Rancho del Inglés
Alhaurin de la Torre 29130 Alhaurin De La Torre (Málaga) Mapa · Teléfono
¿Reservado? Guardar
15 opiniones
4.8 de 5.0
Menús desde 110€
Nº Invitados 80 a 250
Compartir

Opiniones de Rancho del Inglés

93% de las parejas lo recomiendan

4.8 de 5.0
  • Calidad del servicio 4.9
  • Profesionalidad 4.8
  • Flexibilidad 4.7
  • Relación calidad/precio 4.7
  • Tiempo de respuesta 4.7

Premios

42 fotos de usuarios

  • R

    Roberto · Se casó el 31/10/2020

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Inmejorable

    Desde que fuimos a visitar el rancho, quedamos encantados. Solo podemos dar las gracias a Cameron, su madre y todo su equipo. El día de la boda fue espectacular, todo el servicio muy atento, los invitados recalcaron lo bonito que es el sitio y lo espectacular de la comida, gracias a Tomas y Juan por ese menú. Algunos invitados y nosotros nos quedamos a dormir allí la misma noche de la boda y las habitaciones más de lo mismo, con todos los detalles y buen gusto. Cuando visitas varios sitios para celebrar tu boda y luego vas al Rancho del Inglés, te das cuenta de que es totalmente diferente a los demás, tanto en decoración, como en atención, como en la comida. Una vez más, dar las gracias a todo el equipo del Rancho, especialmente Cameron, por apoyarnos y hacer posible que pudiéramos celebrar ese día. Nunca lo olvidaremos.

    Enviado el 20/11/2020
  • Gaëlle

    Gaëlle Escuit · Se casó el 10/10/2020

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Encantados

    El Rancho se elige por su sitio increíble: romántico, varios sitios para cada momento de la boda, decoración con estilo inimitable, jardines que crean una decoración perfecta. Y se valora esta elección por el profesionalismo de Cameron y Miyuki; sus sugerencias basadas en una gran experiencia, su disponibilidad, también por la calidad del catering. Estamos más que satisfechos. Hay que decir también que lo tienen todo pensado para respectar las normas sanitarias, que fueron muy importantes para nosotros. Sin quitar la emoción del evento.

    Enviado el 20/10/2020
  • M

    Marta Molina · Se casó el 05/09/2020

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Nuestra boda Covid

    Alejandro y yo nos casamos el 5 de septiembre en el Rancho. Nuestra boda fue tal y como la imaginamos. Fue todo espectacular de principio a fin. La atención e implicación de Cameron y la finca, que está preciosa, da mucho juego a la hora de celebrar una boda. Es un lugar que vas recorriendo a lo largo del evento y sin duda no deja indiferente a nadie. El catering es un punto que temíamos ya que es el propio de la finca y no es conocido a priori. Debemos decir que todo el mundo nos comentó lo buenísima que estaba la comida, la profesionalidad del servicio y lo increíble que es el Rancho. Nuestra boda, además, se adaptó a la perfección al momento pandemia con una seguridad palpable por todos a cada segundo. Ha sido un placer trabajar mano a mano con el personal y Cameron. Repetiría una y mil veces nuestra elección y lo recomendaría al 200%. ¡Gracias por todo!

    Enviado el 13/09/2020

    Respuesta de Rancho del Inglés:

    Muchas gracias, Marta y Alejandro. Ha sido un placer trabajar con vosotros. Me alegro que estéis contentos con la boda y gracias por confiar en nosotros para vuestro gran día. Un abrazo fuerte. Cameron.
  • S

    Saskia · Se casó el 19/10/2019

    4.6
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      4.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      4.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Boda fantástica y estupenda

    Nos casamos el 19 de octubre del 2019 en el Rancho. Ha sido una experiencia inolvidable. Cameron y Miyuki del Rancho son ingleses, pero hablan español perfecto, son muy simpáticos y están encima de todos las cosas... Siempre están dispuestos a ayudar con lo que necesitae y solucionar cualquier duda o problema. Mi esposo y yo no vivimos en la zona y esto nos venía muy bien. El Rancho es perfecto si buscas en sitio para celebrar todo en el mismo sitio; la ceremonia (hay una glorieta preciosa), cocktail donde la piscina, comida/cena en el jardín y la fiesta dentro. O como tu prefieras, hay muchas opciones... Y algo que era muy importante para mí, hay 10 habitaciones y puedes pasar la noche allí con parte de tus familiares o amigos. Además, el Rancho es tan precioso que disfrutas mas las instalaciones. Yo lo recomiendo a todos.

