Life Art by Alfredo
Life Art by Alfredo

No hay mejor manera de conservar para el recuerdo los vestidos de fiesta de los invitados, la melodía lenta y acompasada de las canciones de boda y el divertido momento de la entrega del ramo de novia que contar con un dron que lo grabe todo desde el aire. Seguro que habéis contratado un servicio de fotografía, y puede que hasta de vídeo, pero el dron ofrece muchas otras ventajas añadidas. ¿Queréis saber cuáles? Os las contamos todas a continuación. Tres, dos, uno... ¡empezamos!

La importancia del recuerdo

Está claro que habéis pensado en maneras para que el vestido de novia de corte princesa quede para la posteridad, pero el reportaje fotográfico no cubre otros matices como, por ejemplo, la música que formaba parte de la selección de canciones románticas para bodas. Por eso, hacer un vídeo es buena idea. Y si hablamos de vídeos, los drones se llevan todos los premios.

Foto Luis J. Palomino
Foto Luis J. Palomino

Tecnología punta para vosotros

Con calidad de hasta 4K o 5K, los drones llevan utilizándose en las bodas desde 2013, aproximadamente. Empezaron a usarse en el extranjero y ahora van camino de convertirse en un must en nuestro país. Así que, si buscáis ideas divertidas para la boda, no dudéis en haceros con uno.

¿Cuál es la diferencia con el vídeo?

Los drones ofrecen la posibilidad de conseguir panorámicas, encuadres y perspectivas impensables para un videógrafo habitual: desde el aire, captan la luz de diferentes formas. De este modo, conseguiréis sin duda unas imágenes sorprendentes de vuestro romántico paso por el altar. ¡Lo tienen todo!

OpStudio
OpStudio

¿Para qué sirven?

Para inmortalizar la ceremonia y la celebración si os casáis en un recinto abierto o en uno cerrado con techos altos; para grabar la preboda o la postboda y conseguir unas imágenes "diferentes"; para capturar grupos, entornos o parejas, eludiendo el posible estorbo de tener un objetivo enfrente... Además, la gente estará más relajada y natural que al posar, y podréis ver a los invitados abriendo sus detalles originales para la boda o bailando al aire libre en pleno frenesí.

¿Cómo manejarlo?

Es importante tener en cuenta las normas de AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) al respecto, porque por el uso indebido de este tipo de aparatos pueden caer multas de hasta 225 000 €. Pero tranquilos, no hace falta que os endeudéis por ello, solo tenéis que tener presentes unas sencillas pautas:

  • El dron no puede estar nunca por encima de los 120 metros de altura, sino que debe quedar a la vista.
  • No se permite hacer volar un dron en zonas que no sean adecuadas, como las urbanas o las que tengan aglomeraciones o un número importante de personas juntas. Y como en este grupo se incluirían las bodas –aunque no las prebodas ni las postbodas–, si queréis disponer de unas imágenes sin igual de vuestro "sí, quiero" no lo dudéis ni un momento y contratad a una empresa especializada con pilotos autorizados que también puedan grabar de noche, ¡por si se os hace tarde meneando las colas del traje de novia y de los vestidos de fiesta largos durante el baile!

Grooparty
Grooparty

¿Cuánto cuesta?

Hay un amplio rango de precios, según lo que queráis conseguir, pero en general se barajan desde los 100 hasta los 900 €. Y muy importante: revisad el trabajo del profesional con anterioridad al día B, para aseguraros de que eso es lo que estáis buscando. En el apartado de vídeo de nuestra sección de proveedores encontraréis diferentes empresas especializadas en drones por lo que, filtrando por provincias, podréis encontrar la que mejor se ajuste a vuestros deseos.

Está claro que los drones son las estrellas de entre las distintas ideas originales para boda. Porque, aunque su uso se está expandiendo, aún es difícil que recibáis muchas invitaciones de boda donde hayan adoptado un dron para la preboda, por ejemplo. No esperéis a que ser los últimos y haced un hueco aéreo a los drones. ¡No os arrepentiréis!