La previsión es vital siempre y, sobre todo, en una gran ocasión. Por eso se recomienda aquirir el vestido de novia entre siete y nueve meses del enlace y enviar las invitaciones de boda con unos tres meses de antelación. ¿Enfrascada en la organización del día B todavía no has tenido tiempo de adquirir tu outfit navideño? Tranquila porque te ayudamos a dar con los vestidos de fiesta perfectos para estas fechas señaladas. ¡Brillarás!

Consejos para el estilismo de Nochebuena

La Nochebuena es una cena familiar que, por lo general, se celebra en casa, por lo que los looks extremados están descartados. Opta por ir elegante y sobria, sin brillos ni estridencias. Un vestido liso o de estampados sencillos, en tonalidades neutras, oscuras o poco llamativas será la elección ideal. Decántate, asimismo, por complementos discretos que completen el estilismo.

Comidas navideñas con estilo

La comida del 25 de diciembre suele ir precedida de una noche de excesos gastronómicos y muy larga. Así que sé previsora y deja preparado tu outfit con anterioridad para que solo tengas que maquillarte, peinarte y ponértelo. Lo ideal es que en una fecha tan especial en el calendario escojas un traje elegante y que, al mismo tiempo, te resulte cómodo. ¿Sugerencias? Sobre todo diseños que estilicen con mangas francesas y de largo midi, por ejemplo, pero también que no sean de cintura entallada. ¡Recuerda que es otro gran día de comilonas! También resultarán muy apropiados los que tienen una amplia falda en A.

Fin de año para deslumbrar

Nochevieja sí que es una fecha ideal para lucir tu silueta en todo su esplendor. Eso sí, comprueba antes qué marca tendencia en la actualidad. Descubrirás así que se llevan los vestidos de fiesta cortos, incluso los de falda muy mini. ¿Más cosas? Sí, también los tejidos satinados o brillantes, en tonalidades doradas y plateadas, ideales para no pasar desapercibida. ¡Hay que dar la bienvenida al nuevo año con un estilismo de 10! Sin embargo, también acertarás con un vestido de fiesta rojo –infalible en estas fechas, impactante y siempre elegante–, así como con tonos granates, negros, azules... ¡Deslumbrarás!

Si apuestas por un vestido de fiesta largo, ten en cuenta que suelen incluir escotes pronunciados o bien dejar la espalda al descubierto. Pero tranquila. Será imposible pasar frío si lo acompañas de un espectacular abrigo de fiesta. Por cierto, las plumas están a la última para adornar los modelos, así como las lentejuelas.

La magia del día de Reyes

Si la noche de Reyes vas a llevar a tus sobrinos o hijos a la cabalgata, ten en cuenta que son actos multitudinarios en los que conviene vestir cómoda. Es momento de que prime la practicidad para que el día de Reyes se haga la magia. Esta jornada, tan ansiada sobre todo por los familiares de corta edad, se convertirá en la excusa perfecta para lucir un estilismo creativo con flecos, volantes, preciosas aberturas en la falda o un escote asimétrico, por ejemplo. ¡Incluso con insinuantes transparencias! La diferencia también la puede marcar un gran estampado, tan a la moda, o un elemento de tamaño XXL, como un lazo o una manga abullonada.  

Cromáticas para triunfar

Entre los vestidos de fiesta 2020 que proponemos encontrarás las tonalidades más apropiadas para lucir espectacular durante la época navideña sin renunciar a ir a la última: rojo intenso, morado, negro, combinaciones de blanco y negro y vestidos azules de fiesta en una gama eléctrica y, muy especialmente, en un profundo color Eclipse que roza casi el negro y resulta absolutamente cautivador. Los diseños metalizados también son idóneos para estas fechas tan señaladas, sobre todo durante la última noche del año. ¿Te atreves con ellos?

Aunque la Navidad es una época ideal para dar tregua a toda la organización del día B, quizá puedas sumar alguno de los temas musicales que suenen durante la fiesta de Nochevieja a tus canciones de boda. Y si tienes dudas sobre el peinado de boda que más te favorece, no lo dudes y pide consejo a las invitadas más estilosas. Cualquier ocasión es buena para ir zanjando tareas del gran día.