    Enviado el 30/10/2019

    Respuesta de Rancho del Inglés:

    Muchas gracias, Saskia y Diego, por confiar en nosotros. Tenemos grandes memorias de este día. Espero que nos veamos en otro momento en el Rancho de nuevo. ¡Gracias! Cameron.
  • Lynsey

    Lynsey Woods · Se casó el 03/08/2019

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Todavía estamos flotando con nuestra experiencia en Rancho del Inglés. Todo estaba más allá de nuestras expectativas. Ojalá pudiéramos hacerlo todo de nuevo. Lugar / ubicación. En primer lugar, el lugar es idílico. Está cerca del aeropuerto, pero es tranquilo y privado. El salón de bodas es peculiar y único, y los jardines de los alrededores son hermosos. Comida. En segundo lugar, la comida fue de lejos la mejor comida que he comido en una boda. De hecho, fue una de las mejores comidas que he comido. A veces, las personas salen un poco hambrientas de las bodas, pero los tamaños de las porciones eran completos. El segundo día organizamos un almuerzo y nuevamente fue delicioso y abundante, e incluyó tres platos completos. Servicio. En tercer lugar y quizás lo más importante, el servicio fue impecable. Cameron, Miyuki y su equipo fueron profesionales y puntuales, nos hicieron sentir especiales. La comunicación con el equipo antes de la boda fue excelente. Pudimos relajarnos, ya que sentimos que podíamos confiar completamente en ellos, lo cual era muy importante: pudimos concentrarnos en divertirnos. El equipo hizo todo lo posible para satisfacer nuestras necesidades, grandes y pequeñas. Por ejemplo, la segunda noche, Cameron resolvió pedir pizzas para todos y nos llevó el pastel de bodas. También llamó los taxis para todos, lo que normalmente podría causar estrés, pero todo funcionó sin problemas. Además de esto, organizó un área de guardería y canguros para la noche de bodas para cuidar a los niños más pequeños, todos excelentes. Él estaba disponible por si necesitábamos algo, pero también sentíamos que podíamos sentirnos como en casa en Rancho también. ¡Me siento tan afortunada de haber elegido Rancho del Inglés para organizar nuestra boda y no puedo pensar en un mejor lugar o un mejor equipo para hacer realidad nuestras ideas de boda! ¡Muchas gracias!
    ----------------------------------------------------------
    We are still floating from our experience at Rancho Del Ingles. Everything was above and beyond our expectation. I wish we could do it all again. Venue / Location. Firstly, the venue is idyllic. It is close to the airport, yet feels tranquil and private. The wedding hall is quirky and unique and the gardens in the surrounding area are beautiful. Food. Secondly, the food was by far the best food I have ever eaten at a wedding. In fact, it was some of the best food I've eaten full stop. Sometimes people come away a little hungry from weddings, but the portion sizes were filled and all our guests were so complimentary. On the second day we hosted a lunch and again it was delicious and filling and included a whole three courses. Service. Thirdly, and perhaps most importantly, the service was impeccable. Cameron, Miyuki and their team were professional and punctual, yet made us feel special. Communication with the team in the lead up to the wedding was excellent. We were able to relax as we felt we were able to completely trust them, which was hugely important - we were able to concentrate on having fun. The team went above and beyond to meet our needs, big and small. For example. on the second evening Cameron sorted out ordering pizzas for us all and brought us up the left over wedding cake. He also sorted out taxis for everyone, which could normally cause stress but everything ran smoothly. On top of this he organised a creche area and babysitters for the wedding evening to look after the younger children, all of whom were excellent. He was on hand if we needed anything, but we also felt like we were able to feel at home at Rancho too. I feel so lucky that we chose Rancho del Ingles to host our wedding and I cannot think of a better place or a better team to bring our wedding ideas to life! Thank you so much!

