Bodas

Opiniones de Pronovias, San Sebastián

Pronovias, San Sebastián

Pronovias, San Sebastián

Donostia-San Sebastián, Guipúzcoa
Valoración 4.6 de 5, 56 opiniones
Ver más información

56 opiniones

Valoración
4.6
de 5.0
91% de las parejas lo recomiendan
  • Calidad del servicio
    Valoración 4.6 de 5
  • Tiempo de respuesta
    Valoración 4.6 de 5
  • Profesionalidad
    Valoración 4.6 de 5
  • Relación calidad/precio
    Valoración 4.4 de 5
  • Flexibilidad
    Valoración 4.6 de 5

Premios

  • Ganador Wedding Awards 2015 Bodas.net

24 fotos de usuarios

  • Marta
    Marta M. Se casó el 04/09/2021
    Valoración 5 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 5.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 5.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 5.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 5.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 5.0 de 5

    Recomendable 100%

    Desde que fui el primer día buscando mi traje de novia, me hicieron sentir muy a gusto y tranquila, y supe que el vestido que buscaba lo iba a encontrar allí, ¡y así fue!
  • Asun
    Asun F. Se casó el 28/08/2021
    Valoración 1 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 1.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 1.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 1.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 1.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 1.0 de 5

    Vestido de novia y hermana

    No aconsejo ir a Pronovias San Sebastián. Mi hermana y yo hemos comprado nuestros trajes ahí y no volvería... R. y M. fueron las encargadas de vendernos 2 trajes, mi vestido se pidió con chal porque soy friolera y mascarilla y el de mi hermana con su mascarilla. Todo perfecto hasta que la venta estuvo finalizada, para empezar yo pedí que mi vestido se le sacará 3cm y aunque a regañadientes se dio el sí, pero no creo que se haya hecho. La última semana tenía que ir a recoger todo y como Raquel había quedado en llamarme para el chal y no lo había hecho, llamé yo y conseguí hablar con M., ya que R. estaba de vacaciones, la contestación de M. fue sorprendente. No hay chal, la mascarilla me la haría como favor, pero a mi hermana no. Mi sorpresa era mayúscula, y más cuando me dice que no hay tela (un vestido al que se le cortó mucho y se le quitó todos las gasas) que no la hacía, que estaba prohibido y que encima las que hacían no eran homologadas ni nada. Vamos que era un trozo de tela, pero que a mí sí me la hacía... ¿perdón? Si me acabas de decir que está prohibido...
    Vamos que cuando recogimos los vestidos M. estaba desaparecida... y nos fuimos con una mascarilla que no se parecía en nada al vestido de novia y encima pequeña y sin chal ni la otra mascarilla... Le tengo que pedir la bata que venia en mi factura y de nuevo, sorpresa, me dan un camisón talla L que me da 3 vueltas. Regreso para comentar que se han equivocado y no me dejan entrar. Sale M. mirándome por encima del hombro y me dice que eso o nada. Por cierto también quedamos que después de la boda llevaría el vestido para cortarlo y seguir disfrutando de él, pero me imagino que las palabras se las lleva el viento y está claro que no me fio de ellas. Me arrepiento en el alma haber confiado en ellas.
  • Uxoa
    Uxoa I. Se casó el 17/07/2021
    Valoración 5 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 5.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 5.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 5.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 5.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 5.0 de 5

