Pareja el día de su boda en la terraza de un hotel urbano en Madrid
David MoralesHotel Wellington

Los banquetes de boda celebrados en hoteles urbanos están llenos de encantos y facilidades, tanto para la pareja protagonista de la jornada como para todos los familiares y amigos que estén a su lado en una jornada tan especial. Sobre todo, por su ubicación, lo que simplificará notablemente los desplazamientos el gran día, pero también por su comodidad –ya que los invitados que lo deseen podrán dormir allí la noche de la boda– y por los servicios exclusivos que, la mayoría, ofertan a sus clientes. ¡Desearéis no abandonar nunca el hotel!

1. Comodidad para todos

Independientemente del lugar de la ceremonia, muchas parejas se desplazan hasta hoteles de su ciudad para prepararse el gran día, ya que las habitaciones despejadas –y, por lo general, más espaciosas que las de los propios domicilios– son el lugar perfecto para realizar la sesión de fotos previa al "sí, quiero".

Pero no solo eso. Y es que además de vuestra comodidad en ese sentido, los invitados que lo deseen –sobre todo los que tengan que desplazarse desde otro pueblo, ciudad o país para estar a vuestro lado– dispondrán el día de la boda de un espacio propio para arreglarse tranquilamente. Asimismo, podrán beber alcohol sin preocuparse del viaje de regreso, por lo que podrán alargar la fiesta hasta que el cuerpo aguante.

Suite nupcial en un hotel urbano de Murcia
Hotel 525

2. Excelente ubicación

Vuestros seres queridos también agradecerán que la boda se celebre en la ciudad, por la conectividad de transportes directos a su disposición. Y es que los hoteles urbanos suelen contar con una accesibilidad inmejorable, rematada por la utilidad de las plazas de garaje que ponen al servicio de familiares y amigos el gran día. Asimismo, si los invitados que tengan que desplazarse para el enlace deseen quedarse a hacer turismo en la ciudad, podrán alargar su estancia en el mismo hotel y aprovechar para cumplir esas visitas obligadas.

3. Exterior o interior

Si os preocupa el clima cambiante, los hoteles urbanos son una opción estupenda para desarrollar ideas divertidas para la boda sin tener que mirar hacia el cielo cada dos por tres. Buscad uno con exteriores preciosos en los que conseguiréis un ambiente delicioso: hoteles con terraza, con jardines, con zona chill out... Y si el tiempo obliga a cubrirse, los hoteles urbanos también ofrecen salones interiores, así como salas de fiesta, discotecas o bares musicales para que mantengáis la calidad de la celebración planeada. ¡La versatilidad es también uno de sus puntos fuertes!

Pareja el día de su boda contemplando la ciudad de Barcelona desde la terraza de un hotel urbano en Barcelona
Fotostudi

4. Profesionales expertos

Entre los variados servicios que incluye un hotel urbano destaca la excelente calidad de sus chefs, que en sus propuestas gastronómicas mezclan recetas tradicionales con ese toque de innovación extraordinario que tanto gusta a las parejas hoy en día. Del mismo modo, es habitual que los grandes hoteles cuenten con un departamento exclusivo para bodas y que los wedding planners se encarguen de hacer realidad vuestros deseos: las ideas de decoración para boda, la disposición de las mesas, la forma de vestir estas, el photocall...

5. ¡Todo en uno!

Asimismo, es posible encontrar hoteles urbanos en los que es posible organizar tanto la ceremonia civil como la celebración de la boda. Sin duda, un plus de comodidad y relajación para vosotros y para todos los asistentes, ya que no será necesario hacer ningún tipo de desplazamiento y podréis disfrutar plenamente de la mágica jornada nupcial desde el primer momento y sin interrupciones.

Ceremonia civil en una terraza al aire libre en un hotel urbano
The Westin Valencia

6. Ahorro en varias partidas

Existen paquetes de bodas en los que los hoteles suelen hacer precio de grupo a partir de cierto número de huéspedes. Es costumbre, además, que regalen a los novios la suite nupcial: una estancia maravillosa para la primera noche de casados/as.

7. Decoración adaptable a vosotros

Una ventaja innegable de los hoteles urbanos es que, entre su diversidad de estilos, podréis encontrar el que mejor se adecúe a lo que buscáis para vuestra boda. Los hay más vanguardistas y modernos, ideales para las parejas cosmopolitas; con interiorismos señoriales para las que prefieran la elegancia pura de una ambientación más tradicional; al lado del mar para las que sueñan con tener el mágico sonido del mar como telón de fondo de una de las jornadas más felices de sus vidas... Del mismo modo, no tendréis problema en representar una temática en particular o en personalizar al máximo los diferentes escenarios. ¡Y es que solo encontraréis facilidades!

Salón interior para el banquete de boda en un hotel urbano de Sevilla
Hotel Alfonso XIII

8. Vistas de ensueño

Dependiendo de la ubicación del hotel y del lugar del mismo en el que vayáis a celebrar la boda, podréis disfrutar de unas vistas inigualables en 360º de la ciudad –sobre todo en un hotel con terraza–, que os permitirán distinguir algunos de los edificios más emblemáticos de la misma. ¿Y qué os parecería disfrutar de una maravillosa panorámica sobre la inmensidad del mar? Difícil resistirse ante todas las posibilidades de este tipo de hoteles, ¿verdad?

Y ahora que ya conocéis las 8 ventajas de casarse en un hotel urbano, id pensando cuál de vuestra ciudad encaja mejor en lo que deseáis para el gran día. Felicidades por el gran paso que estáis a punto de dar... ¡y por vuestra elección!