Fandi

Es muy probable que vosotros aún no tengáis niños y que tu cuñada, que sí los tiene, apenas tenga tiempo de seleccionar entre los cientos de vestidos de fiesta cuál será el suyo. Así que a las ideas originales para bodas deberéis sumar amenizar el evento para vuestros invitados más jóvenes, con actividades infantiles, un menú a su gusto, talleres como los de pintacaras que los deje bien guapos y detalles de boda especialmente pensados para ellos, como un pack con globos, pompas de jabón, una libreta y lápices de color.

Lee el reportaje y verás cómo este tipo de asuntos se convertirá en un juego de niños para ti:

1. Talleres

De veras, no querrás tener un niño aburrido en tu boda pues sus padres no disfrutarán como desearían de vuestro gran día. Así que una propuesta muy sencilla es que propongas un taller. Entre los más populares están los de cocina y repostería. Además, cuando terminen, los mayores podréis degustar las delicias que han preparado los jóvenes chefs. También les gustará un taller de manualidades o unas animadas clases de coreografía. Así, si todavía tienen las pilas cargadas a la hora del baile quizá os sorprendan haciendo demostraciones mientras suenan las canciones románticas para la boda que habéis seleccionado.

Cristina Illán

2. Personaliza el menú

Los invitados de corta edad agradecerán que pienses en ellos a la hora del catering y te decantes por platos más sencillos de comer y con sabores conocidos para ellos. Pero piensa que es una celebración especial y también debe notarse, así que deberás pedir que los platos estén decorados de forma diferente, con gran colorido o incluso, siguiendo una temática. Verás cómo atraerás su atención y no se echarán a perder alimentos.

3. Disfraces

Tanto a mayores como a pequeños nos gusta disfrazarnos, resulta muy divertido y por eso en las ideas para tu photocall debes incluir bigotes, gafas, gorros, boas… ¿por qué no montas también una versión para los niños y niñas en el que puedan disfrazarse de animales o personajes aventureros como piratas o héroes? Incluso puedes completar esta idea con un pintacaras, verás cómo a todos les encanta que un animador les maquille con algún motivo de fantasía.

Carla Valladares

4. Packs infantiles

Unos regalos de boda baratos pero muy resultones para tus jóvenes invitados pueden ser los packs infantiles que incluyan tizas, libros para colorear, lápices, globos y pompas de jabón, por ejemplo. Estarán muy felices de estrenarlos desde el primer segundo. Eso sí, tened la precaución de no incluir pinturas ni acuarelas con las que se puedan manchar ellos o incluso tu precioso vestido de novia recto. Por cierto, si añades unas chuches el éxito estará más que asegurado.

5. Rincones temáticos

Otra solución muy especial es que instales Tipis –tiendas de campaña indias– donde tus jóvenes invitados puedan adentrarse en una aventura. Existe empresas que alquilan estos elementos y otras que además tienen propuestas para hacer la fiesta temática con comida y animación.

Si lo prefieres, reserva un área para juegos y lectura donde haya libros, cuentos, puzles, álbumes para colorear o incluso una pizarra donde puedan escribir o dibujar.

The Wedding Planner Company

6. Yincana

Otra idea que emocionará a los niños es prepararles pruebas tipo yincana, de todo tipo, pueden ser imitando que están en una granja y tienen que hacer que funcione o incluso que vivan una aventura trepidante como que reciban un mapa y vayan en búsqueda del codiciado tesoro. Todo ello puede ir ligado con la idea que se disfracen con la temática a desarrollar.

7. Actividades deportivas

Si los niños son un poco mayores y el jardín grande, no descartes el deporte como el baloncesto, el fútbol o la petanca. También pueden volar cometas o bailar con un hula hoop o lanzar un disco volador, siempre que pueda ser una zona donde los balones y estos elementos no resulten un peligro para la vajilla o la cristalería.

Fandi

8. La clásica piñata

Las piñatas nos traen a todos recuerdos de la infancia. Propicia un momento de risas y jolgorio con una rellena con caramelos, flores o confeti. Incluso su forma puede ser personalizada y puede imitar un corazón. Y puedes solicitar que la decoren con motivos de calas, para recordar al precioso ramo de novia con calas que llevarás.

9. Piensa en los bebés

En último lugar, piensa también en tus invitados menores a los 3 años y especialmente los lactantes, quienes necesitan una supervisión constante. Así que resultará ideal que habilites una pequeña sala o rincón específico donde haya cunitas, parques y cambiadores. Lo ideal, si alcanza el presupuesto, es que contrates a una persona cualificada que pueda atender a los bebés y avisar a los padres si ocurre algo. Y para la hora de comer, un microondas donde puedan calentar los biberones o potitos y, si es posible, un área íntima con sillones cómodos donde las madres puedan dar el pecho. Este lugar deberá estar algo alejado del ambiente festivo y, sobre todo, de la música, para que los bebés puedan dormir a pierna suelta cuando les apetezca.

Fandi

En el día de la boda ten paciencia pues los niños no entienden de protocolos, son espontáneos y se les tiene que querer justamente por eso, van sin filtros. Así que si te dicen que estás guapísima con tu vestido de novia sobrio y elegante, que les encanta tu original ramo de novia o te agradecen que han pasado un día inolvidable, créetelos. ¡Esperemos que todos disfrutéis de un día único!