    Enviado el 03/08/2019
  • Alba

    Alba Fernandez · Se casó el 15/06/2019

    3.0
    • Calidad del servicio:
      3.0
    • Respuesta:
      3.0
    • Relación calidad/precio:
      3.0
    • Flexibilidad:
      3.0
    • Profesionalidad:
      3.0

    Catering y celebración

    Son dos partes diferentes dentro del mismo sitio. Por una parte está el alojamiento y el espacio. Y por otra parte el catering y la realización de eventos. No sé si lo estoy valorando al derecho o al revés. Pero describiré en este punto la realización de eventos y catering.
    El gerente es un chico joven, muy amable y educado al extremo. Con muy buena disposición aunque algo despistado. Nos atendió siempre de buen talante a pesar de estar bastante ocupado. Siempre que necesitamos hablar con él o visitar el rancho nos hizo un hueco y nos atendió correctamente. También es verdad que perdió hasta en tres ocasiones toda nuestra documentación, menús y demás elecciones... Nuestra boda fue la primera de la temporada (pero sabemos que solo le ocurrió con la nuestra puesto que tenía perfectamente ordenadas todas las demás. Porque nos enseñaba todas las demás siempre que buscaba la nuestra...). El catering fue más o menos flexible... No todo lo que nos habría gustado. Pero al final, son las condiciones que aceptas y hay que aguantarse... El gerente nos aseguró que él estaría dirigiendo la ceremonia. Con cosas que le habíamos apuntado como que queríamos en la primera fila de la derecha a padres y hermanos y en la primera fila de la izquierda a los testigos con sus parejas. Sin embargo, no estuvo allí organizándolo y la gente no sabía donde sentarse... Lo habíamos ensayado, y él sabía que mi hijo mayor llevaba un cartel y me esperaba en la entrada del pasillo para recorrer esos 10 m conmigo, que debía dejar el cartel y esperarme. Como el gerente no estaba, al soltar mi hijo el cartel, la gente empezó a decirle que continuara que continuara, claro, ¿la gente qué sabe? Ahí tenía que estar él para decir que no y que se callasen amablemente... Con lo cual, mi hijo, que tiene cinco años y lo había ensayado varias veces y sabía perfectamente lo que tenía que hacer y yo le había dado la orden que aunque hubiera un terremoto él no atravesase ese pasillo sin mí, ante la presión de la gente, se enfadó, hizo caso de lo que le decían, recorrió solo los 10 m, ¡y ya no quiso colaborar en nada más durante la ceremonia! ¡Para eso tiene que haber alguien dirigiendo la ceremonia y para eso no habíamos ensayado! ¡A la vista está que no lo suficiente puesto que nosotros teníamos muy claro lo que queríamos pero por lo visto no lo habíamos comunicado bien!
    Otra cosa es que, en el momento del arroz, los invitados se pusieron a lanzarlo desde el pasillo y los novios no pudieron salir por el pasillo. Tuvimos que salir corriendo por detrás y quedó horrible y solo los de las primeras filas pudieron lanzar arroz... En fin... que no estaba para eso ni para decirle a los invitados que pasaran al cóctel. Sí fue a buscar a la novia y sí estuvo después coordinando con la música la entrada a la cena...
    Durante el cóctel hubo varias cosas que no nos gustaron nada. Como que algunos de los invitados que estaban allí alojados pidieron cerveza Cruzcampo que teníamos nosotros guardadas en una nevera y los camareros las sirvieron sin nuestro permiso. Como la mayoría de los invitados eran de Huelva y les gusta más la Cruzcampo, porque es la que bebemos, lo vieron y comenzaron a pedirla y los camareros a servirla (que también salió muchísima cerveza de la que teníamos contratada, por supuesto, pero esto no debía haber pasado). Otra cosa fue que nosotros habíamos contratado unos canapés de queso con mermelada y salieron canapés de queso con trozos de pistacho...
    El photocall: nos pegamos todo el viernes montando el photocall y toda la decoración. Y alguien en algún momento antes de la ceremonia (porque mi suegro es electricista y asegura que lo encendió, y si asegura que lo encendió es que lo encendió) decidió apagar la iluminación que teníamos montada... Claro, el photocall se quedó sin encender y cuando la gente pasó por delante pues no lo vio. Tampoco se le ocurrió encender la pérgola donde nos habíamos casado, que hubiera quedado superbonita iluminada por la noche. Y si alguien se hubiera ocupado de entenderla pues se hubiera dado cuenta que nos habíamos dejado el libro de firmas allí encima y se hubiera podido poner para que los invitados firmasen (¡pero esto fue culpa nuestra que nos lo olvidamos! solo culpa nuestra y de nadie más, ¡que quede claro!)...
    La entrada a la ceremonia fue genial, supercoordinado con la música y todo estupendo. Mi sorpresa al llegar a la mesa de los novios (de 8 comensales y rectangular) es que habían colocado cuatro de frente a los invitados Y cuatro de espalda a los invitados... Esto me cabreó bastante, ya que habíamos insistido muchas veces durante la prueba del menú, y hasta el día antes cuando habíamos estado preparando las mesas. ¡Fallo garrafal! Otra cosa horrible es que habíamos preparado en las mesas unas lámparas de aceite en botes de cristal con mensajes en pegatinas de vinilo transparente... ¡Estaban encima de las mesas pero no estaban encendidas! Ni llegaron a encenderse.
    Teníamos entrantes de queso, que no probé, pero la gente en general me dijo que estaba muy bueno. Pero las gambas estaban crudas. Eran de una excelente calidad. De un calibre grande y perfecto y estaban muy, muy frescas. Se habían cocido esa misma mañana. Yo me las comí, porque soy de Huelva y estoy acostumbrada, y porque sabía que eran frescas Y repito que estaban muy buenas. Sin embargo, los 120 invitados del banquete coincidieron en que estaban bastante crudas. Cuando unos días después se lo comenté al gerente y me dijo que era cuestión de gustos y que el cocinero consideraba que el marisco cuando está fresco no se debe cocer tanto. Pues yo considero que es el cocinero el que se debe mirar el gusto. ¡Porque estaban crudas, crudas! Y fue unánime el gusto. Había invitados de Huelva, invitados de Málaga, de Madrid, de Roma, de Londres, de Dubái y hasta de Uzbekistán (y no es broma). Y todos coincidieron en que estaban crudas. Otra cosa es que retiraron los entrantes para servir los primeros, con los platos aún con comida. En España eso no se hace, por lo menos para mí. Porque nosotros seguimos comiendo el primero y de repente nos comemos una gamba, o un trozos de queso un poco de jamón... En el caso de la mesas de los novios, los platos de gambas, jamón y queso iban para dentro enteros... Lo que me molestó bastante ya que era lo que yo estaba comiendo porque al estar atendiendo a unos y a otros solo podía picotear más que comer...