    Experiencia única

    Fue la primera tienda que iba a visitar. Hablaron un poco conmigo para conocerme (iba con mente abierta) y escogimos unos vestidos, pero una de las trabajadoras de allí me dijo "pruébate primero este, yo creo que te gustara". Y sí que acertó, me encantó. Probé y probé más, pero ya sentía que mi vestido era el primero. Así que lo escogí. En eso llegó la pandemia, la incertidumbre y el miedo. Pero desde el primer momento supieron tranquilizarme y comprender la situación. Atrasamos el enlace un año y en ese tiempo el vestido me lo guardaron en la tienda (un detalle que se agradece, ya que muchas otras tiendas no tuvieron ese detalle con sus novias). Cada prueba me iba enamorando más y más el vestido. Le íbamos añadiendo más detallitos, siempre Raquel y la modista con mucho amor y dedicación. Hice mi última prueba y todo estaba perfecto. Al recoger mi vestido en la víspera de la boda vi un detalle que yo no había pedido ni en la prueba final estaba. Me sorprendí, me asusté y me agobié, pero al ver que yo no había pedido eso, Leire (a la que le estoy tremendamente agradecida) subsanó el error rápido y dejó el vestido como yo quería. En ese momento tuve mucha preocupación y ansiedad, pero lo dejó todo perfecto. El día de mi boda el vestido estaba espectacular y me sentía como en una nube con él. Ahora tengo una anécdota que contar y me rio de ello, pero quitando ese detalle la tienda se portó excepcionalmente bien conmigo y con mi madre.
  • Y
    Yasmina M. Se casó el 10/07/2021
    Valoración 1.6 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 2.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 1.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 2.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 2.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 1.0 de 5

    Bastante decepcionada con el trato

    Encargué mi vestido de novia un año antes de la boda, la primera prueba del vestido fue 5 meses antes de la boda. Por desgracia, al ir a la prueba había engordado 2 kg y el vestido me quedaba prietísimo en la cintura, la única solución que se me dio fue que tenía que adelgazar esos 2 kg porque los vestidos no se pueden hacer más grandes (en esas mismas fechas, ¡en otra tienda a mi amiga le estaban adaptando su vestido de novia inicial a una tripa de embarazo de 5 meses!). Obviamente, me fui a casa con mucho disgusto y mucha presión por tener que adelgazar, cuando no tengo facilidad. Cerca de la segunda prueba veía que no adelgazaba, y llamé llorando explicándole lo que me pasaba y pidiendo otra solución, entonces pidieron una talla más del vestido. Al llegar el vestido me quedaba genial, pero al tener poco pecho me sobraba mucho y había que arreglarlo mucho, ahí empezó la odisea. Entiendo que ha sido mi culpa el haber engordado 2 kilos, pero estoy pagando 2090€ exactamente, creo que soluciones hay que tener. Empezamos con el arreglo del pecho y no quedaba bien, me seguía quedando grande y se me abría. Empecé a chocar bastante con la dependienta, porque el día que compras el vestido absolutamente todo tiene solución, pero a la hora de la verdad... Total, que estuve en varias pruebas, y una semana antes de la boda todavía me quedaba mal el pecho, había que hacer más arreglos. Mi sorpresa vino cuando la dependienta me dijo que ya no me daba más citas, que la siguiente era ir a buscar el vestido, yo me negué y le dije que necesitaba probarme el vestido con el último arreglo y ella se negó, y me fui a casa con un disgusto tremendo. Al día siguiente, llamé y hablé con otra chica, ¡que ojalá me hubiera atendido ella desde el principio! Le dije que me preparasen el vestido 3 días antes de la boda para llevármelo a mi casa y probármelo, entonces habló con la modista y me forzaron una cita 3 días antes de mi boda, ¡y menos mal! Me quedaba fatal el escote y me hacía muchísimo daño el vestido. La modista tuvo que estar casi 3 horas arreglándome el vestido, probándomelo una y otra vez hasta poder dejar medianamente decente el pecho. La importancia que yo sentí no se la deseo a nadie. Si no me llegan a dar esa cita, ¡me amargan el día de mi boda! Con lo cual, no recomiendo para nada desde mi experiencia acudir a esta tienda. Se salva que la modista es una artista (está que no da abasto con tanto trabajo), y que el último día me atendió una chica majísima porque si no sería pésimo. Con lo cual, ¡el proceso de mi vestido para mí ha sido bastante triste!
  • Aitziber
    Aitziber M. Se casó el 10/07/2021
    Valoración 5 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 5.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 5.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 5.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 5.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 5.0 de 5

