda de Judith y Jordi Jordi & Judith Barcelona Ver más Comentarios 1 M Marian El 29/11/2022 a las 15:51 Hola. Sé que siendo la madre de la novia no puedo ser objetiva así que si digo que fue un día maravilloso e inolvidable probablemente es porque mis emociones y sentimientos estaban a flor de piel... No existe una boda objetivamente perfecta y por mucho que se intente siempre habrá algo que se escape a nuestro control. Sí que puedo asegurar que cuando se pone tanto cariño, desvelos y cuidados como pusisteis vosotros en la preparación de vuestra boda, lo mínimo que se consigue es que ese amor lo impregne todo. Y así fue. De cuento de hadas. Y colorin colorado que este cuento ya ha empezado!!! En buena hora. OS QUIERO.
Enviado el 29 de Noviembre de 2022 a las 15:53 Responder
Marian
Ir al contenido principal Bodas M BODAS REALES EN MADRID La boda de Pelayo y Nerea en Fábrica De Harinas (Torrelaguna), Madrid Rústicas, Otoño, Naranja 12 profesionales Por Nerea El 31/10/2021 18 1 0 Nerea Aguado La boda de Nerea y Pelayo 1 / 61 Conoce al equipo de profesionales La boda de Nerea y Pelayo 1 La boda de Nerea y Pelayo 2 La boda de Nerea y Pelayo 3 La boda de Nerea y Pelayo 4 La boda de Nerea y Pelayo 5 La boda de Nerea y Pelayo 6 La boda de Nerea y Pelayo 7 La boda de Nerea y Pelayo 8 Ver más fotos El día de nuestra boda Al fin ha llegado el momento en el que recapitulo sobre el que, sin duda, ha sido el día más feliz de mi vida. El camino hasta él no ha sido fácil, ha habido momentos de estrés, de nervios, e incluso de desmotivación (por causas ajenas a nosotros). Y es que, cuando se organiza algo con tantos elementos externos, no se puede tener todo controlado, por mucho que se quiera. Pero puedo decir que tanto esfuerzo, tiempo y dedicación, valieron la pena. Y no me equivoco. Tras pasar la noche ambas familias en la casa rural La luna llena (Torremocha de Jarama), el día D amaneció fresco y nuboso, pero nada turbó la ilusión. Pronto en la mañana, Almudena estuvo ahí para recibirnos a mi madre y a mí. Yo me vestiría en la finca, y mi chico en la casa rural. Puntual y equipadísima, Sandra llegó y lo hizo todo fácil. Tras varios tratamientos faciales y relajantes, comenzó el maquillaje y peluquería. Enseguida, Alejandra y Ana, las chicas de Artigot Catering, aparecieron y me ofrecieron un rico desayuno para ir animando la mañana. Cuando ya estuve arreglada, llegó el equipo de fotografía y vídeo de David Morales (que previamente se habían encargado de inmortalizar el momento de mi chico vistiéndose). Trabajaron sin descanso, capturando cada brochazo y cada momento de vestirse, con dedicación y entrega. Emma, compañera de Sandra, maquilló y peinó a mi madre (y, todo hay que decirlo, la dejó espectacular). Me puse ese vestido y capa que con tanto mimo me arreglaron las modistas de Rosa Clará (agradecimiento especial a María). Cogí mi precioso ramo, preparado por la floristería Magui y que era un claro reflejo de lo que buscaba. Una vez vestida, unos rayos de sol tímidos permitieron hacernos unas fotos en el patio de la finca, mientras llegaba el coche que nos llevaría a la iglesia a mi padre y a mí. Y llegó: un precioso y reluciente Cadillac Rosa, con Jesús (Vintage Cars) al volante, nos llevó a la Iglesia de Torrelaguna (todo un monumento en la plaza de Torrelaguna). Ya en la puerta de la iglesia, escuchar esos primeros acordes de la canción que me llevaría al altar, interpretada por el equipo musical de Musical Mastia, hizo que me derrumbara y, entre lágrimas, mezcla de nervios, emoción, y alegría, del brazo de mi padre, caminé hasta llegar al lado de la persona más especial de mi vida, mi mejor amigo, y aquel que iba a convertirse en mi marido. Me emociono recordándolo, y creo que siempre será así, es inevitable. Las flores de la iglesia, cuidadosamente preparadas por María, que nos proporcionó ese servicio de última hora (pese a la alta demanda de esas fechas), adornaban los bancos y el altar. La misa, oficiada por Diego, apreciado amigo y antiguo profesor, hizo las delicias de todos los asistentes, y nos ha marcado para siempre. Intercambiamos nuestros anillos, grabados con nuestras huellas, y nos dimos el "sí, quiero". Tras firmar, salimos de la iglesia y el cielo nos dio una tregua de la lluvia, justo para el momento del colorido arroz y el brindis que nos ofreció nuestro chófer. Llegamos a la finca y la lluvia se hizo protagonista, aunque no