    Los primeros eran una ensalada que estaba muy, muy buena. Habíamos insistido mucho en que nos cambiase la manzana por pera, porque nos gusta mucho la pera en la ensalada. Pero nos pusieron una pera dura de estas tipo las peras pequeñas de San Juan que no saben a nada. Con lo cual, el sabor de la pera, que era exactamente lo que buscábamos y queríamos, no salía. En este caso, el cocinero no nos supo entender, a pesar de que también insistimos muchísimo en ello. Y también cuando le reclamamos unos días después nos dijo que "es que a él no le gusta, una pera de agua que se deshace en la ensalada" de nuevo el gusto del cocinero primó sobre el de los novios y pagadores. Esto también nos cabreó bastante.
    El segundo plato era el solomillo. Yo sinceramente no lo probé y el novio tampoco. Probé las verduras y las patatas y estaban muy buenas. El segundo plato tardó muchísimo, muchísimo en salir y en general los comensales me dijeron que estaba algo duro... Esto también es normal cuando el solomillo se enfría... En esto sinceramente, prefiero no opinar puesto que yo no lo probé personalmente. También es verdad que en la prueba del menú habíamos probado la presa, que a pesar de estar muy buena estaba completamente achicharrada. Y se lo dijimos. Y de hecho no la pedimos por miedo a que saliera igual de achicharrada en la boda. Os puedo asegurar que a mí me gusta la carne muy hecha (de hecho, soy de las que hace una hamburguesa en una sartén y después la metes uno o dos minutos en el microondas para asegurarme de que está hecha por dentro porque me da un asco que me muero la carne cruda)...
    El postre: elegimos el flan de limón y jengibre precisamente porque no nos gusta nada el dulce porque era ácido y fresco (todos los postres que probamos durante la prueba del menú eran excelentes sin excepción). Sin embargo, el día de la boda el flan de limón y jengibre era empalagoso y dulce a más no poder. Pero empalagoso, empalagoso, mi suegra es repostera, había estado en la prueba del menú, y al probarlo no dijo nada, y no se lo comió, el caso es que me sorprendió... Y al par de días acabó confesando que no había quien se lo comiera. Yo lo probé también y tampoco me lo comí porque me pareció superempalagoso.
    El vino: el vino estaba muy bueno. Era algo que no habíamos hablado, pero me sorprendió y no me gustó nada que lo dejaran las botellas encima de las mesas. Es verdad que estaban continuamente dando vueltas para servir. También el agua. Pero yo daba por hecho que dejarían las botellas encima de las mesas y también las de agua. De hecho, tengo vídeos de mis amigos cachondeándose con los camareros diciéndole que trajeran más vino y que dejase de servir agua y que trajeran más vino. La respuesta del gerente es que en el vídeo se ve que hay copas con vino. Pero me imagino que estaría caliente o que querrían cambiar de vino o lo que fuera pero hay varios vídeos de gente diciéndole lo del vino a los camareros. A la gente en general no le gustó que no dejasen las botellas ni a mí tampoco. Supongo que esto es cuestión de gustos. Pero yo prefiero que dejen las botellas aunque pasen a servirme.
    Los detalles: a la entrada de los baños habíamos preparada una mesa con una caja en la que había un poco de todo. Chicles, tiritas, desodorante... Como la pusimos el día antes para que no le cayera la pelona le pusimos por encima una bolsa del Covirán, el gerente lo sabía, porque nos dio la mesa y nos aseguró que él lo sacaría... ¡Cuál no sería mi sorpresa cuando al ir al baño en el primer plato me veo allí en la bolsa del Covirán! Casi me da algo y me tuve que poner yo misma a sacarlo...
    Otra cosa es, que como no teníamos tarta porque no nos gusta el dulce. Un tío muy mayor que no pudo venir a la boda nos hizo un barco en el que puso las figuras de los novios y las figuras de dos niños porque tenemos dos hijos. Pues este barco con nuestras figuras de novios resulta que las retiraron cuando retiraron las mesas, y aún no ha aparecido. Cosa que aún me cabrea bastante. Porque eran los de mi boda, y no los tengo...
    Leyendo esto puede parecer que solo digo las cosas malas, la música en general estuvo bien, la comida era abundante y de buena calidad (a pesar de todos los detalles mencionados anteriormente). Los camareros en general buenos, aunque algunos muy jóvenes y un poco verdes. Los baños estaban limpios. La barra libre estaba bien atendida. En este punto el gerente estuvo muy atento en todo...
    Me considero una persona justa. No soy soberbia, ni rencorosa. Le doy mucha, muchísima importancia a los detalles. Asimismo a las descripciones detalladas y veraces. También he de decir, que como tengo un bebé y estoy amamantando no tomé ni un solo sorbo de alcohol. Con esto quiero decir que mi opinión no está alterada por ninguna sustancia que no sea la subjetividad propia de una novia controladora. Con estudios en periodismo que pretende ser contranatura, lo más objetiva posible en la descripción de los hechos.
    Pido disculpas a quien pueda ofender o molestar. Pero así lo he vivido y así lo siento. Pido disculpas igualmente, si estoy escribiendo en la parte de la empresa que no corresponde. Ya que respecto al alojamiento mi opinión es otra. Estoy disponible para contestar preguntas. Si has conseguido leer hasta aquí, ¡eres increíble! Puedo ser terriblemente exhaustiva y extenuante.