    Paciencia y profesionalidad

    He tenido que posponer mi boda dos veces y, aun así, Pronovias siempre ha estado esperándome pacientemente. Siempre me han hecho pruebas para que todo este muy bien. La encargada de Pronovias de Donosti es supersimpática, y solo tengo palabras bonitas para ella y para su equipo. Muchas gracias por ayudarme a buscar mi vestido.
  • Maria
    Maria F. Se casó el 12/06/2021
    Valoración 5 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 5.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 5.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 5.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 5.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 5.0 de 5

    Un vestido y atención maravillosa

    ¡Muchas gracias al equipo de Pronovias por hacerme sentir tan cómoda y segura a la hora de tomar una decisión tan importante! Son supercercanas y cariñosas y eso, sin duda, es algo a tener en cuenta. ¡El vestido increíble, un trabajo perfecto! Gracias, chicas.
  • Andreia
    Andreia M. Se casó el 10/10/2020
    Valoración 4.2 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 5.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 3.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 5.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 4.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 4.0 de 5

    Contenta

    Me sorprendió la atención en la primera cita para la elección del vestido antes del Covid-19. Después en las pruebas fue atendida con mucha atención y profesionalidad, pero echaba de menos ser atendido por la misma persona. La última prueba se hizo un día antes de la entrega y han apurado el planchado. Aun así, nada que decir de la profesionalidad de todas en cada momento. Solo tengo una sugerencia, que por favor hagan servicio de entrega a domicilio porque fue un tetris llevar el vestido al hotel y encontrar un sitio para que se pudiera abrir y que nadie lo viera. Recomiendo por la atención y lo profesional que son las dependientas.
  • Yoana
    Yoana Se casó el 22/08/2020
    Valoración 5 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 5.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 5.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 5.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 5.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 5.0 de 5

    ¡Geniales!

    No puedo estar más feliz de haber elegido mi vestido en Pronovias. Si tenéis la oportunidad encima de que os atienda Leire, veréis la dulzura y pasión con la que trabaja. Confianza ciega en ella, ya que en todo momento supo lo que me podía sentar mejor y sacar todo el partido posible. Hacen falta más profesionales así, sobre todo en sectores como este, en el que se vive todo con tanta ilusión y necesitas a gente que te transmita lo mismo. Estoy segura de que será un día perfecto y confianza ciega por la profesionalidad. ¡Gracias!

  • R
    Rebeca Se casó el 01/08/2020
    Valoración 5 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 5.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 5.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 5.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 5.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 5.0 de 5

    ¡Está siendo una experiencia increíble!

    Me caso el 1 de agosto y mi experiencia en Pronovias está siendo increíble, no he podido ir a mejor sitio. Tengo que decir que esta experiencia no estaría siendo igual sin la profesional Leire De Jeronimo, me está ayudando en todo e involucrándose muchísimo en que esté todo a mi gusto.
    ¡Muchísimas gracias! Está siendo una experiencia inolvidable.
  • Leire
    Leire I. Se casó el 25/07/2020
    Valoración 5 de 5
    • Calidad del servicio
      Valoración 5.0 de 5
    • Respuesta
      Valoración 5.0 de 5
    • Profesionalidad
      Valoración 5.0 de 5
    • Relación calidad/precio
      Valoración 5.0 de 5
    • Flexibilidad
      Valoración 5.0 de 5

    Caos y delicadeza

    Han sido meses de incertidumbre y caos. Todo eso llevó a que mi vestido, velo y cancán tardarán más de lo debido en llegar, pero la delicadeza, profesionalidad y cercanía de Marlene y Raquel equilibran la balanza hacia lo positivo. Me entendieron y supieron hacer del vestido mi vestido. Gracias, chicas, ¡por hacerme sentir un hada!