Dany Traverso
Dany Traverso

Como siempre decimos, el mundo nupcial está en constante cambio. Por ejemplo, en la actualidad, encontraréis vestidos de novia alejados por completo del clásico corte princesa. Y lo mismo ocurre con el traje de novio, el otro protagonista del gran día. Por otro lado, y gracias a la aparición de un sinfín de ideas originales para bodas, la decoración del escenario nupcial ha sufrido una transformación espectacular. Así, podéis encontrar variados estilos y un sinfín de formas con las que personalizar vuestro enlace de forma única.

Pero... ¿y el pastel? ¿Qué ha sucedido con uno de los grandes clásicos del enlace? Pues bien, aunque es cierto que las distintas ideas para candy bar conquistaron el corazón de muchos novios –y aún lo siguen haciendo–, nada ha podido destronar el que siempre ha sido el postre nupcial por excelencia. Hablamos de la tarta de boda. No obstante, y así como en la actualidad encontraréis un amplio abanico de ideas de decoración para bodas que vestirán vuestro escenario, también tendréis a mano una gran variedad de estilos de pastel. Y si bien años atrás el merengue parecía el único ingrediente posible para la tarta de boda, hoy en día las opciones se han multiplicado de forma increíble.

Los enlaces se reinventan año tras año. Las tendencias que se empiezan a ver en vestidos de novia 2019, por ejemplo, así como en trajes o peinados, presentan importantes cambios respecto a los vestidos de novia 2018. Aunque como sucede con todas las modas, es normal que haya tendencias que perduren durante un largo tiempo. ¡Por supuesto! Y eso es algo que también ha sucedido con la tarta de boda. Pasteles como el naked cake siguen enamorando a muchos novios..., aunque este año también lo han hecho otras tartas de estilo innovador e, incluso, artístico. Os presentamos las tartas lienzo: lo último en pastelería nupcial.

La tarta lienzo, ¿cómo es?

¿Qué diferencia la tarta lienzo de otro tipo de pastel? Como su propia nombre indica, las tartas lienzo se caracterizan por sus diseños únicos y exclusivos, semejantes a los de un cuadro pintado al óleo. Y es que la base de la tarta se convertirá en un auténtico lienzo en blanco para el pastelero. ¿Lo sabíais? Sobre él, el profesional en repostería que contratéis para la elaboración de vuestro postre nupcial podrá dar rienda suelta a su imaginación, o bien ceñirse a ese diseño con el que vosotros soñáis para vuestro gran día. Hablamos tanto de dibujos como, incluso, de una mezcla de colores por pisos.

Álvaro Oliva
Álvaro Oliva

Sus ingredientes: clásicos dulces

Como no podía ser de otra forma, para que el pastelero pueda tener la facilidad de trabajar sobre la base de la tarta, esta debe estar cubierta de fondant. Un ingrediente clásico que, bien os decidáis por una boda más o menos convencional, pasará completamente desapercibido gracias a los trazos de pincel que lo cubran.

Por supuesto su interior será de bizcocho, que siempre podrá complementarse con butter cream o mermelada. Como el fondant ya dará ese toque dulzón, a la hora de escoger el sabor de la tarta no os guiéis únicamente por vuestros gustos personales. Pensad en sabores más refrescantes y digestivos. De esta forma os aseguraréis que vuestra tarta sea un éxito entre quienes recibieron vuestras invitaciones de boda caseras. El limón, la fresa o un chocolate con sabor o mousse son, a día de hoy, los sabores favoritos en las bodas. Apostad por alguno de ellos y conquistad a todos los paladares.

Y si os estabais preguntando sobre qué tipo de pintura bañará la base de vuestra tarta, no tenéis por qué preocuparos. Se trata de tinta alimentaria de varios colores. Buenísima, fácil de trabajar y completamente comestible.

Diseños únicos y personalizados

En cuando a diseños se refiere, las opciones son infinitas. Aunque normalmente predominarán los lienzos de flores y pequeñas hierbas, lo cierto es que vuestro pastelero podrá pintar todo aquello que deseéis. Un dibujo que, manteniendo una misma línea de elegancia y colorido, encaje a la perfección en vuestro estilo nupcial. Incluso podréis apostar por un solo color. La idea reside en que esa tarta sea el reflejo de vuestra personalidad, y es por ello que tendréis que prestar atención a los diseños previos en papel que vuestro pastelero os ofrezca. 

Debéis saber que si apostáis por una tarta de varios pisos y el fondant en toda la base os parece demasiado azúcar, podéis combinar distintos estilos de tarta en los pisos que deseéis. Por ejemplo, ¿qué os parece decantaros por un naked cake y justo el piso superior cubrirlo de fondant y pintarlo a juego con los colores del relleno de la tarta? El resultado será fascinante. Comentadlo con el pastelero y que él os acabe de guiar en el diseño de vuestro postre de boda. ¡No fallará!

Gabi Fotografía
Gabi Fotografía

Como el momento en que se lance o se haga entrega del ramo de novia a una mujer especial invitada a la boda, el corte de la tarta acaparará toda la atención de los presentes. Y es que el pastel es, sin duda, uno de los símbolos más emblemáticos del banquete nupcial. Por ello es importante darle un toque de distinción y personalidad. Apostad por una tarta lienzo en vuestro día B y ofreced la mejor de las bienvenidas a ese primer baile al son de las canciones para bodas más románticas. ¿Qué más podéis pedir?