    Enviado el 29/07/2019

    Respuesta de Rancho del Inglés:

    Querida Alba. Gracias por tomarse el tiempo para escribir una reseña tan extensa ya que los comentarios de los clientes siempre son importantes para nosotros. Nos complace que haya dicho muchas cosas positivas sobre su experiencia, pero, por supuesto, lamentamos que se haya decepcionado con algunos detalles de su día. Es bueno saber que pensaste que el alojamiento y el lugar eran realmente excelentes. Pensaste que las habitaciones estaban muy limpias y que había muchos detalles que realmente apreciabas. Con respecto al resto de sus comentarios, nos gustaría decir que tiene razón sobre algunos errores, pero creemos que se corrigieron rápidamente. En otras palabras, estamos decepcionados y frustrados, ya que algunos otros comentarios son simplemente falsos (por ejemplo, definitivamente no fue la primera boda de la temporada) e incluso por su propia admisión, algunas cosas no fueron nuestro error en absoluto (cosas familiares, etc.). Otras cosas son malentendidos o conceptos erróneos. A algunos invitados se les sirvió la Cruzcampo porque insistieron en que nuestros camareros la recogieran por ellos, ya que no deseaban tomar la Estrella Galicia del bar, pero tiene razón, deberíamos haberlo consultado primero. Del mismo modo, debe haber habido algunos malentendidos sobre lo que se haría por usted con respecto a la ceremonia porque todavía tenemos el diálogo de WhatsApp con lo acordado. Es útil cuando hay padrinos de boda o damas de honor que desempeñarán funciones útiles en una boda, como mostrar a las personas sus asientos. Nos complace leer que elogió mucho a nuestro gerente y lamenta haber fallado en una o dos cosas, pero confiamos en que, después de todo, usted y sus invitados hayan disfrutado su día. Gracias por la calificación de tres estrellas.
  • Vanessa

    Vanessa Gómez · Se casó el 08/06/2019

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Todo un acierto

    No es conocido, aún, pero está a la altura de los mejores sitios de celebraciones de Málaga. La finca es preciosa, cuidada al detalle, con muchísima personalidad y sin perder el ambiente rústico que buscan en cada rincón. La cocina exquisita y como guinda tener al frente a alguien como Cameron, que hará todo lo posible para que todo salga perfecto. Fue todo un acierto encontrar El Rancho del Inglés.