impidió que inmortalizáramos el momento, paraguas en mano y todo. El catering y Almudena se encargaron de pasar el cóctel a la zona interior dadas las circunstancias y, pese a este contratiempo, todo salió a la perfección. Pudimos saludar a familia y amigos, hacernos fotos e incluso comer algo (ya se sabe que suele estar complicado en esas circunstancias, jajaja). Llegó el momento de la comida, los invitados pasaron a sus mesas (gracias a Artigot por permitirme diseñar el seating plan, los meseros y las minutas), y nosotros hicimos la entrada al salón desde esas preciosas escaleras y al ritmo de la canción elegida I'll be there for you, BSO de Friends y de nuestras vidas. Las mesas estaban decoradas con gusto y mimo, coloridas y con ese toque Coco que buscábamos. Al fin y al cabo, era Día de Muertos, y de ese modo estarían con nosotros también quienes nos habían dejado en este mundo... La comida fue espectacular, aun a día de hoy los invitados me recuerdan lo bueno que estaba todo. Mención especial a ese plato de jamón que nos pusieron en la mesa presidencial, ¡sabiendo que en el cóctel no habíamos podido catarlo mucho! No faltaba detalle, los panes tenían sello con la fecha, y los postres, tanto la tarta de zanahoria hecha por Artigot como el coulant de chocolate, ¡estaban decorados de Halloween! Hubo lugar para todas las sorpresas que teníamos preparadas nosotros para padres, abuelos, padrinos, damas de honor... Y también para las sorpresas que amigos y familia habían planeado darnos. Todo bajo la coordinación de Almudena, Ana, Alejandra, Javier (DJ de la finca) y el equipo de David Morales. Tras el banquete, pasamos a la discoteca. Ana y Alejandra se encargaron de montar el candy bar con las cosas que yo había comprado, y lo decoraron de Halloween tal como habíamos planeado. Llegó el momento del baile, ¡y menudo baile! Era una coreo que preparamos con Damián, de Bailes de Boda Originales, y que fue la mejor inversión que podíamos haber hecho. Quedó chulísimo y fue toda una sorpresa para los invitados. El photocall de David Morales también dio mucho juego, y todos pudieron llevarse un recuerdo a casa. Y, tras muchas horas de bailoteo y barra libre, de bailar con todo el mundo, sudar hasta límites insospechados y reír hasta agotarse, nos fuimos a dormir al precioso apartamento que Almudena ofrece a los novios en la finca, y pusimos el broche de oro al que ha sido, es, y será, el día más feliz de nuestras vidas. A la mañana siguiente, unos croissants recién hechos nos dieron los buenos días a los pies de la puerta principal y pusimos rumbo a nuestra luna de miel. Pero eso ya es otra historia. Mención especial a todos los que contribuyeron a hacer este día tan memorable. Gracias a Bodas.net, por hacernos esta tarea más fácil, y por sus llamadas y ayuda a la hora de buscar proveedores. Gracias a Almudena por su cariño, su dedicación, y su implicación en todo momento. A Sandra, por el asesoramiento desde el principio en cuidado de la piel y consejos. Al equipo de Rosa Clará, por cómo se volcaron en los arreglos del vestido, en especial María, que me consta que se pasó horas cosiendo para que todo quedara perfecto. A Jesús, de Artigot, así como Ana y Alejandra, que aparecieron en un momento difícil, pero hicieron que todo fuera fácil con ellos (y por cuidar de nuestra perrita Iris ese día). Al equipo de David Morales, porque el trabajo resultante es espectacular, y por ofrecernos volver a la finca, un año después, a hacernos las fotos que el clima nos impidió hacer ese día. A Jesús, de Vintage Cars, por su cercanía y flexibilidad en cuanto a elección de coches. A Jesús, DJ, por amoldarse perfectamente a nuestros gustos musicales y a todos esos momentos claves que requerían su colaboración. A Manuel, párroco de Torrelaguna, que nos brindó la posibilidad de celebrar nuestro día en tan precioso templo y nos permitió que la oficiara Diego. A Diego, por haber hecho un esfuerzo en un día tan señalado para tomar parte en nuestra unión, y por hacerlo tan especial, cercano, y único. A los músicos de Musical Mastia, por su flexibilidad en la elección de canciones y amenizar la misa de forma tan espectacular (muchos invitados me dijeron lo buena que había sido la música). A Karla, de Filoro Joyeros, y a todo el equipo, por crear unas alianzas tal como las queríamos. A María, florista de Torrelaguna, porque apareció cuando más la necesitábamos y preparó