    Enviado el 16/06/2019
  • C

    Clara Soledad Cabrera · Se casó el 18/05/2019

    4.2
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      4.0
    • Relación calidad/precio:
      4.0
    • Flexibilidad:
      4.0
    • Profesionalidad:
      4.0

    La boda de mis sueños

    Ha sido maravilloso como un cuento de hadas gracias a Cameron por toda la atención, estamos super felices de haberlo hecho ahí, no habría salido mejor en ningún sitio.

    Enviado el 19/06/2019
  • S

    Sabrina Gallardo · Se casó el 15/09/2018

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Sitio único

    Celebramos nuestra boda en el Rancho el fin de semana pasado. Miyuki, Cameron y Lesa nos atendieron muy bien. Nos ayudaron en todo momento con los preparativos y fue una experiencia magnifica. No solo ejercen como buenos anfitriones, también como wedding planers y amigos. Las habitaciones son preciosas y todo el recinto esta decorado con mucho cariño. Fue genial estar un par de días ahí y descansar antes de la boda. A los invitados a la boda les encantó el sitio (flipaban). El cocinero, Juan, nos preparó un menú formidable que le gustó a los invitados españoles y también a los suizos. Todos nuestros sueños los hicieron realidad. Si buscáis algo rustical, con mucho detalle vintage y en la naturaleza, os enamorara este sitio y sus simpáticos propietarios. Nosotros lo recomendamos. Mejor día imposible. Volveremos a pasar nuestras vacaciones en este paraíso. Fue inolvidable.

    Enviado el 21/09/2018
  • Joëlle

    Joëlle Gmz · Se casó el 18/08/2018

    5.0
    • Calidad del servicio:
      5.0
    • Respuesta:
      5.0
    • Relación calidad/precio:
      5.0
    • Flexibilidad:
      5.0
    • Profesionalidad:
      5.0

    Un lugar encantador para la boda de tus sueños

    El rancho fue el primer lugar que visitamos para la organización de nuestra boda y ya al entrar en ese lugar encantador y decorado con mucho gusto sabíamos que aquí sería donde celebraríamos nuestra boda. Cameron y todo el equipo nos han ayudado en la organización de ese evento especial. Son muy profesionales y están a tu servicio para que tu día salga perfectamente. El lugar es muy bonito y auténtico. Cuando entras al rancho sientes que no está hecho únicamente para bodas pero que el lugar en sí tiene vida. También, no necesitarás comprar muchas cosas para decorar tu boda porque el lugar es tan bonito ya, que no necesitas añadir casi nada (¡ese dinero lo puedes usar para otras cosas! Por ejemplo un buen fotógrafo que inmortalizará ese gran día). ¡El servicio de catering es excelente y Lesa también hace unas tartas de boda suculentas y super bonitas! Además de ser un lugar para celebración de boda, también te ofrece el rancho alojamiento para ti y unos cuantos de tus invitados y las habitaciones son muy bonitas y cómodas (ahí podrías prepárate y saldrán unas fotos muy bonitas). Qué alegría poder aprovechar el lugar en el cual has vivido unas emociones intensas durante unos días. Nosotros al día siguiente hemos organizado una paella con nuestros invitados así hemos aprovechado del rancho y de su piscina sin corbatas ni tacones. Gracias a todo el equipo, a su profesionalidad y flexibilidad nuestra boda ha sido un éxito para nosotros y para todos nuestros invitados. ¡Por todas esas razones no tenemos ninguna duda en recomendar este sitio para tu boda! ¡No te arrepentirás!

    Enviado el 30/08/2018

    Respuesta de Rancho del Inglés:

    Joëlle, te agradecemos tus hermosas palabras. Muchísimas gracias. Espero que nos vemos pronto por aquí en el rancho.
    Saludos y un abrazo fuerte,
    Cameron
¿Ya lo has reservado?

Sorteo¡Gana 5.000€ para tu boda!

Solicita presupuesto a través de Bodas.net y por cada visita o contratación tendrás más oportunidades de ganar. ¡Suerte! + info