todo con cariño. Al equipo de la Floristería Magui, que plasmó en el ramo todo lo que buscaba (que tampoco era fácil). A Ana, del Hostal La Luna Llena, y a Iris, de la Casa Rural Los Melones, por su compromiso y colaboración. A Damian, de Bailes de Boda Originales, por su paciencia y por ayudarnos a tener el baile perfecto. A Mili, de Estética Garras, por hacerme las uñas tan bonitas y tan especiales. A Trajes Guzmán, que dejaron a mi chico hecho un pincel ese día. A la empresa de autobuses Sanfiz, por sus servicios. A Vero, de Rebelde Victory Rolls, por ayudarme con el cuidado de mi melena los meses antes y que le hizo a Pelayo el corte que quería. A la Fundación Aladina, por su labor y por hacer posible ese detalle solidario que buscábamos tener con nuestros invitados. A mis padres, por su implicación y energía puestas en este día, y por dejarnos sus arras de boda y pañuelo. A Bego, por dejarme sus preciosos pendientes ese día y darme la liga, que guardaré siempre con cariño. A mi Palomita, por dejarme las cestas de su boda. A mis primas Ina y Vanessa, por haber puesto a sus peques Lucía y Rubén de punta en blanco para que fueran quienes me guiaran al altar. A Martina, por cederme su receta de crêpes que pude compartir con todos los invitados en los regalitos (que mi agradecimiento te llegue, allí donde estés). A todos los miembros de la familia que estuvieron ahí, de una forma o de otra, colaborando con nosotros en los preparativos. Y, por último, gracias a todos y cada uno de los que asistieron en este día, desde distintas partes de España e incluso de fuera. Seguro que me dejo algún agradecimiento, pero, como dije al principio, no se puede tener todo controlado, por mucho que se quiera. Si has llegado hasta aquí, solo decirte que gracias por leerme, y que, si estás en estos momentos preparando tu boda, te digo que lo disfrutes. Que se pasa más rápido de lo que piensas, y que lo importante, como todo en la vida, es disfrutar del trayecto. Me despido, y cierro esta intensa y bonita etapa de mi vida, para dejar paso a las que vendrán. Nerea Mostrar más detalles Servicios profesionales Antigua Fábrica de Harinas BANQUETE Antigua Fábrica de Harinas 54 Musicaliu MÚSICA / DJ Musicaliu 467 Fundación Aladina DETALLES DE BODA Fundación Aladina 48 David Morales FOTÓGRAFO David Morales 273 Clásicos Americanos VintageCars COCHE DE BODA Clásicos Americanos VintageCars 88 Guzmán Madrid TRAJE DE NOVIO Guzmán Madrid 216 Sandra Morte Make up BELLEZA NOVIA Sandra Morte Make up 26 Artigot Catering CATERING Artigot Catering 180 OTROS PROVEEDORES DECORACIÓN FLORAL María (Torrelaguna) JOYERÍA Filoro Joyeros TRANSPORTE DE INVITADOS Sanfiz Autocares VESTIDO NOVIA Rosa Clará Conoce al equipo de profesionales Solicitar información Publicidad mobile Otras bodas en Antigua Fábrica de Harinas La boda de Víctor y Sergio Sergio & Víctor 24/06/2022, Madrid La boda de Marta y Jesús Jesús & Marta 01/10/2022, Madrid Ver más Otras bodas en Madrid La boda de Ana y Carlos Carlos & Ana Madrid La boda de Raquel y Chris Chris & Raquel Madrid La boda de Maria y Richard Richard & Maria Madrid Ver más Otras bodas de color naranja La boda de Andrea y Sofia Sofia & Andrea Barcelona La boda de Olga y Gerard Gerard & Olga Girona La boda de Ane y Jon Jon & Ane Guipúzcoa Ver más Otras bodas en otoño La boda de Minerva y Miguel Ángel Miguel Ángel & Minerva Madrid La boda de María y Jonatan Jonatan & María Madrid La boda de Beatriz y Cristiano Cristiano & Beatriz Vizcaya Ver más Otras bodas rústicas La boda de Beatriz y Josu Josu & Beatriz Álava La boda de Ainize y Gaizka Gaizka & Ainize Álava La boda de Judith y Jordi Jordi & Judith Barcelona Ver más Comentarios 1 M Marian El 29/11/2022 a las 15:51 Hola. Sé que siendo la madre de la novia no puedo ser objetiva así que si digo que fue un día maravilloso e inolvidable probablemente es porque mis emociones y sentimientos estaban a flor de piel... No existe una boda objetivamente perfecta y por mucho que se intente siempre habrá algo que se escape a nuestro control. Sí que puedo asegurar que cuando se pone tanto cariño, desvelos y cuidados como pusisteis vosotros en la preparación de vuestra boda, lo mínimo que se consigue es que ese amor lo impregne todo. Y así fue. De cuento de hadas. Y colorin colorado que este cuento ya ha empezado!!! En buena hora. OS QUIERO.
Enviado el 29 de Noviembre de 2022 a las 15:54 Responder

Deja tu comentario